Artículos Destacado Opinión

[Opinión] Cómo pasé de menospreciar a los indies a admirarlos

7 julio, 2020 3 mins de lectura

[Opinión] Cómo pasé de menospreciar a los indies a admirarlos

[Opinión] Cómo pasé de menospreciar a los indies a admirarlos

Sí, tengo que ser honesto y confesar. Hubo una época en la que creía que los indies eran meros pasatiempos, entretenimientos básicos, juegos muy simples que no tenían mucho misterio y que no podrían competir con los triple A, siendo juegos cortos y sin mucha química. En parte no me equivocaba y muchos juegos son así, juegos para pasar el rato, divertidos y entretenidos, que cumplen su función.

Sin embargo, sí estaba completamente convencido de que eran juegos inferiores, que ni por asomo podrían superar en ningún aspecto a los juegos de Nintendo, Sony, Microsoft o de cualquier compañía grande. Creía febrilmente que eso era así.

Y, efectivamente, me equivocaba. Los indies son tan buenos y en algunos casos incluso mejores que los juegos con mayor presupuesto. Porque, realmente, te paras a verlo y la mayor diferencia entre indie y triple A es el presupuesto que tienen.

Todo cambió cuando entré en el mundo de la prensa del videojuego. Quién me conoce sabe que llevo más de cinco años de mi vida dedicados a VidaoPantalla, página web que me ha dado muchas alegrías y que me ha hecho formarme no solo como profesional, sino también como persona. En ella, hemos hecho muchos contactos con la industria, en especial con juegos indie, y ha sido así cómo empecé a probar estas obras. Y aunque al principio era reacio, no me costaba nada disfrutar y pasármelo bien con los indies.

Así fue pasando el tiempo: jugaba, analizaba, y entonces me di cuenta del potencial que tenían estos juegos. Y fue entonces cuando llegó el juego que me enamoró por completo y que haría que amase a los indies: Oceanhorn: Monster of Uncharted Seas.

La obra, desarrollada por el estudio finlandés Cornfox & Bros fue un flechazo directo a mi corazón. The Legend of Zelda es mi segunda saga de videojuegos favorita, y pensar que un grupo de fans pudieron hacer su propia versión y poder jugar un juego similar… No era consciente de ello. Poco a poco, fui conociendo más videojuegos independientes, algunos de fuera como Yooka-Laylee de Playtonic Games o los The Walking Dead de Telltale, pero también he ido conociendo que en España tenemos mucho talento, como Effie, de Inverge Studios, Dawn of Fear, de Brok3nsite o el reciente Summer in Mara, de Chibig Studio.

Con todo esto, quiero deciros que no pasa absolutamente nada por equivocaros. Yo lo hice, y hoy estoy enamorado de los indies. O mejor dicho, hoy respeto y admiro a los indies, a las personas que son capaces de luchar por lo que creen y sacar adelante su proyecto.

Me quito el sombrero.

¿Te ha gustado? Apóyanos en Patreon para seguir creciendo y obtén acceso a contenidos exclusivos

Autor

Graduado en Comunicación Audiovisual. Jefe de Relaciones Públicas (PR) y Community Manager de VidaoPantalla. Redactor en DeVuego. Guionista, presentador. Fan de Resident Evil y amante de los videojuegos y la televisión. Shergiock@gmail.com