Destacado Preview

Deck Hunter: primeras Impresiones

16 julio, 2020 2 mins de lectura

por:

Deck Hunter: primeras Impresiones

Desarrollar y mercantilizar videojuegos no es una tarea sencilla y, en multitud de ocasiones, supone un periplo complejo y arduo no exento, en ningún caso, de complicaciones y riesgos.

No solo necesitas una idea firme y potente, sino también apostar sobre seguro y asegurarte de la aceptación de tu producto en un mercado de gustos profusos y diversos. Para suplir estas vicisitudes y, en mayor o menor medida, disminuir la incertidumbre que asola a los desarrolladores independientes han surgido, fruto del ingenio y la necesidad, otras formas de obtener apoyo o retroalimentación por parte de clientes interesados: los kickstarter, basados habitualmente en mostrar imágenes conceptuales o información sobre tu obra para hallar financiación, son bastante comunes. Al igual que los accesos anticipados, que brindan la posibilidad de probar títulos todavía no terminados.

Deck Hunter se encuentra en este último caso en un estado, bajo mi punto de vista, particularmente aceptable y firme.

La premisa del mismo es simple: valiéndote únicamente de tu perseverancia y de un mazo de cartas que irás construyendo y equilibrando conforme avances en la aventura, deberás superar una serie de niveles donde abundan las trifulcas y los enemigos dispuestos a detener tu inexorable avance.

Deck Hunter imagen 2
Ominosos no muertos, arañas de temible mordedura y setas portadoras de un veneno insidioso serán nuestros principales contrincantes.

Las mecánicas de juego son, a priori, simples pero esconden más profundidad, implicación y estrategia de lo que pudiera parecer.

Hay cartas centradas en la ofensiva, otras en la defensa, algunas en curación o en el desgaste: veneno y corrupción que provocan daño por segundo. Debemos ser conscientes en todo momento del valor individual y conjunto de cada una de ellas. Hay una serie de sinergias que hemos de controlar y optimizar al máximo si queremos que nuestra causa prospere y,así, continuar en nuestro trayecto. Al final de cada escenario, nos esperará un jefe junto a su séquito de compinches que supondrán el último y más difícil desafío de cada nivel, por lo que es imprescindible maximizar los efectos de las componentes de nuestra baraja.

He de decir que, a pesar de no estar todavía en un estado finalizado, he disfrutado mucho de Deck Hunter. Es divertido, gratificante, resultón visualmente, fluido y reflexivo una vez que te acostumbras a las mecánicas. Es evidente que todavía hay contenido por suplir e implementar: la frecuencia de los combates resulta en ocasiones poco dinámica y frustrante, algunas cartas necesitan balancearse o mejorar sustancialmente para ser viables en comparación con otras más poderosas, la recolección de materiales y recursos para mejorar el equipamiento de nuestro personaje debería facilitarse y, por el momento, solo hay niveles.

Exceptuando eso, el juego es perfectamente disfrutable y entrañable como para, al menos, estar atentos a su desarrollo y actualizaciones.

Deck Hunter imagen 1
¿Te ha gustado? Apóyanos en Patreon para seguir creciendo y obtén acceso a contenidos exclusivos

Autor

Me gustan las buenas historias, independientemente del formato. El videojuego es una de mis pasiones, y suelo hablar de ella con frecuencia.