FICHA DE CRÍTICA

La elegía de Perseo en Funk of Titans se queda en un breve paseo de unas 4 horas de duración si queremos completarlo todo, en un arcade bastante plano en su propuesta. Dentro de un juego con tanto colorido, tan lleno de humor (Zeus viene a ser un clon de Samuel L. Jackson y Medusa es representada por Lady Gaga), retos, misiones secundarias e incluso un diseño de fases bastante cuidado, no entendemos cómo otros aspectos fundamentales se han quedado tan olvidados. En un juego donde la música lo es prácticamente todo, al final resulta que es el apartado menos cuidado, con poca variedad de canciones, y unos enfrentamientos con los enemigos finales mediante QTE que no siguen ninguna lógica de pulsaciones o ritmo. Para estropear un poco más el Funk of Titans, el juego no va tan fluido como se espera, y títulos como BitTrip Runner le supera en todos los aspectos (aun tratándose de la anterior generación) gracias a una fluidez en su scroll y una composición musical mucho más cuidada. El estudio situado en Barcelona hace acto de aparición en consolas de sobremesa con un juego que parece pensado para móviles, sólo queda esperar que en un posible Funk of Titans 2 arreglen todos los fallos comentados, ya que en su base nos encontramos con un juego con bastante potencial para futuras entregas.

Leer en su medio original
59
 
13/01/2015

  Compartir