Skip to content Skip to footer

Los Videojuegos Españoles de 2021: Parte I

Otro complicado año que se acerca a su fin. Complicado valorar cómo ha sido el 2021. No tenía difícil mejorar lo que fue el anterior, pero entre restricciones, variantes y vacunas, tengo la sensación de haber vivido un remake del 2020. En cualquier caso, hay que mirar con optimismo al futuro y cerrar el año con una buena actitud. Para ello, y como ya es tradición en esta casa, el señor Américo Ferraiuolo y yo os hemos preparado el repaso de todo lo que ha dado de sí el 2021 en materia de videojuegos

Si no habéis leído los especiales de 2019 y 2020 os recuerdo brevemente los criterios que seguimos a la hora de escribir esta serie de artículos. Cada texto abarcará cuatro meses en los que repasaremos los videojuegos y libros que se han publicado a lo largo del año 2021. Como nos es imposible hablar en profundidad de todos los videojuegos nos apoyaremos en reviews y reseñas almacenadas en la base de datos de DeVuego de colegas de otros medios. Como en los reportajes de años anteriores, no comentaremos ports, versiones EX o juegos en acceso anticipado, sólo nuevos lanzamientos. Sin embargo, hay una cosa que sí cambia con respecto a otros años: por falta de tiempo, los juegos que carezcan de críticas almacenadas o que no hayamos jugado, los dejaremos fuera del recopilatorio (nos parece forzado incluir juegos de los que no podemos decir absolutamente nada), así como los juegos cuya nota media es negativa. Pueden consultarse, eso sí, en la base de datos. Recomendamos, por último, ojear el calendario de lanzamientos de DeVuego al ritmo de la lectura de estos textos.

Si notáis que un juego, estudio, medio de comunicación o crítica no está presente en la base de datos, podéis enviar la información a través del formulario de la web.

Preparad un buen café que empezamos.

Enero. Empezamos con resaca

Texto de Goyo ‘Dejota’

El inicio de 2021 no fue muy boyante, las cosas como son. Recordemos que era un momento aún de restricciones, miedo y de mucha cautela, también en el mundo del videojuego. Aunque el calendario de DeVuego presenta muchos lanzamientos, la gran mayoría de estos son ports de juegos del año 2020. No obstante, hubo unos cuantos y valientes estudios que se animaron a lanzar al mercado sus obras.

El primer juego a destacar es Windfolk: Sky is just the beginning, desarrollado por Fractal Fall y publicado en PS4. Se trata de un shooter en el que podremos volar usando un jetpack mientras controlamos a Esen, una soldado rebelde que debe defender los recursos naturales más valiosos del planeta. El juego cuenta con una media de 62 basada en 21 críticas registradas, pero a mi juicio, la puntuación debería ser algo más alta, así que rescato las opiniones con las que más comulgo. Raquel Cervantes, en GuardadoRápido lo puntúa con un 75 diciendo: “ Si me preguntáis si recomiendo Windfolk mi respuesta es positiva. Hay que tener en cuenta que este juego está creado por un estudio pequeño y su trabajo es digno de alabanza. Me he divertido mucho durante mi experiencia con el título y aquellos aspectos mejorables no limitan en absoluto el nivel de disfrute.David Martínez, peso pesado de HobbyConsolas, le otorga un 65: “El estudio Fractal Fall nos brinda un “shooter” aéreo lleno de buenas ideas, que alcanza el notable en muchos aspectos, pero que tropieza con unas mecánicas de disparo demasiado simples. Destacan sus escenarios intrincados y muy coloridos, y el diseño de su protagonista, Esen.”

Todos estaremos de acuerdo en que llevamos un par de años ligeramente estresados por esta historia de la pandemia. Quizás desde Hyper Three Studio vieron clara la necesidad de relajar a los jugadores y lanzaron al mercado Tiny Lands, uno de esos juegos que rara vez aparecen en los tops y listas, pero que cumple con su cometido a la perfección. Tiny Lands es un juego de buscar diferencias en entornos 3D Low Poly. Una propuesta a priori simple, pero que ha encantado a toda la crítica que se ha animado a probarla, ya que cuenta con un 79 de media en nuestra base de datos. Raúl Vázquez en Generación Píxel dice lo siguiente: “En definitiva, deciros que Tiny Lands es una de las sensaciones más bonitas, agradables y agradecidas que he tenido el placer de disfrutar en estos meses. Y es que es un juego con la única pretensión de relajarnos, de hacernos disfrutar de todos nuestros sentidos, y de conseguir que los conceptos más sencillos se llenen de magia y amor.”

