Artículos

Estudiar desarrollo de videojuegos a la vez que creas uno: el viaje más ajetreado

Me llamo Toni Domínguez y en 2015 todavía estaba estudiando el grado superior de Animación 3D, Juegos y Entornos interactivos. Me encontraba en mi segundo y último año. Había un pensamiento que se hacía cada vez más grande y aterrador: apáñate o no vas a encontrar trabajo en la industria del videojuego.

Es algo que quizás no piensas cuando empiezas a estudiar. Esto es un llamamiento a todos aquellos que se disponen a estudiar un grado o carrera pensando lo contrario, si entráis creyendo que si aprobáis todas las asignaturas acabaréis encontrando trabajo, la realidad es que muy probablemente no.

Obviamente hay sectores que lo tienen más fácil que otros, en especial los programadores porque puedes extrapolar los conocimientos a muchos otros terrenos de la programación como páginas web, apps, etc. Pero hoy en día es casi imposible entrar en una empresa sin experiencia previa, hecho que provoca un tapón laboral que no podrás descorchar a no ser que te espabiles adquiriendo experiencia por tu cuenta. Desgraciadamente, el actual estado del mercado laboral es una jungla asfixiante si acabas de terminar tus estudios incluso teniendo un portfolio decente.

A pesar de que el proyecto no se ha lanzado todavía, el simple hecho de todo lo aprendido, los contactos realizados, los eventos a los que he ido… ha sido, hasta ahora, una experiencia que me ha dado muchísimo más de lo que yo esperaba

Justo por como estaba el panorama me decidí a llevar a cabo la idea más absurda que he tenido hasta la fecha: crear un videojuego por mi cuenta. Ahora no suena tan absurda, pero por aquel entonces sabía modelar lo justo, no sabía texturizar, mis nociones de programación eran nulas y todo apuntaba al fracaso. Por alguna razón, alguna divinidad se apiadó de mi y, a pesar de que dicho proyecto no se ha lanzado todavía, el simple hecho de todo lo aprendido, los contactos realizados, los eventos a los que he ido… ha sido, hasta ahora, una experiencia que me ha dado muchísimo más de lo que yo esperaba.

Empecé el desarrollo de un juego que ni a mi me gustaba y tuve que cambiarlo dos veces y hoy en día es un título a punto de publicarse en Steam llamado About Elise. En su momento tenía pensado publicarlo gratis para todo el mundo porque no iba a tener la calidad suficiente, pero vi muy claro que no podía presentarme a cualquier empresa diciendo que yo había hecho eso y que fuese una basura. Lo volví a empezar y la calidad ahora sí que es de producto al que ponerle una etiqueta con precio. Y aun así, he decidido no hacerlo. Es la última promesa que puedo cumplir, que sea gratuito y esta vez me he decantado por ser cabezota en vez de tener visión comercial. Tengo bastante claro que no volverá a pasar.

Al ser estudiante de grado superior, estás obligado a realizar unas prácticas en empresas donde básicamente no te pagan un céntimo en la mayoría de los casos después de trabajar más de 350 horas en una empresa. Siendo este el tercer grado superior que hago, puedo prometer que es la última vez que trabajo gratis para quién sea, por muy bien que esté en mi actual puesto, que lo estoy y me está encantando. Pero uno ya siente que es hora de hacer dinero, sea programando, modelando, texturizando o friendo hamburguesas.

Tengo muy claro que si fuese profesor, lo primero que haría sería decir a los alumnos que es difícil, aunque no imposible, pero que si piensan que aquí uno se saca el título y sale con trabajo, están muy equivocados. Más todavía siendo alumnos de 3D como yo lo fui. Artistas los hay a patadas, buenos y malos. Hay que saber qué cartas usar, no solo para ser el mejor, sino para hacer ver o creer a los demás que lo eres.

Ahora me hallo estudiando programación y diseño de videojuegos, en otro grado superior que toma la base de uno ya existente de desarrollo de aplicaciones multiplataforma y lo adapta al sector. Hay mucho más de picar código que de ninguna otra disciplina y sí, es duro, pero me da seguridad y estabilidad, porque aprender lenguajes de programación significa poder usarlos en muchos ámbitos más allá de los videojuegos.

No somos superhéroes

Hay temas que están en bragas y que a los estudiantes nos hacen tener la cabeza loca. El tópico candente actual es que los estudios pequeños (que es a lo que aspiran a tener muchos de los que estudian estas carreras o grados) no saben administrarse bien ni tienen la visión comercial adecuada. Dicho de otra manera, no saben llevar una empresa ni llevar a cabo buenas campañas de márketing. Hay una explicación muy sencilla para esto: no somos superhéroes. No pueden intentar que dominemos la programación, alguna disciplina 3D, márketing y ser un buen empresario con una carrera o grado de 2 o 4 años. Es una locura. Cualquier persona con dos dedos de frente y experiencia te dirá que puedes tener una buena base de ciertas disciplinas al terminar la carrera, pero el rodaje en el sector es esencial para poder crecer de verdad como profesional. Un rodaje que, como ya he dicho, es difícil tener a causa de precisar de algunos años de experiencia en el sector para la mayor parte de ofertas de trabajo.

Como en todas partes, hay que buscarse la vida para sobrevivir, ser curioso, mirar webs, estar informado. Una herramienta fantástica para ello es Twitter. Puedes convertir tu cuenta en un hub de noticias y artículos de índole nacional e internacional que se te centralicen según a quien sigas. Tener una cuenta profesional solo para ello es factible gracias a que la app admite la vinculación de más de una en el mismo dispositivo. Seguir medios nacionales e internacionales, incubadoras, empresas que tengan cuentas donde precisan trabajadores, perfiles de motores gráficos como Unity, Unreal Engine, Gamemaker… todo cuenta, todo. Quizás por ver un tweet en un momento dado te enteras de un plug-in que te podría ser útil, de la oferta de empleo que te permita emanciparte o de la rebaja en un asset que querías. Todo cuenta.

Autor

Artista 3D y estudiante de programación barcelonés.

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies