Análisis Destacado Opinión

Restore y su visión sobre la urgencia sanitaria.

7 mayo, 2020 4 mins de lectura

por:

Restore y su visión sobre la urgencia sanitaria.

Empiezo este texto partiendo del simple axioma de que esta es una web sobre videojuegos. Las disertaciones y reflexiones aquí publicadas fluctúan desde meros vistazos y análisis a las obras en si, hasta entrevistas a los loables autores sin los que este proyecto no sería posible, reportajes a cuestiones que suscitan interés y curiosidad, e incluso escritos dedicados exclusivamente a las emociones y sensaciones que un título produce. Esto no es más que un sencillo punto de partida, unas nociones universales sobre las que se tiene que cimentar cualquier medio que pretenda dedicarse a estos menesteres, pero que, en la práctica, engendra más complicaciones y contradicciones de las que podría esperarse.

Los videojuegos, al igual que todos los métodos de expresión urdidos y desarrollados por la humanidad son, indefectiblemente, un reflejo de las ideas, pensamientos, defectos y virtudes de sus autores y del núcleo social en el que se han formado. Debemos concebir a nuestros queridos juegos como un producto de ocio y entretenimiento, por supuesto, pero también cultural.

La cultura no está exenta de ser afligida e influenciada por los conflictos de índole social, política y económica que la configuran y retuercen. Esto nos lleva a la ineludible conclusión de que los videojuegos son políticos, cuatro palabras que han provocado polémica y más de una enajenación mental transitoria entre los sectores más aislados, furibundos y retrógrados de jugadores.

Este es un tema álgido y notorio en la época reciente, pero que siempre ha estado presente en los intentos de nuestra especie de plasmar la realidad en la que viven. No imagino al pueblo español decimonónico diciéndole a mi compatriota aragonés, Francisco de Goya, que no fuera tan político en su afán por representar en pintura los fusilamientos del 5 de mayo, o al reparto original de King Kong diciéndole al director que mantuviera alejada la política de su película sobre colonialismo.

Es de estas premisas de donde nace Restore, en el seno de Unreal Dreams, un pequeño juego que busca evocar unas sensaciones muy íntimas, concretas y personales. Este, por otra parte, es uno de los motivos por los que recomiendo encarecidamente darle una oportunidad a este trabajo, donde se nota el cariño y el mimo del equipo de desarrollo, debido a que se configura como una experiencia tan subjetiva que está abierta a múltiples interpretaciones y lecturas.

Es por ello que, de forma sucinta, voy a exponer las mías.

Los primeros compases de Restore no solo sirven como vía introductoria y presentación del argumento, sino que también son una declaración de intenciones.Este juego fue creado durante la crisis del coronavirus“, se nos dice en una pantalla umbría. Es una afirmación con unos claros y evidentes fines de contextualización: conocer bajo que circunstancias se produjo su creación, y en torno a que pretensiones gira su mensaje.

Unos instantes después, se nos presentan las tareas que deberemos cumplimentar, el escenario que nos rodea y se nos permitirá vislumbrar a nuestro protagonista: un tipo desmañado y larguirucho, emaciado, famélico, débil y, en definitiva, vulnerable. Cubierto de una serie de vendas que le brindarán el cariz de una momia.

Restore imagen 1
En Restore veremos los restos de una antigua civilización

Despertamos en un lugar desolado y lúgubre, donde solo vemos los escuetos resquicios de lo que fue una civilización próspera y primorosa. Seremos espectadores de la decadencia que inunda un escenario cuyo pasado fue opulento. No habrá nadie, a excepción de un personaje sombrío que nos dará unas breves indicaciones sobre los propósitos a los que podemos dedicarnos ahora que estamos despiertos. “Podrás ver a tus seres queridos y amigos, pero primero deberás solventar la crisis que ha consumido este lugar. Hay una serie de objetos poderosos desperdigados en el escenario cuyo uso te permitirá recuperar la gloria de antaño.” La figura nos espeta con ese enigmático mensaje tras despertar de un sueño, probablemente, agradable y placentero y no nos deja otra que ponernos a ello.

Resulta un poco paradójico y sorprendente que una tarea de tan suma enjundia sea encomendada a alguien tan insignificante y desprovisto de medios, pero la meta de reunirnos con aquellos que amamos parece valer la pena y el esfuerzo.No mucho después empezaremos a encontrar escuetas narraciones de la historia del mundo, y de su caída en desgracia. Parece que los habitantes y sus gobernantes priorizaron el oro, las riquezas y el beneficio sobre el valor de la vida y la salud.

Restore imagen 2

Sin que nos demos cuenta, nos habremos visto envueltos en una búsqueda particularmente inmersiva de artefactos y datos. Conforme avancemos, le daremos color, frondosidad y vida a un mundo gris y oscuro. Hay algo resultón y bello en la simpleza visual de los paisajes que iremos levantando que, sin duda, me ha parecido atractivo y brillante.

Sin duda, el logro más meritorio y encomiable de Restore es aprovechar su potencial expresivo para contar una historia demoledora y luctuosa pero, de alguna manera, enternecedora. Lo tenéis en el siguiente enlace de forma totalmente gratuita. Dura una hora, está hecho con pasión y su tono desenfadado, sumado a su magistral banda sonora, me ha ayudado a desconectar de la situación que lleva meses cerniéndose sobre nosotros.

Trailer de Restore
¿Te ha gustado? Apóyanos en Patreon para seguir creciendo y obtén acceso a contenidos exclusivos

Autor

Me gustan las buenas historias, independientemente del formato. El videojuego es una de mis pasiones, y suelo hablar de ella con frecuencia.