Análisis Destacado

Viviette: El terror sevillano y pixelado.

28 mayo, 2020 4 mins de lectura

Viviette: El terror sevillano y pixelado.

Portada Viviette

Qué mejor plan para un fin de semana que alquilar una casa en una isla privada y contar historias de miedo alrededor de una ouija y velas. Viviette nos traslada al siglo XIX, cuando a un grupo de amigos se les trastocan los planes por una historia de fantasmas demasiado reales.

Al principio todo parece muy normal, un grupo de jovenes que se escapa de la gran ciudad para divertirse, pero la diversión acaba cuando Felice, empieza a asustarles demasiado con Viviette.

La Historia de Viviette

Viviette comienza con nuestro protagonista, Jules, hermano de Felice, en el hospital general. Está un poco amnésico, confuso y muy dolorido, y para colmo el inspector de policía Davault le está interrogando sobre los hechos acontecidos ese fin de semana. Jules, entonce, comienza su relato y nosotros comenzamos la pesadilla.

Comienzo de Viviette
Jules, ¿qué pasó en aquel lugar?

Tristan, Brice y Dione, junto con Felice y Jules decidieron contactar con el fantasma de Viviette, para salir de la monotonía. Temerosos de las historias de Felice, deciden largarse de ese lugar tan frío y lúgubre antes de que anochezca. Pero Felice se queda rezagada y Jules decide volver a entrar a la mansión a por ella, encontrándose de bruces con el fantasma de Viviette. Jules, del susto, pierde el conocimiento durante horas, y al despertar se encuentra que ha anochecido y está terriblemente oscuro. Entonces recuerda que en el bote en que llegaron, había una Lámpara Alquímica.

Luces y sombras

A partir del momento en el que Jules recoge la lámpara, comienza de verdad el juego. La mansión Neuville es enorme, con un extenso jardín con aserradero, cementerio y árboles que crujen. La casa esconde mil y un secretos que deberemos descifrar para encontrar a nuestra hermana y salir de allí corriendo. Pero no será fácil. La casa está repleta de habitaciones y cartas que nos irán desvelando la historia de qué le pasó a ese lugar y a sus moradores. Y para desvelar esa historia, deberemos jugar al escondite en la oscuridad e iluminar nuestro camino, pero con cuidado de iluminar lo que no queremos.

Fantasmas, muñecas que cambian de lugar, gritos, psicofonías…y una hermana cargada con un cuchillo poseída y dispuesta a matarnos.

Felice poseida
Corre Jules, Correeee

Controlando a Jules

Viviette tiene tres modos de juego:

  • Fácil
  • Normal
  • Difícil

El juego está pensado para jugar con mando, intenté jugarlo con teclado y se hacía muy cuesta arriba, sobretodo en las zonas de sigilo y pegarte a la pared por el viento.

En este juego se muere, o mejor dicho, se puede morir y no mola nada. Hay unos cuantos escritorios de guardado pero a veces te pillaran lejos y te tocará repetir cosas, hasta llegar donde moriste o te mataron. La casa y sus alrededores, pueden ser explorados desde el minuto uno, siempre con limitaciones de llaves, puertas cerradas, pasos bloqueados… pero tendremos libertad de movimiento.

Los puzles con los que cuenta el juego, son en su gran mayoría muy complicados, por suerte, si somos expertos en este tipo de juegos, y no nos dejamos nada sin mirar, encontraremos pistas que nos ayudaran muchisimo.

Puzle marionetas de Viviette
¿Puzles musicales? sí., por supuesto

Viviette, como buen juego de terror, cuenta con tres finales, uno bueno, otro malo y el otro muy, muy malo. Si nos topamos por desgracia con los malos, nos darán pistas para volverlo a intentar y ver ese final bueno tan deseado. Pero haciendo las cosas con prudencia, llegaremos a él.

Detrás del fantasma de Viviette

Viviette, ha sido creado por los hermanos sevillanos de DYA Games creadores de varios juegos arcades como Bot Vice. El pixel Art de Alberto es uno de los más bonitos con los que me he encontrado, puede llegar a aterrar en muchos momentos y crearte una sensación de inseguridad abismal y en otros llenarte de color la pantalla y de paz.

Conclusión de Viviette

Viviette ha conseguido lo que pocos juegos de miedo consiguen: asustarme. Un juego indie, de apariencia muy cuca, con un pixel art que enamoraría a cualquiera, me ha aterrado más que cualquier Survival Horror de renombre.

La BSO, la atmósfera, la sensación que producen las luces y las sombras, los sustos inesperados de los maniquis y muñecas que se mueven al girarse Jules… Todo ello ha conseguido que Viviette sea un juego muy disfrutable para amantes de las aventuras de terror.

Lo tenéis disponible en Steam y Switch, podéis jugarlo en un par de tardes si sois muy investigadores o en par de horas si lo vuestro es ir rápido, sea como sea, lo vais a disfrutar.

¿Te ha gustado? Apóyanos en Patreon para seguir creciendo y obtén acceso a contenidos exclusivos

Autor

Redactora en | Web

Redactora en mis ratos libres en Orgullo Gamer, en DeVuego y en mi blog, de mi pasión favorita: los videojuegos. En mis ratos ocupada soy TCAE.