Artículos

Entretenimiento Digital: Un gran negocio para inversores y consumidores5 min read

29 octubre, 2018 4 mins de lectura

por:

Entretenimiento Digital: Un gran negocio para inversores y consumidores5 min read

Hoy en día el mundo corre una Carrera contra el tiempo, la digitalización ya no es el futuro sino nuestro presente. Alrededor del globo se crean y mejoran millares de nuevas tecnologías, Inteligencia artificial, realidad virtual, reconocimiento facial. Y las relaciones sociales están minadas de experiencias digitales. A su vez la industria del entretenimiento digital crece a pasos agigantados. Y a diferencia de lo que muchos creen, mientras algunas máquinas reemplazan el capital humano, se crean nuevas posiciones atadas a esta industria. De acuerdo con las estadísticas, se pronostica que para 2021 el mercado global del “entretenimiento y las redes sociales” tenga un valor de 2.2 trillones de dólares. Mientras que según Statista, en España, el video online y la música digital registran ingresos de 114 y 152,4 millones de euros, respectivamente.

Estas cifras más que alarmantes, son positivas teniendo en cuenta que el mundo se dirige hacia un modelo de economía digital. Un sistema en el que las plataformas también facilitan la economía colaborativa y que le apuesta al direccionamiento sostenible de la tecnología, más que a la intensidad de la misma. En este sentido, sectores como el FinTech, los E-sports, las redes sociales, entre otros, han desarrollado estrategias de innovación, como pilar del nuevo modelo económico. Estas tácticas prometen altas rentabilidades para este tipo de industrias apoyadas en la digitalización.

 

Origen: pexels.com

 

E-Sports

Vinculados a la digitalización, uno de los “nuevos mercados”, es el de los e-sports. Esta industria pretende alcanzar un valor de 138 mil millones de dólares a finales de este año. También es una industria que a la vez que va creciendo está generando puestos de trabajo. No solamente se puede ingresar a este mercado como jugador profesional, sino que se emplea personal en el desarrollo de los juegos, porque no se puede plantear la existencia de videojuegos sin programadores. En la preparación de torneos, publicidad, psicólogos, fisioterapeutas e incluso posiciones de administración, que participan generalmente en el apoyo a los equipos. De acuerdo a estadísticas en España un jugador promedio devenga entre 1000 y 5000 euros mensuales.

Vinculado a este negocio está el de los juegos en línea. El recaudo de los casinos digitales alcanza casi 15 mil millones de dólares anuales, alrededor del mundo. A su vez, estos generan ingresos adicionales para muchos de los jugadores, es el caso de Betway que registró un record Guinness por el premio más gordo en tragaperras digitales, con un jackpot de 13.2 millones de libras. De la misma manera existen torneos internacionales de e-sports que entregan un total de premios de hasta 25 millones de dólares, como es el caso de del Dota 2, celebrado este año.

 

Origen:; pexels.com

 

Live streaming

Las transmisiones en directo llegan cada vez a más lugares y se generan cada vez desde más fuentes. De hecho se dice que los mismos usuarios que siguen live streaming, son a su vez creadores. Este porcentaje de creadores llega a ser el 42%. Y es que plataformas como Facebook Live, Instagram y YouTube facilitan la interacción de los usuarios para cargar su propio contenido. Otra de las plataformas competidoras en este mercado es Twitch, reproductora de live streaming y especializada en videojuegos. Pero no para ahí, este fenómeno se extiende al mercado, de manera que se convierte en una estrategia marketing para músicos, influencers e incluso para la promoción de los mismos e-sports. Ya que es posible seguir eventos en vivo desde la pantalla del computador o teléfono.

De hecho dentro de os datos sobre esta tendencia, Break Media determino que el gasto el propaganda hecha mediantes videos en vivo llego a ser de 5.4 mil millones de dólares para el año 2016. Adicionalmente, 100 millones de usuarios de Internet ven videos cada día y de esos usuarios, el 80% prefiere ver un video que leer un blog sobre alguna marca. También el 67% de los consumidores de video broadcast, aseguro estar más dispuesto a realizar compras de productos o entradas a conciertos. De hecho, este es un tema importante, en cuanto al streaming y la industria de la música, pues algunas de las perspectivas negativas con respecto a este tema, es que los artistas ven amenazados los derechos de autor con este fenómeno. Pero es de hecho lo contrario. Pues está demostrado que hasta el momento la experiencia de un evento real no se puede reemplazar por un video. Y la clientela actual, prefiere pagar por experiencias que por productos.

 

Origen:; pexels.com

 

Productos digitalizados y Crowdfunding

El entretenimiento no solo se reduce a las redes sociales y los videojuegos en línea, sino que se expandido al mundo real, o más bien desde el mundo físico. Hoy por hoy se pueden encontrar libros, música, películas y todo tipo de contenido de manera digital. Es el caso de Netflix, que cuenta con más de 300 millones de usuarios. Los cuales además consumen 10 billones de horas al mes de contenido visual.

Por otro lado, una de las ventajas que el Fintech ha traido al entretenimiento son las llamadas plataformas de Crowdfunding. Bajo este patrón, una masa de personas comunes y corrientes presta el dinero, que por lo general son algunos ahorros o excedentes que desean invertir en proyectos rentables. En este sentido son una gana y gana. Y son una de las alternativas a la inversión y financiación de videojuegos, por ejemplo.

En conclusión, la digitalización abre un sinfín de oportunidades de negocio enfocado en el entretenimiento. Puestos de trabajo, nuevas formas de marketing, oportunidades de ganancias, inversión y financiación, son solo algunos de los beneficios de la revolución 4.0 y todo esto, mientras se divierte desde su teléfono móvil o el computador de su casa.

Autor

Mi historia no merece ser contada. Gamer y amante de los gatos, principalmente.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola