Análisis

Farm Together, la vida del granjero es la mejor

Históricamente los videojuegos han sido concebidos como un reto para nuestra habilidad y/o nuestra paciencia. En parte porque generalmente estaban orientados a acabar con nuestras monedas, en parte porque su corta duración hacía necesaria elevar su dificultad para así alargar su vida útil. Crear un videojuego con la simple meta de entretenernos durante horas, sin metas concretas o sin apelar a nuestra habilidad, se ha vuelto más habitual en los últimos años.

Crear un videojuego con la simple meta de entretenernos durante horas, sin metas concretas o sin apelar a nuestra habilidad, se ha vuelto más habitual en los últimos años

Y eso es precisamente lo que han creado los asturianos de Milkstone Studios, que paradójicamente vienen de crear videojuegos que ponían a prueba nuestras habilidades con el control y, quizás más, nuestra paciencia, como Pharaonic, un juego endiabladamente difícil que algunos consideraron en su momento “el Dark Souls en 2D”.

Pharaonic, un juego que sí apela -y mucho- a nuestra habilidad

No se si ellos mismos necesitaban crear algo radicalmente distinto o ha sido fruto de la casualidad, pero Farm Together nos hace disfrutar del placer de jugar, de disfrutar de una actividad lúdica sin sentirnos agobiados por perder, no alcanzar objetivos o tener que repetir una y otra vez una fase hasta completarla.

Pero ojo, una vez comenzamos nuestra granja -que de eso va el juego, a todo esto- no estaremos precisamente desahogados de tareas que hacer si realmente queremos tener una granja funcionando a pleno rendimiento. Eso también es algo bueno de este juego, que cada uno puede establecerse su propio ritmo, y avanzar según el tiempo o el grado de implicación que queramos aportarle. En Farm Together nunca vamos a perder, simplemente la evolución y crecimiento de nuestra granja será más lenta.

Una vez comenzamos nuestra granja no estaremos precisamente desahogados de tareas que hacer si realmente queremos tenerla funcionando a pleno rendimiento.

Todos esos iconos de cestas son plantas que recolectar

Plantar vegetales o árboles frutales, criar animales de todo tipo, incluso peces, y cosecharlos para acceder a más variados y beneficiosos vegetales, árboles frutales o animales y seguir expandiendo y mejorando nuestra granja es el único objetivo de Farm Together. Recolectando obtendremos no sólo el propio fruto de nuestra cosecha sino también experiencia y diamantes, una especie de moneda del juego. Estos diamantes son los que usaremos para comprar todo tipo de elementos decorativos -y útiles como gasolineras para nuestro tractor- y así poder tener la granja de nuestros sueños. 

Básicamente estamos ante lo que podría ser el típico juego de granja hecho para móvil, mejorado para PC, pero aquí no hay nada que vaya a acelerar nuestras cosechas. Cada uno de los elementos que podemos plantar o criar tienen un tiempo para ser recolectados, en tiempo real (pueden ser 10 minutos o 2 días) y ese será el tiempo que tendremos que esperar, sin trampas para acelerarlo. Bueno sí, podremos regar regularmente nuestras plantas (cada una tiene su ritmo de regado) para que se reduzca un poco este tiempo, así que si estamos más pendientes de nuestra granja tendremos nuestras recompensas. Pero esto no es un free to play, ni nada parecido, no es un juego para ansiosos o impacientes, aquí hay que tomarse la vida con paciencia.

Esto no es un free to play, ni nada parecido, no es un juego para ansiosos o impacientes, aquí hay que tomarse la vida con paciencia.

La zona de peces es de las que más orgulloso estoy en mi granja

Eso no quiere decir que vayamos a estar parados viendo como pasa el tiempo. Lógicamente los primeros elementos que podamos cosechar estarán listos en poco tiempo, y a medida que vayamos haciendo crecer nuestra granja, la cantidad de tareas que tendremos que hacer también crecerá exponencialmente, por lo que casi siempre estaremos ocupados haciendo algo mientras pasa el tiempo. Tanto es así que cuando nuestra granja alcance un gran tamaño, no seremos capaces de dar abasto al trabajo generado en nuestra granja, por lo que no nos vendrá mal un poco de ayuda. Y ahí es donde entra en juego el título, Farm Together, porque otros jugadores podrán echarnos una mano recogiendo, plantando, regando y cumpliendo encargos, que son una especie de misiones que nos invitan a cosechar un determinado número de plantas o animales para obtener premios. Estos premios son necesarios para comprar objetos y decoraciones especiales para nuestra granja, una parte importante de la gracia del juego.

Estos conejitos tienen hambre otra vez

A la hora de “granjear juntos”, podemos establecer qué acciones pueden realizar nuestros granjeros invitados: sólo recolectar, recolectar y plantar, realizar encargos, etc. Todo esto por si no queremos que alteren nuestra estrictamente organizada granja. He de decir que en todas las horas que he dedicado al juego, que no han sido pocas -más de 20- nunca nadie ha entrado a mi granja. No obstante yo si he entrado a las granjas de otra gente. Es interesante ver cómo han organizado sus granjas otras personas, hay verdaderas maravillas, pero he echado en falta más interacción y, sobre todo, mayores recompensas por colaborar. Lo único que se obtiene al ayudar a otros colegas granjeros es subir un potenciador que al volver a nuestra granja hará que durante un tiempo limitado obtengamos más experiencia al recolectar. Me parece poco beneficio por trabajar para otros. Entiendo que tampoco es posible colaborar en una granja “conjunta” y obtener beneficios mutuos, algo que sería ideal al jugar con un amigo.

La gasolinera será uno de tus rincones más visitados

A todo esto es importante mencionar que Farm Together está en Steam Early Access desde el pasado 22 de febrero. Interesado por este proyecto de Milkstone Studios quise probarlo desde el día uno, pero es cierto que en su momento las posibilidades me parecían muy limitadas y lo dejé en un par de días. Hace aproximadamente un mes, circunstancias personales hicieron que me viniese de perlas jugar a un título de caracter “distendido” como este, así que le volví a dar una oportunidad, y lo cierto es que no hay más que ver las horas que le he dedicado para darse cuenta de que me ha enganchado. Las posibilidades a dí a de hoy son mucho mayores, y eso que el juego todavía sigue en acceso anticipado. El contenido que ha añadido el estudio y el trabajo que han realizado puliendo y mejorando cada elemento es digno de mención.

Mi nueva casa todavía necesita muchos muebles y retoques

No se hacia dónde o hasta donde pretenden llevar Farm Together, pero de momento los desarrolladores se han ganado una buena reputación en su comunidad. De hecho, una de las últimas características añadidas (poder crear una casa y amueblarla) está causando furor entre los jugadores más veteranos, sin duda ávidos de nuevas opciones y posibilidades con las que dar más vida al juego (y donde gastar sus bien ganados diamantes y premios).

Conclusiones

A falta de llegar a la versión final, sólo puedo decir que personalmente he disfrutado durante horas de una experiencia sencilla, directa, pero bien pensada y ejecutada, que es exactamente lo que se puede esperar de cualquier juego. No es para todo el mundo, pero para el que busque un tipo de juego así -y creo que quien lo haga sabrá exactamente lo que busca- es una compra imprescindible.

Nada mejor que sentarse un rato a descansar junto a un fuego al lado de tu estanque de tiburones martillo

Me vuelvo a mi granja, que creo que han añadido los burros en la última actualización…

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies