Entrevistas

Entrevista a Jaume Esteve: “La actual escena independiente en España tiene ciertos paralelismos con la Edad de Oro”

22 abril, 2015 9 mins de lectura

Entrevista a Jaume Esteve: “La actual escena independiente en España tiene ciertos paralelismos con la Edad de Oro”

No es sencillo encontrarse documentación, artículos o en general cualquier otro tipo de dato sobre la historia del videojuego español. No han sido muchos los que se han aventurado a documentar este sector, quizás por haber tratado siempre como una industria de segunda por este país, hasta hace bien poco, o por no haber cosechado grandes éxitos más allá de la sonada “era dorada” que cabalgó entre los 80 y los 90. Una de las pocas personas que verdaderamente han tratado -y tratan a día de hoy- de informarnos sobre la historia de nuestro videojuego es el periodista Jaume Esteve.

En 2012 publicó su primer libro: “Ocho Quilates. Una historia de la Edad de Oro del software español, que repasa de manera extensa la conocida era que abarca buena parte de los 80 y un resquicio de los 90 y que situó a España como una de las más grandes productoras de videojuegos del mundo. En 2014 coordinó el lanzamiento de “Obsequium, un libro entre varios autores dedicado al estudio de La Abadía del Crimen, probablemente el más grande clásico del videojuego español.

Ahora, y mientras nos da a algunos unas cuantas lecciones de periodismo de investigación en medios como IGN España o El Confidencial, prepara “Promanager”, su nuevo libro que recoge la historia de la saga PC Fútbol, sin duda la franquicia de videojuegos más fructífera y legendaria de nuestro país.

 

Jaume, creo que preguntarte por qué escribes sobre videojuegos va a tener una respuesta obvia pero ¿por qué escribir sobre videojuegos españoles?

La respuesta es muy sencilla: proximidad con las fuentes. Si quiero entrevistar a Carlos Abril solo tengo que coger un AVE mientras que hacer lo propio con Tim Schafer me saldría por un ojo de la cara. Además, dudo que tenga la misma disponibilidad. La forma más sencilla de hacer periodismo es acudiendo a las fuentes y, afortunadamente, en este país tenemos un buen puñado.

Pues creo que en parte es lo que me llevó a mi a crear DeVuego. Y sin embargo, esta posiblidad no parece resultar atractiva para mucha gente. Aparte de ti, de Pedja con su Pixeblog y de tu compañero en IGN Juan Elías Fernández, no se me ocurre mucha gente que esté trabajando para documentar la historia (y el presente) del videojuego español ¿Por qué crees que sucede? ¿No hay interés por parte del público?

También está por ahí el blog de Punisher y sus patitos feos, que es un gran trabajo de investigación. Y no hay que olvidar a Spidey, José Manuel Fernández, que quizá está algo perdido pero es uno de los grandes expertos de este país. Sí que creo que se hacen cosas pero también es cierto que es un tema que quizá interesa a un nicho muy concreto de público.

Y entonces ¿qué podríamos hacer para incentivar la información sobre nuestro videojuego? Algunos medios aluden a la falta de interés del público pero ¿no crees que esta demanda de información se puede crear precisamente por un incremento de la oferta?

Quizá sí que sería interesante comenzar a hablar de otras épocas. Los años noventa, sin ir más lejos, tienen un buen puñado de historias interesantes aunque no tengan ese aura que tenían los ochenta. Lo mismo en los 2000. Al final es una cuestión de encontrar buenas historias.

ochoquilatesPrecisamente eso has hecho tu con tu primer libro, Ocho Quilates, donde repasas la famosa “Edad de Oro del Soft Español”. ¿Qué te llevó a escribirlo? ¿fue tu nostalgia como jugador o tu curiosidad como periodista?

Más curiosidad que nostalgia, porque la época la viví de tapadillo. Pero el hecho de que no hubiera un relato explicado por las propias fuentes es lo que más echaba de menos.

¿Y cómo fue esa tarea de investigación? ¿Por dónde empezaste a indagar y a documentarte?

Lo primero de todo fue hacerme con todas las Micro Hobby y Micromanía de aquellos años. Y fue una grata sorpresa encontrarme con que Micro Hobby, que tenía periodicidad semanal, tenía una sección dedicada a comentar la actualidad. Me bastó con empaparme todas las secciones de actualidad de la revista para tener un mapa, más o menos claro, de todo lo que había sucedido durante aquellos años.

Aparte de tu libro, sólo se me ocurre un documental emitido por el difunto Canal C: sobre esta época dorada. Parece muy poca información dada su relevancia ¿a qué crees que se debe?