Pero sin duda el lanzamiento más relevante del mes de febrero fue Sword of the Necromancer, de Grimorio of Games, juego que había creado un enorme hype gracias a su exitosa campaña de Kickstarter en la que se recaudaron más de 200.000€ cuando el objetivo inicial eran 15.000€. Sword of the Necromancer es un juego RPG con toques de rogue-Like dotado de un aspecto gráfico similar a los clásicos videojuegos de Zelda – los mejores videojueos de la historia, estaremos de acuerdo – en el que recorreremos mazmorras e intentaremos convertir a los monstruos en nuestros aliados. En nuestra base de datos cuenta con una media de 70 basada en 36 críticas que, como primera lectura, nos hablan de una disparidad de criterio en los analistas. Encontramos análisis extremadamente positivos, como el de Álvaro López en Navigames: “Sword of the Necromancer es un fantástico e innovador roguelike que cuenta la historia de amor entre dos mujeres que deberán luchar por salir adelante en la cripta del nigromante.“, pero también otros, como el de Sergio Martín en Vandal, que lo catalogan como un juego más dentro de la avalancha de roguelikes que nos asola, aunque lo puntúa con un decente 65: “(…) Tal es la cantidad de juegos similares que han aparecido en los últimos meses que casi hasta cuesta distinguir unos de otros, y en este caso Sword of the Nicromancer no consigue tal objetivo. Sin embargo y a pesar de eso es un título interesante… siempre y cuando te gusten mucho este tipo de ofertas.” Quizás la campaña de Kickstarter puso un listón demasiado alto a Sword of the Necromancer, pero de 36 críticas registradas sólo 2 son negativas, lo cual a mi me transmite la idea de un videojuego divertido y bien trabajado al que quizás le falta un pelín de innovación.

El último lanzamiento de Enero que merece la pena destacar es Xenocider, de Retro Sumus, un shooter en el que sólo podemos movernos lateralmente mientras la pantalla avanza, al estilo del Sin&Punishment, y desarrollado para Dreamcast. En España hay una comunidad muy fuerte de desarrolladores que siguen trabajando en consolas retro y, aunque rara vez tienen hueco en la prensa, en este caso Daniel Quesada le hizo un hueco en HobbyConsolas: “Una verdadera muestra de cariño no solo hacia Dreamcast, sino hacia los videojuegos clásicos en general. Su target es el público más hardcore y, por ello, no tiene piedad. Si eso no te asusta, sabrás perdonar algunas limitaciones técnicas y disfrutarás de todos sus secretos.”

En cuanto a temática literaria, Enero nos dejó dos libros de temática muy diferente. En primer lugar, Manuel López Ibáñez publicó Producción musical y diseño de sonido para videojuegos, una obra enfocada entender la importancia del apartado sonoro en la industria y a ayudar en esta parcela del desarrollo aportando diferentes metodologías de trabajo. En segundo y último lugar, Martín Gamero Prieto autopublicó Entre soldados, demonios y polígonos. Una retrospectiva de id Software, en el que habla de id Software y su impacto en la historia del videojuego.

Febrero: perdón por el retraso

Texto de Américo Ferraiuolo

No recuerdo demasiado bien cómo fue el mes de febrero en cuanto a lanzamientos, y hasta hace unos pocos días pensaba que eso era indicativo de que no habían salido demasiados títulos interesantes. Quiero decir, su hubiese sido una fiesta de lanzamientos lo recordaría ¿no? Pues resulta que no. De nuevo ejecuto la payasada con una técnica exquisita (gracias por tanto, clown college). Lo cierto es que preparando esta primera parte del repaso de 2021 y checkeando el calendario de lanzamientos de DeVuego he comprobado que, aunque el mes no fue una avalancha de juegos, sí hubo algunos lanzamientos destacables.

Empezando por el principio, el primer juego que recibimos fue Vanishing Grace (11 de febrero), un título de ciencia ficción desarrollado por Monte Perdido en exclusiva para Oculus Quest, donde una tormenta solar cambia por completo la vida sobre el planeta Tierra. Javi Montgat, redactor de la página especializada en realidad virtual DistritoXR, lo valoró con un 76, afirmando que “a pesar de sus limitaciones, propias de un estudio independiente, Vanishing Grace tiene grandes valores como una narrativa bien trabajada. […] Hay mecánicas que funcionan genial y otras que podrían estar más pulidas, nada grave en este su primer título y que hace prever muy buenos trabajos en un futuro no muy lejano“. Parece que la llama de la VR continua iluminando, y es reconfortante ver cómo estudios nacionales apuestan por avivarla con sus proyectos.

Una semana después, el 18 de febrero, Mutropolis apareció en Steam como una propuesta de aventura gráfica con toquecitos de ciencia ficción publicada por Pirita Studio. En esta ocasión tuvimos la oportunidad de jugarlo para la web, y nuestro fiel redactor Pablo Casado lo valoró positivamente concluyendo que “Mutropolis sabe lo que quiere hacer y lo que el jugador quiere jugar, y lo lleva a cabo de una forma magistral de principio a fin. Se centra en sus puntos fuertes y deja de lado lo que podría ser un lastre en el desarrollo“. Fuera de nuestras oficinas otros 15 medios publicaron su opinión sobre el título, generando entre todos una muy admirable media de 75. Algo por encima de esta cifra se encontraba el 80 que Marta Trivi le dio al juego en Anaitgames: “para Pirita parece que no hay géneros menores ni aventuras que se puedan despreciar. Mutropolis es la oportunidad perfecta de volver al género y recordar por qué en su día llegó a ser tan popular“.

También el mismo día, aunque en un espectro videojueguil considerablemente distinto, The Game Kitchen publicó Strife & Ruin, el segundo DLC para su aclamado Blasphemous. En él se incluyeron nuevos añadidos como el modo Boss Rush, una nueva zona que rinde homenaje a la era de los 8 bits, y una nueva misión en la que el penitente une fuerzas con Miriam, la protagonista de Bloodstained: Ritual of the Night. La acogida de la expansión fue muy positiva entre el público y, aunque en la base de datos no se registran muchas valoraciones por parte de la prensa, sí tenemos veredictos como el de Ruben Rionegro para 33bits, quien afirmó que “son añadidos excepcionales con los que seguir divirtiéndonos con esta obra que poco a poco va aumentando sus modos de juego“.

Unos días antes de girar la hoja del calendario, el 24 de febrero, Tested on Humans: Escape Room se publicaba, como suele pasar con los títulos de salas de escape, exlusivamente en PC. En esta ocasión, el título de mc2games nos pone en la piel de un sujeto de pruebas encerrado en un laboratorio, que deberá descubrir qué clase de experimentos realizan en ese lugar y escapar cuanto antes. Tamara Morales escribió un análisis en nuestro blog, donde comentó que “Tested on Humans muestra una cara de la moneda mucho más personal y con una dedicatoria muy especial”. Por otro lado, Jose Jinsei valoró al título con un 85 en AllGamersIn, concluyendo que “Tested on Humans mejora muchos aspectos de su predecesor para ofrecer una dificultad más elevada, puzles variados y mecánicas sencillas pero desafiantes que nos harán pensar y razonar a cada paso”.

Para terminar, también merece la pena destacar la publicación de un par de volúmenes que llegaron a las estanterías de las mejores librerías durante este mes. El 16 de febrero, la editorial Star-T Magazine Books publicaba PLAY HISTORIA: Los 50 videojuegos que cambiaron el mundo, un viaje por el cada vez menos breve legado del medio donde se analizan aquellos juegos que, según el autor Marc “Funs” Rollán, supusieron una mayor trascendencia para el ocio interactivo. Isthar Vega tuvo la oportunidad de leerlo, y explicó en nuestro blog que nos encontramos ante “un libro tratado con mimo, en el que se nota un GRAN trabajo detrás. Pero de lectura muy ágil y fresca. Sin tener un lenguaje cargante o muy tecnicista. […] Un libro que voy a consultar y releer más de una vez y que recomiendo si sois amantes de este mundo que son los videojuegos y de lo que hay detrás.”

Solamente un día después, el 17 de febrero, Héroes de Papel publicó Palabra de triple A: Progresismo para transformar la realidad en las grandes producciones de videojuegos. En él, Daniel García Raso plantea un interesantísimo ensayo donde se reivindica el papel de las grandes producciones en la industria del videojuego para señalar y criticar algunas de las claves sociopolíticas de nuestro pasado reciente (tales como el racismo o el machismo, pero también temas como la hegemonía del capitalismo o el deterioro del medio ambiente). En palabras del propio autor “muestra, sin lecturas intrincadas, qué nos han querido contar los videojuegos mientras jugábamos con ellos”. Queda apuntado en la lista de los Reyes.

Marzo. Calidad abundante en un mes con restricciones

Texto de Goyo ‘Dejota’

Marzo 2021 fue mejor que el año anterior, pero tampoco demasiado porque de nuevo las restricciones condicionaban nuestra vida. En España se seguía un sistema de fases, en Italia, donde vivo, era por colores y cambiábamos de uno a otro como los semáforos. Fui de ese grupo de afortunados que, por segundo año consecutivo, celebró su cumpleaños aislado en casa. Sin embargo, a nivel de videojuegos, Marzo nos dejó algunos de los mejores del año y puso un nivel difícil de superar.

