Artículos OP Opinión

¿Es que nadie quiere hacer un triple A en España?

11 noviembre, 2015 3 mins de lectura

¿Es que nadie quiere hacer un triple A en España?

En los años que llevo siguiendo de cerca el panorama de desarrollo español, he visto algunos cambios, algunas mejoras y algunas cosas que siguen igual. En nuestro país ya no sólo se desarrollan juegos para móviles o adver-games, hemos sido partícipes del boom del videojuego independiente, y hemos -y estamos- haciendo grandes productos bajo ese paraguas.

Mirando hacia el futuro se ven en el horizonte proyectos cada vez más ambiciosos, especialmente a nivel técnico. Las nuevas facilidades que aportan grandes motores gráficos como Unity o incluso Unreal Engine están permitiendo esta subida de nivel en el campo técnico, pero también hay un impulso por parte de los desarrolladores por llegar a niveles de producción cada vez más altos. Quizás más llamativos, al menos para el gran público, si así lo queremos entender.

No obstante, y a pesar de que a diario conozco nuevos e interesantes proyectos, nuevos estudios que nacen con buenas premisas y con gente más preparada que nunca, sigo notando esa falta de visión comercial, el gran talón de aquiles de nuestro desarrollo.

En las grandes ciudades como Madrid, Barcelona o Valencia siguen surgiendo decenas de estudios, pero casi ninguno parece dispuesto a tratar de llegar un poco más lejos de lo que la cuerda del juego indie permite. Más y más estudios siguen teniendo dos, cuatro, seis o como mucho 10 miembros, y sus proyectos, por más interesantes que parezcan, nunca terminan de romper con el estereotipo del juego independiente que tenemos en mente. Creo que necesitamos una ambición todavía mayor.

Rime EdgeNo me malinterpreten. Quiero, deseo y entiendo que debemos seguir manteniendo un desarrollo indie constante, pero a mi entender ha llegado el momento de que alguien de un paso al frente y decida lanzarse a por un producto de mayor escala, de mayor dimensión, que pueda resultar atractivo para la gran masa y reclamar un poco más de atención sobre nuestra industria, esa que todavía no acaba de ser, pero sí. No tenemos suficiente con MercurySteam, o los cada vez más grandes Tequila Works. En definitiva, necesitamos más estudios que quieran hacer un juego triple A.

Si, ya se que un estudio con la capacidad para hacer un videojuego de gran producción no se crea de la noche a la mañana, que es más sencillo comenzar con pequeños proyectos, pequeños riesgos. Pero también creo que es posible una unión de todos esos pequeños esfuerzos para conseguir un gran esfuerzo conjunto que pueda romper las barreras y las dificultades más grandes. ¿Y si en vez de crearse 10 estudios de 5 personas se crease uno de 50 personas? El ámbito empresarial no es el mio, pero estoy seguro de que juntando esfuerzos, tanto personales como económicos, sería posible llegar a algo grande. Por supuesto a costa de un mayor riesgo, pero también de un mayor esfuerzo.

Arturo Monedero (Delirium Studios) comentaba recientemente en FS Gamer que abogaba por la creación una cooperativa de desarrollo indie. Su propuesta hacía referencia a una unión de desarrolladores a nivel de publicación, promoción, etc, lo cual me parece también una idea interesante, pero probablemente seguiríamos produciendo el mismo tipo de producto. Mi idea va hacia otro camino: la unión desde la propia base, la creación de estudios de mayor tamaño, y por tanto de mayores producciones.

Quizás es que en nuestro país tenemos gente muy creativa que prefiere sentirse parte activa del desarrollo antes que pasarse el día modelando ladrillos como se suele decir, lo cual es maravilloso, desde luego. Pero siendo así, quizás lo que necesitamos son más obreros del desarrollo de videojuegos, más gente capaz de aportar su grano de arena a un fin más grande.

Repito que amo el desarrollo independiente español, y creo que debe seguir existiendo en toda su plenitud pero ¿es que nadie quiere hacer un triple A?

¿Te ha gustado? Apóyanos en Patreon para seguir creciendo y obtén acceso a contenidos exclusivos

Autor

Director en

Creador y Director de DeVuego. Padre. Informático. Ex-Vocalista de Death Metal. Pierdo el poco tiempo libre que tengo haciendo webs de videojuegos como esta.