Juegos Noticias Preview

Avance de Arima: impresiones sobre la nueva melodía de 3D2 entertainment

16 octubre, 2017 3 mins de lectura

Avance de Arima: impresiones sobre la nueva melodía de 3D2 entertainment

Hace unos días estuve deambulando en la Barcelona Games World intentando enriquecerme de todo aquello que pudiera ver y, por supuesto, de todos aquellos videojuegos que pudiera probar. Llegados al último día, cuando me predispuse a regresar al aeropuerto, y eché la vista atrás, sabía que podía irme satisfecho de todos los buenos videojuegos (la mayoría increíbles indies) que había tenido el gran placer de poder paladear. Además sumándole el increíble factor —uno casi mágico— de haber podido intercambiar unas palabras con muchos de los desarrolladores allí presentes, entre ellos los miembros de 3D2 entertainment.

Si algo hacen los chicos de 3D2 entertainment es reconocer las grandes influencias exteriores. No solo me di cuenta de ello al terminar The Crow’s Eye (su primer videojuego), sino que también ellos mismos me lo reafirmaron cuando estuvimos charlando en la Barcelona Games World. En The Crow’s Eye la aglomerada unión de distintos elementos, vistos ya anteriormente en otras obras, cobraba una reavivación cuanto menos curiosa: uno podía adentrarse en Crosswood y a la primera de cambio, a parte de presenciar los distintos puntos de influencia, podía percibir cómo el estudio había materializado audiovisualmente las asombrosas intenciones de querer contar y transmitir una historia y una experiencia personal.

Podría estar todo el día diciendo los nombres de las increíbles influencias que esta vez vi en el nuevo trabajo que está llevando acabo 3D2 entertainment, y la cuestión es que no llegaríamos a ninguna parte. Sin embargo creo que lo brillante de este nuevo Arima (y por extensión la filosofía de trabajo de 3D2 entertainment) no reside en el «préstamo de terceros», sino en cómo consiguen llegar a ciertas conclusiones (parecidas a esos otros juegos con los que uno les podría relacionar) intentando en todo momento perfeccionar el sentido de la estructura y enmarcarla en un sello personal.

El pequeño prototipo de Arima que los muchachos de 3D2 Entertainment habían traído al evento me pareció sencillamente hermoso, no sólo por ser una pequeña demo que exhibía un cuidado y un mimo tremendo en su apartado artístico, sino en general por el conjunto y las ganas de querer aportar que podían apreciarse a través de su lienzo.

Arima quiere brindarnos la posibilidad de entablar un viaje que, por lo que me contaron, a muchos podría recordarnos —como fue en mi caso— a Journey  (una de las múltiples influencias); no obstante, matizándolo de una manera bastante más distinta, y teniendo en mente la idea de ir introduciendo mecánicas y elementos propios de un RPG. El género de aventura es la categoría por la que pretenden apostar esta vez los miembros de 3D2 Entertainment; todos sabemos que la aventura con gente cerca se vive mejor, aunque aquí se sigue manteniendo, por el momento, una cierta aura de indefensión al estar solo frente al mundo, igual que en The Crow’s Eye.

Si el proyecto sigue su curso, y la obra termina por salir al mercado, concibo que traerá momentos en los que nos detendremos a la vuelta de la esquina y la simple presencia de un largo camino, perdiéndose entre los árboles, nos recordará que éste es el mundo que recorremos… uno que, probablemente, estará poblado de momentos bellísimos (más todavía si siguen manteniendo esa línea de arte) y que también nos otorgará posibles paradas para personalizar a nuestra protagonista.

Arima me pareció un firme paso al frente por parte de 3D2 entertainment, y sin embargo para mi, por mucho que me haya sorprendido gratamente, aún no tengo del todo claro si mis concepciones hacía él son las correctas (después de haberlo meditado tranquilamente).

The Crow’s Eye jugaba con las posibilidades del género del terror y, de algún modo, revivía de manera interesante esa aura de pavor psicológico que impartía Portal; pero muchos de sus elementos no eran del todo excepcionales y le hacían sufrir cierta falta de identidad a medida que indagábamos en su jugabilidad. Por su parte Arima no es víctima de eso, al menos no el prototipo que pude probar. Se ve como algo nuevo con lo que quieren experimentar, y por encima de todo algo con lo que están dispuestos a remediar posibles errores pasados.

Es posible que el sabor de boca que finalmente me dejó The Crow’s Eye me haga mantener una cierta actitud reticente hacia Arima… no lo sé. Aun así… me pregunto hacia dónde se encaminará este nuevo proyecto. A fin de cuentas todavía se trata de una idea en pleno desarrollo. Una idea que, sin duda y pese a todo, me tiene bastante intrigado.

¿Te ha gustado? Apóyanos en Patreon para seguir creciendo y obtén acceso a contenidos exclusivos

Autor

Escritor aficionado y artista frustrado. Apasionado por la filosofía y las buenas historias. Entusiasta de la narrativa y la estética. Mi obsesión por H.P. Lovecraft me trasladó al mundo del rol y, desde entonces, no puedo salir de él. «Ph'nglui mglw'nafh Cthulhu R'lyeh wgah'nagl fhtagn».