Análisis Destacado

Super Sports Blast. La versión arcade del deporte

13 abril, 2021 6 mins de lectura

por:

Super Sports Blast. La versión arcade del deporte

El estudio Unfinished Pixel en los últimos años se ha especializado en desarrollar videojuegos de deporte de estilo arcade. Una gran decisión ya que en el mercado español los videojuegos deportivos escasean y apenas encontramos uno o dos lanzamientos al año. Vamos a ilustrar esto con un dato: desde 2018 hasta el día de hoy en nuestro país sólo se han publicado 14 videojuegos deportivos en PS4, Switch, One o PC, de los cuales 4 son de Unfinished Pixel y otros 3 están en Acceso Anticipado. Habría que analizar las motivos de que este género pase tan desapercibido, pero seguramente la razón principal sea que la gente que busca estos videojuegos confía en las grandes producciones que, dicho sea de paso, han llegado a un nivel de perfección y realismo con el que es imposible competir. En cualquier caso, Unfinished Pixel sigue ahí, apostando por una versión desenfadada y arcade del deporte y ha decidido juntar todos sus juegos en una edición llamada Super Sports Blast.

Super Sports Blast volley con Spiderman
Ni los vengadores pueden conmigo

El colorido toque Blast

Super Sports Blast incluye los tres videojuegos de la saga “Blast” de Unfinished Píxel: Super Volley Blast, Super Tennis Blast y Super Soccer Blast. Aunque son tres deportes muy diferentes, en todos encontramos el mismo estilo que es ya considerado la marca de la casa. El estilo “Blast” es simple en apariencia y lo apuesta todo a la jugabilidad: los personajes son simples y cabezones, con un tono cartoon con rasgos muy marcados y totalmente personalizables. Los tres videojuegos contienen un completo editor de personajes y si tenemos la habilidad suficiente podremos recrear versiones “blast” de personajes famosos o incluso de nosotros mismos. Por supuesto, el juego carece de licencias así que no encontraremos a los personajes reales, pero sí a las míticas versiones “libres” de los deportistas más reconocibles.

Super Volley Blast es el videojuego que más esfuerzo pone en recrear diferentes localizaciones para los partidos, haciéndonos viajar por diferentes partes del mundo para jugar diferentes partidos de vóley. Super Tennis Blast y Super Soccer Blast son bastante más simples en este aspecto y se limitan a recrear el campo de tenis o fútbol en cuestión sin demasiado contexto. En cualquier caso, el apartado gráfico en estos juegos debe ser funcional, colorido y simplemente acompañar el tono desenfadado del gameplay que es donde los juegos deben mostrar su calidad.

Super Sports Blast editor de personajes
El editor de personajes es muy completo

Simplificando el deporte

Competir en realismo con los grandes videojuegos es una lucha imposible para los pequeños estudios indie, pero ofrecer experiencias arcade divertidas y entretenidas es algo asequible que Unfinished Pixel logra, en mayor o menor medida, en sus tres videojuegos. Las tres propuestas que incluye Super Sports Blast coinciden en la simpleza de sus controles: apenas tendremos 3 o 4 golpes o movimientos diferentes que tendremos que dominar y combinar para ser los mejores y ganar los partidos. Es un juego que nos hace volver a los primeros juegos en 3D en los que no había golpes realistas, complejos regates o interminables combinaciones de botones. Si hablamos de fútbol: pase, tiro y centro. Si hablamos de tenis: tiro fuerte, tiro cortado y globo. Simple, intuitivo y muy divertido.

Otro rasgo de la saga Blast, muy ligado con el toque arcade y su facilidad de aprenziaje, es su naturaleza multijugador. Pese a carecer de online – principal pega del videojuego – Super Sports Blast se disfruta mucho más si disponemos de varios mandos y de gente con la que jugar. Todos los videojuegos tienen diferentes modalidades multijugador y es mucho más entretenido echar unos piques con los amigos o la familia que jugar contra la IA. Además, contamos con modos de juego “blast” que dan un punto de locura al juego: por ejemplo, en tenis podemos jugar con dos pelotas, con una red que cambia de tamaño, con una pared…etc.

