FICHA DE CRÍTICA

Como fan del género, realmente quería que me gustara Rolling Bob más de lo que lo ha hecho, pero la falta de precisión en su principal método de control es lo que más lo perjudica. La idea no es mala, pero no es aplicable para nada a una consola como PS4. En PS Vita, móviles o incluso PC podría llegar a funcionar la mar de bien gracias al uso de un ratón o una pantalla táctil, pero en PS4 el control se queda a medias, dejando vendido en más de un momento y dando la sensación de que los controles son los que fallan, y no tú.

Leer en su medio original
60
 
12/12/2016

  Compartir