Artículos Opinión

No insistan, quizás Kickstarter ya no sea el camino

19 noviembre, 2015 3 mins de lectura

No insistan, quizás Kickstarter ya no sea el camino

Ojeo mi historial de apoyos en Kickstarter, donde suelo contribuir (o patrocinar, como dicen ellos) a todos los proyectos de videojuegos españoles de los que estoy al tanto, y no veo más que campañas canceladas. A continuación echo un vistazo a la cuenta de correo de DeVuego, o a las redes sociales, y veo más y más proyectos que acaban de, o van a, o tienen pensado lanzar una campaña en Kickstarter.

Objetivos desorbitados, malas campañas de promoción, proyectos poco atractivos o, quizás, que la plataforma ha sido colapsada. Poco ayuda que nombres conocidos mundialmente se hayan aprovechado hayan hecho uso del crowdfunding como medio para conseguir llevar a cabo los caprichos que las grandes editoras no le permitían. Con suerte a ellos les ha servido como toque de atención para que finalmente las grandes empresas pongan el dinero que falta (porque seguramente con su campaña de financiación no llegarían ni a mitad de desarrollo) para salir adelante, pero por el camino han pervertido la plataforma y la -quizás ilusa- concepción de que el crowdfunding sirve para que aquellos que empiezan y no tienen otro modo de obtener la financiación suficiente para salir adelante.

Tampoco ayuda que muchos hayan visto en Kickstarter (o en similares, pero al fin y al cabo este es el buque insignia del crowdfunding) un modo de obtener cantidades ingentes de dinero -en sus inicios- para financiar proyectos absurdos, mal organizados o, directamente, falsos. Y no hablo de locuras como la famosa ensalada de patatas, sino concretamente de videojuegos. A la locura de videojuegos independientes costeados gracias a la “patada iniciadora” hemos asistido todos, y todos hemos aportado en mayor o menor medida para que esta moda haya terminado por saturar la plataforma, haciendo que cientos de estudios -o agrupaciones de gente-se hayan agolpado a las puertas hasta crear un tapón que finalmente ha bloqueado las aportaciones de los que nos habíamos situado a abrir amablemente esa puerta del mecenazgo -o la preventa con regalos, mayormente-.

kickstarter_wizards

El caso es que ahora mismo no veo muchas posibilidades de que los proyectos de videojuegos españoles se hagan realidad mediante este sistema. Incluso los que partían aparentemente con más fuerza -véase popularidad y experiencia- se han quedado a las puertas de un objetivo de financiación que, claramente, cada vez es más humilde entre aquellos que inician sus campañas con un poco más de cabeza que el resto. Y aún así, sigo viendo objetivos desorbitados si tenemos en cuenta cómo está la situación en este momento.

Por ello, me pregunto por qué sigo viendo semana a semana nuevos proyectos que tratan de financiarse en Kickstarter. No se si sus promotores no son conscientes de esta situación, si se sienten con la confianza o la esperanza de ser ellos la excepción, o directamente es la ignorancia la que guía estos esfuerzos. Creo que la única vía de obtener algo positivo de Kickstarter es dejar de verlo como una forma de financiación global del proyecto, y más como una pequeña insufla económica al proyecto, al tiempo que una forma de promoción importante -todos los estudios que fracasan, destacan aspectos positivos de la experiencia como la gran promoción que supone para su juego el mero hecho de hacer campaña- y un ejercicio de marketing que sin duda la gran mayoría de estudios necesitan.

No me maliterpreten, les deseo lo mejor a todos y cada uno de los proyectos españoles que optan por Kickstarter, y tanto personalmente como desde esta web seguiremos apoyándolos como humildemente se pueda, pero creo que es necesario un cambio de enfoque al usar esta plataforma -o este medio de financiación en general- o bien directamente buscar otros medios para hacer realidad esa idea. Suerte.

¿Te ha gustado? Apóyanos en Patreon para seguir creciendo y obtén acceso a contenidos exclusivos

Autor

Director en

Creador y Director de DeVuego. Padre. Informático. Ex-Vocalista de Death Metal. Pierdo el poco tiempo libre que tengo haciendo webs de videojuegos como esta.