Fíjate que el hecho de que se hiciera un documental ya me parece algo maravilloso, sobre todo porque data bastante antes de este boom que se está viviendo alrededor de la historia del videojuego. Creo que poco a poco se va a ampliar la oferta porque hay un público que, aunque pequeño, demanda este tipo de contenidos.

jaume esteve

Y en el futuro ¿crees que cuando miremos hacia atrás y queramos hablar de la época actual vamos a tener más y mejor materia prima para explicarla?

Estoy convencido de que sí. Por lo menos, yo estoy poniendo mi granito de arena.

Un “granazo” diría yo. Volviendo a la temática de Ocho Quilates, vamos a ponernos serios. ¿Realmente fue una edad dorada o la estamos sobrevalorando por pura nostalgia y orgullo patrio

Siempre defiendo el concepto Edad de Oro por el impacto cultural que tuvo sobre una generación. También siempre digo que la podríamos llamar Edad del Píxel. Creo que el nombre, a veces, es lo de menos. Lo importante es que un grupo de gente, prácticamente autodidactas, aparecieron de la nada y levantaron una primera industria del videojuego en base a un torrente de juegos entre los que había de todo. La sola aparición de ese fenómeno ya me parece un hecho reseñable de por sí.

Desde entonces hemos vivido épocas bastante oscuras, como los 90 y los 2000, pero ahora parece que estamos en un momento bastante prometedor ¿Crees que caminamos hacia una posible segunda edad dorada del videojuego español? ¿Una nueva industria que sea digna de tal nombre? ¿O tan sólo es un espejismo?

Hace poco hablaba con los chicos de Nivel Oculto, una web dedicada al videojuego indie, de que la situación actual de la escena independiente en España tiene ciertos paralelismos con la Edad de Oro. Grupos que salen de la nada, grandes juegos que atraen la curiosidad de editores externos.

Pero creo que hay una gran diferencia respecto a los ochenta y primeros noventa. El público no se identifica con los juegos hechos aquí de la misma manera. Y no digo que sea algo negativo, sino que el mercado del videojuego se ha globalizado y en ocasiones te topas con juegos hechos aquí que han acudido a Kickstarter y de los que prácticamente no hemos escuchado nada en España. Nos guste o no, es más fácil que tu juego triunfe si apuntas hacia el extranjero que si lo haces con las miras puestas en nuestro mercado.

OBSEQUIUM-700x986Volvemos ahora a los 80, al igual que has hecho tu con tu segundo libro, para rescatar el clásico “La abadía del Crímen” y dedicarle una obra completa. ¿Cómo surgió la idea de “Obsequium”? ¿Qué tal fue la experiencia de coordinar esta publicación?

Por un lado, por devoción hacia el juego. Es uno de esos pocos títulos hechos en España que tienen una leyenda tan grande a sus espaldas como para enfocarlo desde diferentes puntos de vista. También es cierto que me interesaba el hecho de hacer un enfoque multidisciplinar, aunque no quería que fuera uno de esos libros entre varios autores en los que, al final, cada uno acaba haciendo la guerra por su cuenta. Creo que en ese aspecto ha quedado un compendio bastante homogéneo.

Respecto a la coordinación, fue uno de los aspectos más llevaderos. Lo bueno de trabajar con los diferentes autores es que muchos de ellos ya se conocían al dedillo el juego y hubo que darles pocas explicaciones. ¡Ojalá todos los libros fueran un proceso creativo tan sencillo!

Sin duda ha tenido que ser un placer trabajar con ese elenco de autores. Y ¿por qué crees que “La abadía del crimen” se ha convertido en un icono de la historia de nuestro videojuego?

Hay varios motivos. La historia maldita detrás del juego es muy atractiva, tanto desde el punto de vista del fracaso comercial como por el triste desenlace de Paco Menéndez. Luego está el hecho de que fue un juego diferente a todo lo que se hacía en aquella época. Te puede gustar más o menos —y entiendo las críticas a su sistema de control y de cámaras— pero creo que tiene unos rasgos distintivos que le sitúan por encima de la producción que se hacía en nuestro país en aquellos momentos.

¿Podemos esperar en el futuro otro libro de este estilo basado en otro clásico de nuestro software?

Ahora mismo no soy capaz de ver en mi horizonte otra cosa que no sea el libro de PC Fútbol, así que vete a saber qué me deparará el futuro.

PC Fútbol 6.0

Precisamente sobre ese nuevo libro quería preguntarte, pues tal como se ha adelantado en uno de tus artículos para “El Confidencial”, tu próximo gran proyecto será un libro sobre la saga PC Fútbol, probablemente el mayor icono de la humilde historia de nuestra industria del entretenimiento electrónico. ¿Cuándo y cómo surge este proyecto y cómo lo estás llevando a cabo? Me imagino que habrás podido hablar con muchos de sus protagonistas.