El mes empezó fuerte, con el lanzamiento de Mail Mole, primer videojuego de Talpa Games, en el que controlamos a un simpático topo cartero. Un plataformas 3D colorido que encandiló a la crítica, cosechando un total de 22 reviews positivas. En esta web, Isthar Vega dijo lo siguiente: “Controlar a Molty es una autentica delicia. El estudio catalán TalpaGames ha sabido crear un juego maravilloso, en el que descubrir y salvar Carrotland a base de ir bajo tierra y pegar saltitos al milímetro, se convierta en un rato agradable y entretenido. La BSO es pegadiza y acompaña muy bien cada fase, así como los jefes finales, dignos y memorables.” La crítica destaca el buen saber hacer y el gran conocimiento y pasión por los videojuegos que hay en el estudio detrás de Mail Mole. También fue analizado en Meristation por Sergio Carlos González: Pero Talpa Games también tiene algo que decir, y este título, que sirve como carta de presentación para el estudio barcelonés, es también una declaración de intenciones: aquí hay mucho talento. Sin alcanzar la excelencia en nada, Mail Mole ofrece una suma de elementos notablemente ejecutados, con momentos bien dirigidos y unos jefes finales que brillan con luz propia. La conjunción de todas las partes da como resultado un título muy recomendable que llega, además, a un precio muy ajustado.

El mismo día se publicó uno de esos juegos que sólo son posibles en el escaparate indie: Everhood, de Jordi Roca. Un atípico videojuego que combina los géneros música y RPG que está causando furor en Steam con casi 6.000 reseñas ‘extremadamente positivas’. La crítica ‘oficial’, sin embargo, no le ha prestado demasiado atención al contar con sólo 5 críticas almacenadas en nuestra base de datos, de las cuales tres son extranjeras. Enésima prueba de que los jugadores y la crítica son dos realidades no demasiado bien conectadas. Daniel Rubio ‘Fullbull’, en NaviGames quedó encantado con este peculiar videojuego y le cascó un 85 en su completo análisis: “Everhood es una aventura musical atípica que juega con las expectativas del jugador usando humor absurdo, diseños estrafalarios y momentos de absoluta grandilocuencia. La narrativa es un poco apresurada, pero los puntos de inflexión son de lo más original sin tener que recurrir a idas de olla (al menos no demasiado grandes)“. La otra crítica nacional es de nuestro incombustible Javier Larrea: “Everhood juega un papel importante dentro del terreno indie. Da una propuesta muy interesante con una personalidad única (…) Everhood juega cartas muy interesantes como sus batallas musicales las cuales van añadiendo cierta dificultad metiendo nuevas notas e incluso cambios en la batalla”.

No pasaron muchos días hasta que dimos con un juego que tuvo mucho impacto en esta casa ya que llegamos a jugar en directo con los desarrolladores: Magic Twins. Este videojuego arcade cooperativo de Flying Beast Labs en el que controlamos a dos simpáticas brujas pondrá a prueba nuestra coordinación y sintonía con nuestro compañero. Además, puede jugarse con una sola edición del videojuego gracias al Remote Play de Steam. A nuestra compañera Isthar le encantó la experiencia: “Un gran juego arcade cooperativo, fresco y divertido con el añadido de que si lo queréis jugar con alguien, únicamente hace falta que uno de los dos lo tenga, gracias al Remote Play de Steam. Las horas de pique, estrategias y risas, están más que aseguradas.” Y no fue la única ya que todas las críticas almacenadas son positivas. Rescato la crítica nacional con mejor puntuación, firmada por Alejandro Blanco en Guardado Rápido: Resumiendo, Magic Twins es un título que, si te gustan los desafíos, los puzles y sobre todo compartir buenos, caóticos e hilarantes momentos con un amigo o amiga, te llenará por completo. Estamos frente a una propuesta de una duración incalculable, ya que su longevidad depende mucho de tu destreza a los mandos, pero seguro que pondrá a prueba tanto tu habilidad como tu paciencia y capacidad de comunicación“.

