Artículos Destacado

La importancia del impulso académico de videojuegos en España

23 noviembre, 2020 4 mins de lectura

La importancia del impulso académico de videojuegos en España

El mundo de los videojuegos ha sufrido una gran evolución en los últimos años desde todos los puntos de vista imaginables. La producción y desarrollo de videojuegos tanto en España como en el resto el mundo está en un punto de no retorno en el que los lanzamientos diarios de videojuegos compiten en cantidad y calidad con las publicaciones en el sector editorial, ambas apoyadas por la instantaneidad y libertad que aportan los medios electrónicos y la autopublicación. Igualmente, en el terreno de la publicidad y la difusión, el videojuego ha sabido cómo llegar a los fans (a diferencia del mundo editorial) y posibles consumidores utilizando diferentes medios como las distintas plataformas de streaming como Youtube o Twitch, las redes sociales o, por qué no, la televisión comercial con nuevos programas enfocados al mundo gamer. En definitiva, nuestro medio electrónico de entretenimiento se ha convertido, por méritos propios, no solo en una industria revolucionaria y con gran futuro comercial, sino en un medio de expresión con unas capacidades casi infinitas.

A partir de aquí han surgido una gran cantidad de opiniones y debates en torno a lo que verdaderamente es un videojuego, cuáles son sus capacidades o el papel de la prensa en el medio. Sin embargo, la pregunta que me parece más interesante de todas las que se han formulado en los últimos años es si podemos considerar al videojuego una nueva expresión artística. Algunos, más conservadores, creen que en un videojuego lo único que importa es el componente lúdico; la diversión por encima de la expresión. Sin estar del todo equivocados (sería extraño pensar en un videojuego que no sea, a fin de cuentas, entretenido o divertido), yo creo que este medio electrónico tiene una capacidad de creación y expresión tan rotunda que, si algunos no lo quieren considerar un arte en la actualidad, no pueden negar que este tiene las capacidades suficientes para considerarse como tal.

¿Es el videojuego un arte?

Sin querer entrar en divagaciones sobre qué es el arte, ya que la respuesta puede ocupar volúmenes enteros sin tan siquiera llegar a una conclusión coherente, desde nuestro propio conocimiento del arte podemos entender, aunque sea de manera esencial, por qué alguien puede creer que el videojuego es un arte. En términos generales, las cualidades más importantes del arte son la representación (ya sea de ideas, sentimientos o historias), la estética (otra palabra peligrosa para definir) y, desde mi punto de vista, la subjetividad. Si analizamos un videojuego con detenimiento, podemos descubrir que cumple a la perfección estos tres requisitos básicos y otros muchos en los que no nos vamos a detener ahora. Por lo tanto, ¿si un videojuego puede ser arte, por qué no podemos considerarlo como tal?

La respuesta a esta pregunta no depende completamente del propio medio electrónico, ya que desde la industria se está apostando por videojuegos con una mayor carga subjetiva, narrativa y un gran trabajo de expresión artística. Sin embargo, la realidad es que al medio le falta un apoyo fundamental: el científico-académico. Es cierto que en la actualidad se está dando una mayor inclusión del videojuego en el aula dentro de los ciclos de enseñanza básicos y universitarios, pudiendo ver en España tanto colegios, como institutos, además de grados y másteres universitarios, que enseñan alguno de los conceptos o disciplinas relacionadas con el videojuego; además de que uno de los mayores logros dentro de la enseñanza académica son los grados y másteres específicos de desarrollo de videojuegos donde se estudian todos los aspectos relativos a la creación de un videojuego.

No obstante, el apoyo académico al que me refería anteriormente no tiene que ver tanto con este hecho, sino con que el estudio académico del videojuego es una realidad muy lejana dentro de las universidades españolas, la cual ha comenzado a dar sus primeros pasos fuera de una neblina de conceptos vagos y sensaciones de claustrofobia, donde los estudios sobre videojuegos eran dispersos y no se tenían como “obras serias”. Por esta razón, la creación de grupos de investigación innovadores y líneas de investigación centradas en las diferentes disciplinas que envuelven al videojuego puede ser un punto de partida para encauzar todo ese potencial que esporádicamente se ha visto entre los estudios universitarios y, así, poder dar un verdadero apoyo al sector del videojuego, apostando por sus cualidades y su gran potencial. En esta línea, es interesante la labor que están llevando a cabo tanto el Institut de la Comunicació de la Universitat Autònoma de Barcelona como la editorial Héroes de Papel quienes, conjuntamente, han creado un sello editorial enfocado al estudio académico del videojuego, lo cual supone, desde luego, un salto de gigante dentro de la industria.

Nuevas publicaciones dentro del sello editorial Héroes de Papel Studies

Los libros publicados por el sello Héroes de Papel Studies son el claro ejemplo de una necesidad que hasta el momento se había intentado subsanar muy pocas veces y que suponen una simbiosis muy interesante entre los estudios científico-académicos y el público aficionado a los videojuegos. Esta simbiosis puede llegar a suponer un cambio de mentalidad sin precedentes hasta el momento, donde el videojuego se adentra en el nebuloso entorno de los estudios académicos, arraigando así un apoyo necesario, y se asegura una gran difusión entre un público entregado al medio gracias a una línea editorial de gran éxito y calidad.

Por lo tanto, si esta necesidad de estudio académico y apoyo desde las instituciones universitarias se extendiera por el resto de los organismos y contase con el apoyo de la industria del videojuego, podríamos estar ante un cambio de paradigma sin precedentes: el videojuego, al fin, valorado por su verdadero potencial y no por la imagen que se ha extendido por el imaginario colectivo de juguete sobrevalorado sin ningún tipo de valor cultural. El videojuego, creo, es un arte que tiene que pulirse y adentrarse en territorios que hasta el momento son como una selva frondosa y la investigación puede ser uno de los principales medios para conseguir llegar hasta el corazón de la jungla.

¿Te ha gustado? Apóyanos en Patreon para seguir creciendo y obtén acceso a contenidos exclusivos

Autor

Proyecto de filólogo y fan de los videojuegos y la literatura.