Skip to content Skip to footer

Spellcats: Auto Card Tactics, nerféame a ese gatazo

Dicen que los gatos son la mascota no oficial de internet. Ningún otro animal, ni siquiera los perros, han conseguido copar tantos vídeos, memes y virales varios en la red de redes. Tampoco los videojuegos escapan a este protagonismo gatuno; son muchos los desarrolladores -¿en los últimos más quizá?- que han elegido a los felinos como protagonistas de sus juegos. Así lo ha hecho Nintai Studios, el estudio canario, o lo que es lo mismo, su creador Johan Croix, para este su segundo lanzamiento comercial.

Spellcats: Auto Card Tactics es una combinación de roguelike de cartas con autobattler, si lo decimos en un miau. Si lo explicamos para los menos doctos en la terminología gamer, consiste en seleccionar una serie de cartas, todas ellas protagonizadas por gatos, cada una con sus particulares estadísticas de vida, ataque, y otras habilidades, para que luchen del mejor modo posible contra otra mano de cartas que serán nuestros enemigos. Habitualmente en los juegos de cartas roguelike, además de configurar nuestro mazo podemos elegir qué cartas usar en cada turno de entre las que tengamos en nuestra mano. En Spellcats ACT sin embargo nuestra única interacción será elegir qué cartas saldrán al campo de batalla, puesto que una vez comenzada ésta no podremos intervenir, sólo esperar a que nuestra elección haya sido la óptima para vencer al enemigo, dado que el fragor de la batalla se llevará a cabo de manera automatizada.

Como en cualquier juego de cartas, y especialmente en este Spellcats: Auto Card Tactics ya que perdemos el control una vez comenzado el combate, será fundamental combinar nuestras cartas de manera que se generen la mayor cantidad de reacciones, interacciones y en definitiva sinergias en cadena posibles. Algunos gatos otorgarán mejoras al incorporarlos a nuestro mazo, otros al morir en combate, otros si están junto a otros de su mismo elemento -lo típico: agua, hielo, fuego, tierra, electricidad-, y otros reaccionarán a ciertas acciones del enemigo, por poner algunos ejemplos. Hacer que estas reacciones jueguen a nuestro favor será fundamental si queremos avanzar, sobre todo hacia la segunda mitad de cada “run”. Los amuletos que recogemos cada cierto tiempo también pueden ayudarnos a potenciar ciertos aspectos, como por ejemplo, duplicando el efecto de una de estas reacciones.

Aquí viene uno de los principales problemas de Spellcats: Auto Card Tactics, y es que si queremos conseguir el máximo de estas sinergias tendremos que “casarnos” con las cartas de uno de los elementos disponibles -y hay elementos mejores que otros, aunque no diré cuales-. Se echa de menos poder crear manos de cartas más variadas, complejas y en definitiva más creativas, que dieran una mayor libertad a la hora de combinarlas. Esto, lógicamente, requiere de una gran cantidad de tiempo por parte del desarrollador analizando, diseñando, puliendo y equilibrando todas estas combinaciones. Este tiempo de dedicación al juego sería necesario también para solucionar su otro gran problema: el equilibrio. Hay gatos de bajo maná que combinados de la manera adecuada se vuelven prácticamente invencibles, mientras que otros de un coste mucho mayor pueden ser totalmente inservibles sino tenemos la compañía adecuada para potenciarlos, por poner algún ejemplo.

Hay un tercer gran problema del juego, que son los bugs. Personalmente no los he sufrido demasiado, salvo el más común de que las cartas se queden como seleccionadas en primer plano y no podamos volverlas a su estado normal, aunque esto no afecta al juego en sí. Sí que se me ha quedado una vez -cuando casualmente tenía una mano de cartas buenísima, por cierto- en un bucle sin fin donde mi primera carta se “autolesionaba” quitándose puntos de vida indefinidamente sin motivo. Pero me consta que hay muchos jugadores sufriendo bugs a menudo, como cerrarse completamente el juego de repente o quedarse congelado. De nuevo, el tiempo de desarrollo y pulido del juego sería necesario aquí.

Visualmente el juego tiene un aspecto muy atractivo, con un pixel bastante cuidado que cumple más que sobradamente. Los diseños de los gatos son divertidos y variados, y la interfaz -bugs aparte- es bastante clara, aunque se echa de menos al principio un simple tutorial básico para tener en cuenta los conceptos básicos. Por supuesto los averiguas, sobre todo si tienes una mínima familiaridad con el género, pero creo que son detalles que se echan de menos en un producto que se vende como final. Me duele criticar demasiado a Spellcats: Auto Card Tactics porque realmente me ha parecido un juego divertido, hasta cierto punto original y vistoso. He jugado ya unas cuantas partidas y de buen grado, ya que te anima a jugar una y otra vez hasta alcanzar una buena mano de cartas que te permita completar una run sin problema, aunque precisamente se convierte, quizás demasiado, en una lotería donde recibir las cartas adecuadas pesa mucho más que nuestra estrategia.

Estamos ante el que habría sido en mi opinión un candidato perfecto para un lanzamiento en acceso anticipado, de un año por ejemplo, ayudándose de la comunidad para ir puliendo y equilibrando el juego hasta un punto donde estuviese en unas condiciones mucho mejores para lanzarse como producto final. Es una lástima que muchos jugadores ya parecen haber dado carpetazo al juego, ya que a pesar de que se han solucionado ya algunos bugs, sigue estando en un estado que habría sido más que destacable para un acceso anticipado, pero muy justo o incluso deficiente para un lanzamiento final, donde muchos jugadores ya no perdonan según qué cosas.

Conclusión

Jugado en PC, gracias a una clave de Steam facilitada por el desarrollador.

¿Te ha gustado? Apóyanos en Patreon para seguir creciendo y obtén acceso a contenidos exclusivos
Become a patron at Patreon!

Autor

Padre | Informático | Gamer | Metalero
Comunicador y documentalista de videojuegos

Creador de DeVuego, DoblajeVideojuegos, DeVuego LATAM o PonVozATuJuego, entre otras.

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.