Didactoons también tuvo su hueco en este mes, ya que publicó BodyQuest, una aventura educativa desarrollada en el interior del cuerpo humano. Tendremos que curar a Finn, un niño del futuro que tiene une enfermedad. Para ello, nuestro tendremos que recorrer todo su cuerpo en busca de la solución. Los juegos de esta corte suelen pasar desapercibidos para los medios, pero en este caso tenemos seis críticas almacenadas, de las cuales cinco son extranjeras. Rescato la conclusión de Rubén Bonete en Agencia6 que lo calificó como notable: “BodyQuest es un juego entretenido y educativo en el que podemos jugar tanto los adultos como los niños, donde nos hará recordar nombres o conceptos que teníamos “algo olvidados” de nuestra época de estudiante. Es una forma de refrescar conceptos y que los mas pequeños tomen un primer contacto con el cuerpo humano y las funciones que éstos tienen. Didactoons y Artax Games han hecho un buen trabajo sin ser explícitos en lo que el juego nos quiere mostrar, y se agradece que las empresas españolas tomen la iniciativa en el mundo electrónico, y sobre todo que sea educativo y entretenido, cosa que no siempre se consigue pero que en esta ocasión, han hecho extraordinariamente bien.” No son los juegos que más llaman la atención de los jugadores, pero la labor de Didactoons en el mercado de juegos educativos es de aplaudir.

Marzo nos dejó también el que, para mí, es el mejor videojuego que se ha publicado en plataformas móviles durante 2021: Pureya, de Majorariatto, estudio de Alva Majo, el popular desarrollador de videojuegos indie, youtuber y ganador de jams. Pureya, disponible en plataformas móviles y Steam, donde tiene más de 1.500 críticas ‘extremadamente positivas’, consiste en la sucesión de minijuegos que cambian aleatoriamente cada 10 segundos. La idea, que a priori puede parecer simple, se traduce en horas y horas de vicio. Lamentablemente para vosotros, lectores, no hay críticas registradas en la web y me veo obligado a citar mi propia opinión publicada en DeVuego: “Pureya se ha convertido en un vicio totalmente inesperado y confieso que no me lo pasaba tan bien con un videojuego de este tipo desde el Wario Ware de Wii. La propuesta de cambiar de minijuego cada 10 segundos no sólo no se hace repetitiva como podría esperarse, sino que resulta realmente adictiva. A base de sumar bloques de diez segundos puedes pasar horas enganchado a los interesantes y divertidos minijuegos que propone. Además, el hecho de poder desbloquear contenido después de cada partida invita a querer jugar más y más. Por 4€ que cuesta en plataformas móviles, aconsejo comprarlo sin dudar ni un segundo. Una propuesta de juego diferente, bien realizada y con buena música.” Segundo juego, en el mismo mes, que tiene impacto en los jugadores, gusta en Steam, pero que la crítica profesional ignora.

Si habéis llegado hasta aquí pensaréis que esto es todo, pero no. Marzo aún se guardaba uno de los juegos que optará al premio a mejor videojuego del año. Estoy hablando, como no, del frenético, espectacular y tecno Narita Boy, de Studio Koba. En estos momentos se encuentra cuarto en la lista de mejores juegos de 2021 con un impresionante 81 basado en 45 críticas. A Narita Boy le cayeron, con total merecimiento, los elogios tanto de crítica como de los jugadores. Al ritmo de una frenética música tecno, recorreremos e intentaremos salvar un mundo virtual armados con la Techno-Sword. Un videojuego impactante en lo visual y muy trabajado en lo jugable que encantó a nuestro compañero Joan Llobera, como reflejó en su review: “Es de aplaudir todo lo que se atreve a hacer Narita Boy. Espero no equivocarme al apuntar que éste será un juego que de para hablar en los próximos tiempos. El desarrollo español avanza cada vez más y Narita Boy es uno de esos juegos que se nos vienen a la mente cuando pensamos en lo que somos capaces de hacer. Sin ser mejor ni peor que nadie, Studio Koba ha conseguido crear un título con una ambientación propia que bebe del mundo estadounidense de los 70 mejor que lo que harían los estadounidenses si quisieran hacer un título ambientado en los 70 hoy en día.Narita Boy bien merece rescatar un par de críticas más, por si alguien aún tiene dudas de la calidad de este videojuego. En 3DJuegos, Jesús Bella resume su review con un inapelable “una maravilla retro”: “Narita Boy es una fantástica oda a lo retro que entusiasmará a los amantes de los microordenadores de los ochenta, pero también a todo aquel que se sienta interesado por su estética y personalidad. Precisamente, el aspecto gráfico retro de esta aventura de acción y plataformas supone el principal reclamo para disfrutar, por otra parte, de un metroidvania que no lo hace todo bien, pero que divierte de principio a fin. ¿La conclusión? Que se merece que le des una oportunidad, porque se nota que está desarrollado con mucho gusto y cariño.” Cierro con la conclusión de Pablo Casado en su análisis para Eurogamer: “Narita Boy es un título que va mucho, muchísimo, más allá de las referencias culturales que plagan su universo para ofrecer una experiencia que apelará a cualquier tipo de jugador. Su estructura ofrece un cuidado equilibrio entre exploración, combate y narrativa que remonta sus orígenes al metroidvania pero demostrando, al mismo tiempo, un punto de contención que amplifica el detalle puesto en su diseño. Así, Narita Boy es una sucesión constante de escenas, salas y situaciones engarzadas con precisión que nunca se detiene, nunca flaquea y nunca muestra altibajos en su calidad.

