Análisis Artículos

PC Fútbol 2001, solo una temporada más

11 enero, 2014 3 mins de lectura

PC Fútbol 2001, solo una temporada más

Seamos claros: la saga PC Fútbol, la de Dinamic, nunca ha sido un simulador deportivo decente. Pases extremadamente imposibles, animaciones dignas de la imaginación de un Picasso especialmente poco inspirado, física de balón inexistente, porteros con muñones, inteligencia artificial insultante… Por si fuera poco, se saltaba más de una regla importante en el modo manager, a destacar esa de poder fichar en cualquier momento de la temporada.

A pesar de que en su día le dedicaría aproximadamente un par de centenar de horas entre todas las entregas de la saga, antes de comenzar con la redacción de este texto he instalado la versión del 2001 (la última, por lo tanto, al que más horas le he dedicado) y he jugado una partidilla para recordar. Y cual ha sido mi sorpresa al darme cuenta de que la susodicha “partidilla” ha durado más de 6 horas.

PC Fútbol tiene algo que muy pocos juegos consiguen, al menos de manera satisfactoria: ser infinito. Además de todos los equipos de la liga española, desde la 1ª división hasta todos los grupos de 3ª división, tiene prácticamente toda la totalidad de equipos europeos y americanos que podamos imaginar, ya sea de países con ligas importantes como la inglesa, la italiana o la brasileña o de países con tan pocos equipos como Islandia, Luxemburgo o incluso Andorra. Por no hablar de que también tiene a su disposición una buena cantidad de equipos africanos y asiáticos.

pcfutbol2000-4

¿Qué significa esto? Que tenemos infinidad de retos disponibles: ya sea el clásico de coger al equipo de tercera división de nuestro pueblo y ascenderlo para que gane la Champions, hasta lograr que algún equipo de algún país ex-soviético sea de los más destacados del mundo. Empezaremos con unos pocos jugadores que apenas superen la calidad media, con un presupuesto para fichajes ridículo y un estadio con una capacidad de apenas 5.000 espectadores.

Lograr el sueño de la copa europea no será sencillo. Cada equipo es un mundo, por lo tanto, lo que te funcione en uno, no tiene porque funcionar necesariamente en otro. Tendremos que estudiar detenidamente a todos nuestros jugadores, y con ellos, preparar las alineaciones que creamos que serán más mortíferas. Sin duda, uno de los mayores aciertos de toda la saga se trata del equilibrio entre equipos, pues tener un equipo lleno de estrellas no significa ni mucho menos que lo tengamos fácil a la hora de ganar.

Una de nuestras principales preocupaciones como managers será que nuestros mejores jugadores no fichen por otros equipos. ¿Cómo logramos eso? Firmando en sus contratos unas cláusulas de rescisión lo más altas posibles. Pero para que acepten esas condiciones, debemos ser un equipo realmente bueno. Dicho de otro manera: fichar a grandes jugadores a base de talonario será fácil, lo que no será tan fácil será mantenerlos.

maxresdefault

Otra alternativa para tener un gran equipo será tener una buena cantera. Solo 1 de cada 20 llegarán a ser buenos jugadores, pero cuando salga alguno realmente bueno, el esfuerzo en buscar a nuestro Messi particular habrá merecido la pena. Esta tónica de la cantera es lo que realmente le da al juego la dimensión de infinidad de la que puede presumir: aunque pasen 20 años y todos lo jugadores con los que empezaste ya hayan colgado las botas, siempre aparecerán otros jóvenes detrás de ellos. Esos jóvenes también envejecerán, y ellos también se jubilarán. Así hasta el infinito. Tal vez, de los pocos juegos que de verdad pueden presumir de ser realmente infinitos, ya que el ciclo del deporte es infinito por sistema.

Tiene multitud de fallos, y además de todas las atrocidades que he nombrado en el primer párrafo, tiene más de un error imperdonable en el interfaz, pero a pesar de todo, en esa imperfección reside su belleza. Es algo así como una pelirroja con pecas: si el pelo es demasiado pelirrojo y tiene muchas pecas puede resultar horrenda, pero si tiene la cantidad justa de pecas y su pelo tiene el color adecuado, es la cosa más hermosa del mundo.

maxresdefault (1)

Autor

Gamer, barbudo, cinéfilo, amante del metal extremo, lector, seriéfilo, escritor, crítico de comida de supermercado amateur, amante de los anacardos y barbudo otra vez.