Análisis DeVuego Sin categoría

Waves… Out!

9 abril, 2021 4 mins de lectura

por:

Waves… Out!

Dejadme que os cuente mi primer contacto con este juego.

Allá por el año 2018, no recuerdo exactamente cuando, tuve la suerte de poder visitar las oficinas del PlayStation Camp Bilbao. Está claro que mucho ha cambiado desde entonces, desde luego es una experiencia que resultará complicada de repetir en un futuro cercano. El motivo de la visita fue el de realizar una serie de entrevistas a uno de los miembros de cada equipo que estaban desarrollando sus juegos en ese momento, a saber, MainLoop con su Submersed y Crevice Games con Waves Out! , además de hacer lo propio con Jon Cortazar de Rel3vo. Si no publiqué nada en su momento fue por una jugarreta de novato con los detalles técnicos a la hora de grabar el audio. El resultado fue, a parte de una decepción personal, una pérdida de tiempo para los tres entrevistados. Pero de todo se aprende.

Os cuento esto porque, tiempo después, Submersed fue lanzado al mercado y, en el evento de celebración al que fui invitado, me informaron de que Waves Out! quedaba en el congelador.

Mi sorpresa hace unos meses fue mayúscula al informarme sobre el proyecto y su futuro lanzamiento. Apunté la fecha en mi calendario y me decidí a probarlo una vez estuviera a la venta. Todo son ventajas al colaborar con DeVuego, y así es como me pasaron la clave para analizar este juego desde un punto de vista paternal, ya que mi intención era jugarlo con mi hija de 6 años.

“Muy bien” diréis, “pues háblanos del juego”. No os falta razón, pero quería contar todo esto para poneronos en situación. Vamos a ello.

Waves Out! es un juego con el que puedes jugar sólo o acompañado por una persona en modo versus.

Tu objetivo, si juegas sólo, es controlar a Magnetin y que éste utilice su poder de atracción magnética para desplazar por un mapa una determinada cantidad de bolas de acero hasta un agujero por el que se adentrarán. Tu capacidad de atracción es limitada y cuando se gasta te quedas paralizado durante un momento. Atrae las bolas con cuidado para salvar obstáculos, subir rampas, acercarlas a ventiladores que las lanzan y poco más.

Dispones de un tiempo limitado en el que deberás recoger una cantidad indicada para poder pasar a la siguiente fase de tiempo, en el mismo mapa. Puedes elegir entre trece mapas diferentes en modo un jugador, pero que en realidad son variaciones de los 4 principales. Hay powerups que alargan tu tiempo de atracción, atraen las bolas hasta tu posición, multiplican el valor…etc. Otro modo para un sólo jugador es el de supervivencia, sumando tiempo a cambio de coleccionar bolas.

Donde está la salsa del juego es en el modo versus, o al menos es lo que se espera. Este modo uno contra uno añade esa capa de competición que tanto atrae a todo el mundo. Batallaremos en cuatro mapas diferentes donde se nos propone alcanzar la cifra mágica de 100 bolas de acero a nuestro favor. En este modo los powerups son el gran aliciente y con el que puedes decidir una partida. También tienes a tu disposición una energía para activar unas torres eléctricas que harán que la bolas de acero se desplacen hacia el lado que inclines el joystick, provocando una avalancha de bolas en un segundo. Si eres capaz de combinar algunos powerups te será sencillo apuntar muchos tantos en tu marcador.


Los mapas se complican, y su diseño también. Y aquí viene uno de los primeros problemas. Ha habido partidas en las que uno de los personajes se ha quedado atascado entre rampas, ha saltado fuera del mapa, ha atravesado alguna pared… ¿veis por dónde voy? Y claro, cuando esto pasa, la partida hay que acabarla. Además la variedad de mapas es muy escasa.

La premisa del juego me atrajo desde el primer momento, pero al jugarlo en el salón de mi casa se me hizo escasa. La poca variedad de mapas, o de objetivos en las partidas, el poder “chetar” a tu personaje en poco tiempo y una banda sonora taladrante hicieron perder el interés de ambos a los pocos minutos de comenzar las partidas.

Si bien es cierto que, quizás en otra compañía y otro contexto se le pueda exprimir un poco más a Waves Out!, para mi se queda como anécdota y pasará sin pena ni gloria entre los lanzamientos de este año. Quizás el retomar el desarrollo y lanzar el juego no sea más que un movimiento empresarial por intentar recuperar parte de la inversión en el mismo. O quizás sea culpa mía el no haber entendido la propuesta del estudio.

Sea como sea, aquí o dejo el enlace para que podáis verlo en acción y valoréis por vosotros y vosotras mismas.

Aquí tenéis el enlace para comprarlo en la tienda también.

Ay Magnetin, vaya tiempos aquellos en los que te colabas en todas partes por Twitter, te seguiré echando de menos.

¿Te ha gustado? Apóyanos en Patreon para seguir creciendo y obtén acceso a contenidos exclusivos

Autor

Video jugador, SuperBugFinder, me gusta lo indie, cuando tengo tiempo juego, si tengo más tiempo creo contenido en Twitch y  YouTube