Marzo también fue un completo mes a nivel literario y nos dejó con tres nuevos textos de diferente índole. En primer lugar, Antonio César Moreno Cantano y Salvador Gómez García firman el libro Videojuegos del presente. La realidad en formato lúdico, publicado por TREA. En esta obra se recogen las voces de diferentes personas que intentan analizar la influencia de los videojuegos a la hora de comprender nuestra realidad presente. Contamos con una reseña registrada de este libro, firmada por Darkor_LF en Cosas de Chicas Gamers: “la obra trata de ser muy generalista pero en realidad no lo es. Muchos de los textos se centran en conflictos (sobre todo armados) y su representación en el medio, y desde un prisma pesimista, al tratar temas bastante crudos. Cumple con crear un corpus bibliográfico para futuras consultas y servir de material de referencia, pero no considero que sea una obra para leer antes de irse a dormir. Además, sirve para demostrar que, ya sabéis, los videojuegos no tienen ideología.”

El segundo texto del mes también se basa en el testimonio de diferentes profesionales. Detras del videojuego: Experiencias y consejos de 38 profesionales españoles de la industria, escrito y coordinado por Javier Monfort, supone un excelente testimonio del funcionamiento de la industria española del videojuego. Nuestro compañero Javier Larrea, que tan pronto te juega un RPG como te reseña un libro, valoró especialmente su carácter didáctico: “Detrás del videojuego es uno de esos libros que te aportarán mucho conocimiento sobre muchos tipos de trabajo que hay que desempeñar ya seas un pequeño estudio independiente o trabajes para un gran estudio internacional. Una lectura amena y llena de grandes curiosidades que no deberías dejar escapar.

Cerramos el mes de Marzo con ¡Alabado sea el sol! Hidetaka Miyazaki y las claves del diseño Souls, libro de Carlos Pérez Sempere y publicado por Héroes de Papel. En este libro se profundiza en las señas de identidad de la fórmula Souls, su impacto, influencias y legado.

Abril. Indies mil

Texto de Goyo ‘Dejota’

No sé si os sucede a vosotros, pero echando la vista atrás, todos los meses me parecen iguales. Quizás sea por las restricciones que van y vienen, por las noticias clónicas (¿no os parece que todos los días se publican los mismos textos?) o porque estamos viviendo una realidad muy particular, el caso es que Abril pasó por mi vida sin pena ni gloria. En la industria española del videojuego fue un mes extraño. Hay un buen número de lanzamientos, pero salvo un par de casos todos son pequeños juegos indie que han pasado muy desapercibidos. Desgraciadamente, es algo que sucede con frecuencia en el ámbito indie español, pero siempre podemos enfocarlo desde un punto de vista positivo: quizás descubramos una pequeña joya oculta entre las sombras.

De los típicos jueguecitos que hacíamos en las últimas páginas de los periódicos, el que más me gustaba era ese de escapar del laberinto. Super Maze Labyrinth, de Flat Cat Games, nos propone exactamente esto, pero en versión digital. 100 laberintos, diferentes niveles de dificultad y música relajante por sólo 2€ (90 céntimos ahora mismo en rebajas). Compra segura.

Captura de pantalla

El 6 de Abril Noxfall Studios publicó 1, 2 BLAME, un videojuego con una mecánica similar al popular Among Us, pero añadiendo algún que otro extra como el chat de voz. Disponible en Steam y plataformas móviles, el juego gustó mucho a nuestra redactora Isthar Vega que realizó un directo en Twitch con los desarrolladores. Una vez más, un juego simpático y bien hecho que no ha tenido la visibilidad que merece.

El 9 de Abril gomostudios lanzó a la venta en Steam TYPO, un videojuego de plataformas y puzles de estética minimalista en el que tendremos que escapar de un laboratorio abandonado. Un juego del que se ha hablado muy poco, pero que a Blansi, de PowerUps, le gustó y lo calificó con un 7: “Typo es un buen juego de puzles y plataformas que pondrá a prueba nuestra capacidad de resolución de puzles, así como nuestra habilidad jugando. La idea de pequeños puzles en áreas, a lo Portal, está bastante bien trabajada, pero el punto más clave para mi es el ir jugueteando con los ordenadores y las físicas, mezclándolo con el plataformeo. Tiene una buena atmosfera que respira incógnita en todo momento y buenos puzles, lo cual ya es más que suficiente para que, aprovechando lo demás, Gomo Studios tenga un buen juego entre manos incluso con los fallitos comentados.

