FICHA DE CRÍTICA

Las aventuras gráficas son algo que en este país sabemos hacer, y el excelente trabajo de Gato Salvaje lo demuestra. Un tercer episodio no solo a la altura, sino que mejora lo ya visto, con escenas trabajadas y un aspecto gráfico general que evoluciona, sin quedarse en ofrecer más y más de lo mismo. Un episodio intenso pero a la vez corto, que nos dejará con ganas de más. Y eso no puede ser malo, ¿verdad?

Leer en su medio original
75
 
02/12/2015

  Compartir