En caso de no poder jugar en compañía, lo cierto es que Super Sports Blast es muy disfrutable de forma individual, especialmente Super Tennis Blast. La IA no es demasiado inteligente, pero la curva de dificultad del videojuego de tenis está muy bien medida y es bastante interesante el modo carrera para llegar a ser el número 1 del mundo. En fútbol y vóley jugar con la consola se vuelve más complejo ya que toman decisiones bastante random que nos pueden arruinar varias partidas.

Los modos “Blast” incluyen locuras como esta: paredes, dos pelotas y patitos encima de la red

Tennis, Volley, Soccer. En ese orden

En DeVuego encontraréis completos análisis de Super Tennis Blast y Super Soccer Blast (el de Super Volley Blast llegará pronto) así que no voy a describir en profundidad cada uno de los juegos, sólo a comentar brevemente lo que opino a grosso modo de la recopilación de los tres.

Pese a que los tres deportes incluidos en Super Sports Blast parten del mismo molde, la realidad es que no todos funcionan igual de bien. Super Tennis Blast es, con diferencia, el mejor juego de los tres. Como comenté en el análisis, es un juego entretenido, con mucha más profundidad jugable de lo que aparenta, con un modo individual atractivo y con una gran sección de modalidades divertidas y retos. Sin duda es el mejor juego deportivo español de los últimos años y, además, la crítica ha sido unánime: la media de análisis en nuestra web supera el 80, algo que no muchos videojuegos logran. Para mí, la presencia de Super Tennis Blast en este recopilatorio, por si sola, justifica la compra.

Super Volley Blast es el segundo mejor. A su favor tiene que cuenta con un modo historia con pequeños diálogos y personajes bastante carismáticos, aunque podemos completarlo en un par de horas sin muchas dificultades. En cualquier caso, es un juego divertido especialmente en compañía – ya que si jugamos sólos nuestro compañero de equipo a veces actúa como si estuviera un poco bebido – y también cuenta con retos y opciones “blast” (podemos jugar con un pollo en lugar de la pelota) que aumentan las horas que le dedicaremos al juego.

Super Sports Blast fútbol
El fútbol es el deporte que menos me gusta de la recopilación

Super Soccer Blast es el que menos me gusta y creo que se percibe menos esmero y cuidado por parte del estudio. En primer lugar, no cuenta con los divertidos modos “Blast”, lo cual no sólo resta muchas opciones y horas de pique, sino que priva al videojuego de una de las modalidades más carismáticas que eran marca de la casa. Pero lo que más penaliza al gameplay es la pésima IA durante los partidos y el poco control que tenemos de la pelota. Es dificilísimo ser precisos a la hora de robar o intentar elaborar jugadas que no consistan en dar pases al pie. Con toda seguridad el fútbol no es el juego más fácil de adaptar a la modalidad arcade y, aunque sólo requiere de un poco de tiempo dominar los controles de Super Soccer Blast, la realidad es que no es tan divertido como los otros dos deportes. Le echaremos unas partidas, especialmente con amigos, meteremos unos cuantos goles espectaculares y poco más.

Conclusión.

Unfinished Pixel ha recogido el trabajo de sus últimos años y lo ha condensado en Super Sports Blast. Tres deportes diferentes presentados en versión cartoon alejada del realismo que proponen otros simuladores. Simple de manejar, pero divertidísima y muy recomendada para jugar con amigos. Su principal pega es la carencia de un modo online. Destaca por encima del resto el tenis, el mejor juego de los tres incluidos, adaptado perfectamente al contexto arcade, aunque el vóley no se queda lejos. En un segundo escalón tenemos el fútbol, la parte que ofrece menos opciones y que no me ha acabado de convencer, pero unas partidas seguro que le echaréis. En definitiva, una de las mejores opciones de videojuegos deportivos para consola que hay ahora mismo en nuestro país.

¿Te ha gustado? Apóyanos en Patreon para seguir creciendo y obtén acceso a contenidos exclusivos

Autor

Jefe de Redacción en

Pese a mi continua obsesión con la literatura, los videojuegos y el deporte, logré acabar mis estudios de filología. Resido en Italia y adoro la pizza.