El siguiente lanzamiento de Abril rompe con esta corriente indie de la que vengo hablando y es que RECO Technology se encargó de desarrollar Pocoyo Party, el juego oficial de la homónima serie, para PS4 y Switch. Un videojuego infantil, dirigido a niños de 3 a 5 años, basado en minijuegos sencillos, divertidos y educativos. Personalmente, a mi Pocoyo me cae bastante mal y me gustaría pegarle con una vara, pero, por alguna razón que desconozco, a los niños les gusta.

Uno de los casos más particulares de abril fue el lanzamiento de Galactic Wars EX, de Volcano Bytes. Un juego dirigido a los fans acérrimos de los shooters bullet-hell de corte clásico. El juego se financió a través de una campaña de Kickstarter y puede adquirirse sólo desde itch.io.

Quizás el juego más sonado Abril fue la versión Pocket de Deiland, desarrollado por Chibig. Deiland: Pocket Planet mejora la versión base de Deiland publicada en 2016. Deiland nos pone en la piel de Arco, un niño que vive en un pequeño planeta. Como si del Principito se tratara, tendremos que cuidar con mimo de nuestro hogar al tiempo que recibimos la visita de diferentes personajes. Una aventura agradable, bonita y bien trabajada que en su momento me encantó. Esta versión Pocket, pese a ser más completa, tiene una nota media más baja que la original: un 65 (contra un 73). En Legión de Jugadores, Alejandro Espacio destaca como aspecto importante la posibilidad de jugar a Deiland en una consola portátil: Deiland: Pocket Planet es la versión perfecta para vivir la historia de Arco y disfrutar de la calma que transfiere el cuidar de nuestro pequeño planeta y conocer gente variopinta y entrañable de todos los lugares de la galaxia.(…) No supone una gran diferencia con respecto a las versiones de PlayStation 4 y PC, más allá de todos los DLC que se encontraban disponibles en esta última versión, pero poder jugar a este título en modo portátil es una ventaja que no sabíais que necesitabais. Ojeando las reviews recopiladas, notamos que la prensa extranjera ha sido más crítica con Deiland, señalando la falta de profundidad en sus mecánicas.

El mismo día OverPowered Team volvió a la carga en Switch y PC con Godstrike, un boss-rush con toques de bullet-hell. Este juego tiene una complicada historia detrás, ya que se había publicado hace algunos años bajo el nombre de Profane. Todo lo sucedido puede consultarse en el excelente artículo de R.Márquez en VidaExtra. A nivel de crítica es un caso complejo de analizar dado que tuvo tanto notas extremadamente positivas, con varios 90, como algunos suspensos. Como suele pasar, en la mitad encontramos lo más cercano a la realidad, así que rescato la conclusión de Sergio Martín para Vandal, que lo puntuó con un 70: “Switch y PC reciben otro buen representante de ese estilo tan nicho como es el de los juegos de estilo boss rush con carácter bullet hell. Un infierno en toda regla que nos pone en aprietos desde la primera partida, integrando un nivel de dificultad realmente exigente que va “suavizándose” a medida que vamos obteniendo nuevas habilidades. Una característica esta última que aporta bastante gracia al título en su conjunto, dado que nos ofrece bastantes variantes tácticas para hacer frente a cada contrincante. Una propuesta que tampoco es que invente la pólvora precisamente y que posee un desarrollo muy encorsetado (algo vinculado al género en sí), pero que resulta interesante y que nos proporciona algunas batallas realmente épicas… si es que no abandonamos antes, claro.

Abril 2021 nos dejó el que probablemente sea el último videojuego español de PSVita. La gran mayoría de jugadores habrá conocido UnMetal por su versión para PC o consolas de sobremesa, lanzada en septiembre, pero la realidad es que el juego se lanzó en una versión especial limitada en la portatil de Sony varios meses antes. Francisco Téllez de Meneses es un desarrollador de increíble talento y con las ideas muy claras: quería que UnMetal apareciera en Vita – una consola tremendamente infravalorada – y así fue. Pero hablar de UnMetal es hablar del segundo mejor videojuego por nota media del año, sólo por detrás de Metroid. En estos momentos cuenta con un 83 basado en 27 críticas y ninguna de éstas baja del 70. Este videojuego de acción y sigilo en 2D nos propone escapar de una base enemiga en una aventura repleta de humor y guiños que encantarán a los jugadores. En SomosXbox, Fiama Pineda quedó encantada y le otorgó un 90: UnMetal es un juego redondo, ya que consigue todo lo que se propone, contarnos una trama madura de forma muy peculiar, en el que la diversión y el ingenio son el eje central. A su vez rinde tributo a la cultura popular y a su inspiración Metal Gear, ofreciéndonos una jugabilidad magnífica y un doblaje asombroso, que podéis disfrutar a lo largo de sus más de ocho horas de duración.En Vandal, Ramón Varela lo calificó como notable alto: “Francisco Téllez De Meneses ha demostrado sobradamente que el éxito de Unepic no fue una mera casualidad. Quizás algunos aspectos jugables de Unmetal no están tan desarrollados como podría si lo que buscamos es sigilo puro, pero la mayor parte de las pegas que puedas encontrar se disipan cuando te pones en las botas de Jesse Fox. Un juego variado, con buenos jefes, una duración más que satisfactoria –roza las 10 horas-, con secretos y ese humor gamberro que tristemente se ha perdido en la mayoría de lanzamientos actuales. Un genial representante de las producciones independientes que se hacen en España y casi indispensable para fans de Metal Gear, especialmente los de la vieja escuela.

