Análisis

Allan Poe’s Nightmare. El genio detrás de la pluma

Edgar Allan Poe, durante su vida, y como ha sucedido a tantos otros escritores y artistas, no llegó a disfrutar del dulce sabor del éxito, pasando, incluso, épocas de verdadera miseria. En la actualidad, lo conocemos como uno de los máximos exponentes de la literatura norteamericana y mundial, especialmente relevante por sus obras de terror, siendo su poema “The Raven ” el más notorio. Pero quedarse ahí sería hacer una lectura demasiado superficial. Poe, entre otras cosas, es también el precursor de la literatura detectivesca – siendo Auguste Dupin un prototipo de Sherlock Holmes o Hercule Poirot – y su obra sirvió como fuente de inspiración de grandes escritores como Verne o Stevenson.

Hoy analizamos Allan Poe’s Nightmare, juego para Android e iOS, desarrollado por Gametopia, que profundiza en la figura del escritor norteamericano y nos invita a explorar su compleja vida y atormentada mente. Es un título que, sin dejar de ser entretenido, nos redescubre – o descubre – algunos de los relatos y personajes más relevantes de la vasta obra de Poe.

La pesadilla de Poe

Las musas han abandonado a Poe y no encuentra inspiración para seguir escribiendo. Desesperado, comienza a beber, esperando encontrar en el alcohol algún tipo de estímulo. No sólo no funciona, sino que acaba entrando en una pesadilla de la que no será fácil escapar. Para hacerlo tendrá que recorrer sus propios relatos para escapar de la temible muerte roja.

El trabajo narrativo de Allan Poe’s Nightmare es excelso. Mientras vamos visitando diversas historias como “Los crímenes de la calle Morgue” o “La máscara de la muerte roja“, nos adentraremos, sin saberlo, en la mente del autor. La trama, mientras progresa, desvela los entresijos de la vida de Poe, hablándonos de sus dificultades, vicios y tragedias. Sus problemas con el alcohol, su constante dolor por la pérdida de la amada y la íntima relación que hay en sus relatos entre la muerte y el amor son sólo una muestra de las características del escritor de Boston que podemos percibir mientras jugamos.

Pero, al mismo tiempo, no se nos desvela todo. Sólo jugando no sabremos de qué tratan exactamente las obras, ni cómo concluyen; es una simple invitación a coger y zambullirnos en el libro. Del mismo modo, tampoco es una biografía del autor, sólo un pequeño boceto de una personalidad terriblemente compleja.

Steampunk en blanco y negro

Además de la narrativa, la segunda baza de Allan Poe’s Nightmare es su trabajo artístico, que llama la atención desde la primera imagen. La gente de Gametopia ha optado por recrear el onírico mundo de Poe en blanco y negro, con un diseño steampunk que luce realmente bien. Esta monocromía sólo se rompe con pequeños elementos de color rojo, – como hemos visto en juegos como Madworld (PlatinumGames, 2009) o Nongünz (Brainwash Gang, 2017) – que coinciden con los enemigos, obstáculos o manchas de sangre; y unos objetos de tonalidad verde.

Allan Poe’s Nightmare apuesta por la calidad antes que por la cantidad. El número de escenarios y niveles no es alto, pero cada uno tiene una personalidad y estilo propio. Desde las oscuras calles parisinas que recorría Auguste Dupín, hasta las profundidades del Maelström, todo refleja un gran trabajo de ambientación y un cuidado del detalle extremo.

El apartado técnico se completa con una banda sonora compuesta por una buena selección de piezas de compositores clásicos como Dvorák, Bach o Chopin. Quien tenga curiosidad puede encontrarla en Spotify

Reescribiendo la historia

Allan Poe’s Nightmare es un producto enfocado a conquistar a través de su narrativa y estética y no tanto por su jugabilidad. Controlaremos a Poe, que cabalga sobre una pluma, escapando a toda velocidad de un enorme enemigo. Contemporáneamente tendremos la misión de coger ciertas letras que faltan para recomponer una palabra.

El control es simple: basta un pequeño toque en la pantalla para que Poe ascienda. De nuestra habilidad depende evitar colisionar con algún edificio, esquivar ataques de los enemigos o sortear bombas.

Tendremos que jugar con el dispositivo siempre en posición vertical, algo que acarrea un importante problema: no siempre tenemos tiempo de reaccionar. La velocidad de Poe es alta y, si estamos demasiado arriba o abajo, quizás no lleguemos a una letra que pueda aparecer en la otra parte de la pantalla. Esto conlleva que lleguemos al final del nivel sin haber completado la palabra y tengamos que repetirlo, algo bastante frustrante.

La propuesta es entretenida, pero carece de la profundidad que otros aspectos del juego sí tienen. No deja de ser una mecánica muy básica, con pocas variantes y que no llega a ser difícil en ningún momento, ni siquiera en las fases de jefes. Puede que nos atasquemos en algún que otro nivel, pero no es nada que en unos cuantos intentos no podamos solventar.

Conclusiones

Allan Poe’s Nightmare es un enorme homenaje a la figura de Edgar Allan Poe y a toda su obra. Prioriza la narrativa y la estética por encima de la jugabilidad, sin dejar de ser un producto entretenido y disfrutable, aunque no demasiado difícil, ni largo. Es un bellísimo y terrorífico paseo que nos da a conocer una de las mentes más geniales, y atormentadas, del mundo de la literatura. Si no has leído a Poe, es un gran modo de tomar contacto con su obra. Si ya te has sumergido en sus relatos, simplemente te maravillará.

Autor

Pese a mi continua obsesión con la literatura, los videojuegos y el deporte, logré acabar mis estudios de filología. Resido en Italia y adoro la pizza.

Artículo anteriorSTAY. Con Quinn hasta el final

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies