Análisis

White Noise Online: el terror en compañía

19 noviembre, 2014 2 mins de lectura

White Noise Online: el terror en compañía

Abro el juego, elijo un personaje, entro a la partida…, y el resto de la habitación se desvanece. Ahora estoy en White Noise Online. Un juego con una ambientación tal que me ha hecho cerrar el juego de miedo. Literalmente.

header

Para situarnos en escena, White Noise Online es un juego de terror en primera persona para PC y Xbox, tanto solitario como multijugador, donde deberás desvelar el misterio de una serie de desapariciones a lo largo de distintos niveles. Huyendo de un enemigo un tanto puñetero al que no puedes hacer frente con ningún tipo de arma.

Después de volver a abrir el juego y jugar durante unas horas he podido observar que, aunque el juego sea muy parecido al del mítico Slender, es un juego bastante mimado en detalles, con algo más guión que su parecido.

Tienes distintos niveles y personajes para elegir con diferentes atributos, (velocidad, cordura, linterna, exploración…) con los que variará mucho tu experiencia.

También el juego te aconseja “subir el volumen y apagar las luces” al empezar el juego. Y es que la música y los sonidos de ambiente ha sido lo primero que me ha impresionado al entrar a la partida. Hay que estar muy pendiente a lo que se oye, ya que esto a veces nos será de utilidad al encontrar las pistas del nivel.

En definitiva, la parte en solitario está bien, pero lo más divertido del juego es jugar con más gente, de ahí que sea parte del nombre del juego la palabra online. Este modo tiene bastantes niveles, muy variopintos, y está genial ir a través de ellos con más gente con el peligro en la nuca. Y verles correr más que tú por algún ruido es tremendo…

¿Te ha gustado? Apóyanos en Patreon para seguir creciendo y obtén acceso a contenidos exclusivos

Autor

Jugón nato. Comenzó con 15 años participando en la creación de videojuegos amateur y ahora trabaja profesionalmente como Game Producer. Escribiendo en Devuego sobre las joyas que tiene tiempo de probar.