Volviendo al tema ‘indie desapercibido’ encontramos el videojuego Mystic Fate, de Collapse Games, una aventura de acción 3D con un apartado gráfico en voxel y publicada en todas las plataformas. Sólo he localizado una reseña de este videojuego, realizada por Antonio Horna para SomosXbox, que lo califica con un 64: “Con una jugabilidad original y una historia bastante trabajada, Mystic Fate os llevará durante su breve duración a través de una aventura por mazmorras, en las cuales deberéis resolver todo tipo de puzzles y combates contra enemigos empleando la telequinesis de Aris, una de las últimas alquimistas. No obstante, algunos fallos en su jugabilidad empañan la diversión proporcionada por el producto final.

Cerramos el mes de Abril en materia de videojuegos con el lanzamiento de Reknum Cheri Dreamland, de NAPE Games, la segunda entrega de la saga Reknum. Como el original, este juego combina plataformas 2D y acción mientras seguimos las aventuras de Cheri. No muchos medios se han hecho eco del videojuego, pero en DeVuego, nuestro compañero Rubén ‘S3nsei’ se encargó del análisis:Si destacásemos un punto positivo y uno negativo para resumir el juego. Habría que hablar de la tosquedad de algunos movimientos y del conjunto de desafíos que nos presentan los distintos escenarios como el ápice más positivo. Reknum cheri dreamland. es un título para aquellos que añoran los videojuegos de plataformas clásicos. Con una buena ambientación y con enemigos variados que harán del juego una experiencia “noventera”.

¿Ha sido extenso a nivel de videojuegos el mes de Abril? Pues me complace informar que también es el más prolífico a nivel literario. Hasta cuatro libros se publicaron. Iniciamos el repaso con Un mes en Tinder siendo mujer gamer de Marina Amores ‘Blissy’ y Daniel Muriel. Un curioso experimento sociológico en el que los autores crearon un perfil en Tinder mostrando un perfil de mujer gamer para analizar patrones de conducta y discursos – con mucha frecuencia machistas – de los usuarios de esta plataforma.

En segundo lugar, Anait publicó La vida en juego: La realidad a través de lo lúdico, una colección de ensayos de numerosos periodistas que exploran el videojuego como un objeto que va más allá del entretenimiento. Coordinado por Antonio César Moreno y Alberto Venegas Ramos, los cuales tuvieron un mes de Abril particularmente intenso ya que también publicaron, esta vez en Shangrila, el libro Protestas interactivas: El videojuego como medio de reivindicación política y social.

Concluimos este largo mes de Abril con Neurogamer, escrito por Pablo Barrecheguren y publicado por Paidós. Este interesante texto busca analizar cómo los videojuegos afectan a nuestro cerebro y responder a esas típicas preguntas que siempre hemos escuchado: ¿incitan a la violencia? ¿son sanos? ¿son adictivos?

Esto es todo lo que el primer cuatrimestre de 2021 nos ha ofrecido. Si has llegado hasta aquí: enhorabuena, el señor Américo Ferraiuolo te invitará a un café en cuanto te conozca. Esperamos que hayáis tomado nota de algún videojuego español y os invitamos a volver en unos días cuando publiquemos la segunda parte de este repaso.

¡Feliz Navidad!

¿Te ha gustado? Apóyanos en Patreon para seguir creciendo y obtén acceso a contenidos exclusivos
Become a patron at Patreon!

Autor

Redactor | Web

Ambientólogo y camarero. Amante de lo japonés, los dinosaurios y la sanfaina con atún. Escribo y juego tumbado, normalmente desde Barcelona.

Pese a mi continua obsesión con la literatura, los videojuegos y el deporte, logré acabar mis estudios de filología. Resido en Italia y adoro la pizza.

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.