Recuerdo perfectamente que el proyecto de hacer un libro sobre PC Fútbol se me ocurrió el día que presenté el primer volumen de Ocho Quilates en Madrid cuando alguien me preguntó si había más material para seguir escribiendo sobre videojuegos españoles. El problema para llevarlo a cabo está siendo el tiempo libre. La primera entrevista con Carlos Abril y Alberto Moreno data de diciembre de 2012. Han pasado casi dos años y medio y ahora estoy en pleno proceso de escritura. Con suerte, estará escrito antes del verano para poder editarlo en los meses siguientes.

¿Qué ha supuesto para ti la saga PC Fútbol?

A diferencia de la Edad de Oro, los primeros noventa ya me pillaron plenamente consciente. Recuerdo haber comprado el primer PC Fútbol (el 2.0 en realidad), y de ahí en adelante. Se convirtió en un fenómeno que retroalimentaba mi otra gran pasión, la del deporte de la maldita pelotita, y que ha desembocado en que sea un enfermo del Football Manager. Sin PC Fútbol probablemente sería mucho menos futbolero de lo que soy hoy en día.

Creo que todos nos hemos retroalimentado de fútbol gracias a esta saga. Y ¿qué nos encontraremos en el libro? A juzgar por los artículos que has escrito de adelanto en El Confidencial, vamos a descubrir cosas muy escabrosas.

Hay historias escabrosas pero hay otras fascinantes y muchas muy divertidas. A fin de cuentas no deja de ser un relato similar en estilo al de Ocho Quilates donde los protagonistas de los juegos van a contar la historia de primera mano. Pero no es un libro que vaya a hablar sólo de videojuegos sino que el fútbol tendrá un papel importante, no sólo por la temática sino por la plantilla de periodistas deportivos que participaron en la elaboración de las bases de datos del juego. El libro abarca desde Míchel Fútbol Máster hasta PC Fútbol Liga Trivia, este último de manera testimonial, pasando por los polémicos PC Fútbol de Gaelco. Hay material de sobra para hacer justicia a la que, quizás, sea la saga más importante del videojuego español.

Espero que nos mantengas informado porque creo que es un libro que interesará a muchísima gente. ¿Y qué otros proyectos tienes en mente para el futuro?

Creo que con Ocho Quilates y con Obsequium he cerrado una etapa sobre los 8 bits. Hay historias de los videojuegos españoles en los noventa que pueden ser más que interesantes y tampoco hay que olvidar el panorama actual, donde hay un buen puñado de estudios pequeños haciendo cosas más que reseñables. La única certeza, además del lanzamiento de Promanager, es una reedición de Ocho Quilates, que se agotó hace más de un año y son muchas las personas que la están demandando.

Por cierto, ¿conoces nuestra base de datos de videojuegos? ¿Qué te parece esta iniciativa? ¿Crees que puede ser de utilidad?

¡La conozco! A mí personalmente me es muy útil. Y si algún día hacéis una fusión con la de Computer Emuzone me haréis la persona más feliz del planeta.

Bueno, es un placer que alguien como tu haga uso de nuestra base de datos, y sobre Computer Emuzone, te puedo asegurar que ha sido una fuente imprescindible para documentar los años 80 y 90. Hablando de fuentes, y ya para finalizar, ¿qué libros, webs, revistas o cualquier otro medio recomendarías para aquellos que estén interesados en el videojuego español? Ya sea en su historia, o en su presente.

Creo que tanto Nivel Oculto como Indie-O-Rama hacen una gran labor de documentación de lo que es el videojuego español en la actualidad. Videoshock lanza cositas sobre la historia del videojuego español y ahora mismo se me ocurren dos grandes blogueros, Pedja y Jaimix, del Pixeblog e Insert Coin respectivamente, que han hecho una labor fantástica a lo largo de los años. ¡Ah! Y no me quisiera olvidar de Punisher y su colección de Patitos Feos, un recopilatorio imprescindible de todos esos pequeños estudios que también dieron lugar a la Edad de Oro.

 

Pues me sumo a la recomendación ya que todos ellos son medios que conozco y apoyo, así que encomiendo a quienes nos lean para que les echen un vistazo. Por mi parte nada más Jaume, hasta aquí la entrevista. Muchísimas gracias por tu tiempo. Por último no puedo dejar pasar la ocasión de invitarte a que dejes caer unas líneas en nuestro blog cuando quieras.

Autor

Director en

Creador y Director de DeVuego. Padre. Informático. Ex-Vocalista de Death Metal. Pierdo el poco tiempo libre que tengo haciendo webs de videojuegos como esta.