Skip to content Skip to footer

Crashy Laps: lo más chocante no son las vueltas

Me encantan los juegos de coches pero lamentablemente no es un género donde los desarrolladores españoles sean muy prolíficos. Aun así, intento jugar a todos lo que se publican y, entre ellos, a pesar de que su aspecto no me llamaba demasiado, a este Crashy Laps.

Cuando ví las imágenes de Crashy Laps inmediatamente vinieron a mi memoria mis partidas en la mítica recreativa Super Sprint de SEGA, aquella con los tres volantes, por esa vista cenital (o isométrica, a elección) de las carreras. El juego de CheapeeSoft es lógicamente un intento de homenaje a estos clásicos, como Super Off Road o Supercars 2 (¿por algún motivo todos llevan el prefijo Super?), y no es el primer desarrollador español que lo hace, porque ya hemos tenido varios como los de 2KSomnis, curiosamente publicados también por Jandusoft, como el que nos ocupa.

Imagen de Arkadium Retro Arcade

Crashy Laps nos pone a los mandos de un vehículo que compite en un circuito en solitario o contra otros tres pilotos controlados por la máquina. El circuito al completo es visible en todo momento en pantalla, y podremos optar por la vista cenital o isométrica. Yo he optado por esta última porque me parece más atractiva, pero quizás sea más sencillo con la cenital. En cualquier caso, es cuestión de gustos. Los modos de juego son los habituales: contrarreloj, partida rápida, campeonato y gran premio, y los circuitos son suficientes y variados. No tan variados son los coches, puesto que hay un único modelo, aunque personalizable en cuanto a sus colores. Para desbloquear los diferentes circuitos del juego tendremos que completar ciertos objetivos previos.

Quiero empezar por lo bueno, y es que, sinceramente, me he divertido jugando a Crashy Laps. Otro punto positivo es su sistema de avance, que nos obliga a ir completando ciertos objetivos para poder competir en nuevos circuitos. Primeramente tendremos que completar algunas vueltas contrarreloj en cada circuito para poder competir en él, y posteriormente obtener copas de diferente nivel en los campeonatos respectivos para tener acceso a nuevas zonas. Este sistema, que inicialmente me pareció algo tedioso, al final he de admitir que se convierte en una buena manera de obligarte a conseguir la suficiente experiencia para competir en pruebas más difíciles.

Ahora lo malo. Y lamentablemente hay mucho que decir. En primer lugar los gráficos son tremendamente pobres, por no decir cutres. Se puede tener perfectamente un aspecto retro sin ser cutre, y Crashy Laps lo es, y mucho. Especialmente los coches, que se ven muy simples con esas texturas totalmente planas. Y para un único modelo de coche que tiene el juego, creo que bien se podría haber hecho un poco más detallado. Los circuitos, aunque con trazados interesantes, a veces parecen haber sido dibujados con paint, y aunque sus temáticas son variadas y aportan diferencias jugables apreciables, sus detalles y cuidado son totalmente nulos.

El menú es un jeroglífico. Es verderamente incómodo, muy poco amigable. A esto no ayuda la forma en la que se van desbloqueando los diferentes circuitos que, aunque como he dicho antes sí me parece un manera interesante de plantear el juego, precisamente necesitaría de un menú mucho más fácilmente navegable, que dejase claramente de un vistazo qué hemos desbloqueado, qué no, y cuál es el siguiente paso para seguir avanzando en el juego.

La conducción, aunque bastante satisfactoria y que no consiste para nada en acelerar y girar como un loco, tiene a la vez un punto frustrante en los choques. Y no tanto porque los estos penalicen bastante -que es un punto habitual y aceptable de este tipo de juegos-, sino porque no hay un botón de marcha atrás ni tampoco de restablecer coche, por lo que que tendremos que esperar a que el juego considere que ya no podemos sacar nuestro vehículo del bloqueo en el que se ha visto condenado. La mejor opción en este caso será hacerlo chocar aún más contra el borde del circuito para que el juego “comprenda” que ya no podemos salir de ahí.

El resto de aspectos negativos son detalles que denotan falta de dedicación, como por ejemplo los coches. Ya que hay varios tipos de terrenos, qué menos que algún tipo de coche que encaje mejor con cada tipo de terreno ¿no? No digo más, pero un modelo por tipo de terreno sería suficiente. Lo típico: un coche de rally, un todoterreno tipo pickup y un coche de carreras tipo GT sumado al fórmula 1 que nos acompaña en todo momento sería suficiente. Ya no hablemos de más posibilidades de personalización, eso habría estado bien, pero tampoco se puede pedir siempre.

Todas estas críticas que hago son siempre teniendo en cuenta que estamos hablando de un videojuego comercial, que se vende a un precio de casi 7€ y que está siendo publicado por una editora profesional. Creo que cuando se llega al punto de vender un videojuego, este tiene que cumplir unos mínimos de calidad. Para poner en práctica nuestras habilidades de desarrollo, recibir comentarios de los jugadores y aprender a hacer videojuegos existen muchas otras posibilidades previas al lanzamiento de un videojuego comercial.

Al menos tengo un récord mundial

Conclusiones

Jugado en Xbox Series S gracias a una clave facilitada por Jandusoft.

¿Te ha gustado? Apóyanos en Patreon para seguir creciendo y obtén acceso a contenidos exclusivos
Become a patron at Patreon!

Autor

Padre | Informático | Gamer | Metalero
Comunicador y documentalista de videojuegos

Creador de DeVuego, DoblajeVideojuegos, DeVuego LATAM o PonVozATuJuego, entre otras.

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.