Análisis Destacado

Get Ogre It. Un ogro entre humanos

29 abril, 2021 4 mins de lectura

por:

Get Ogre It. Un ogro entre humanos

Aprovechando los últimos días de vacaciones he decidido revisar el trabajo atrasado de la web y he dado con Get Ogre It, un pequeño juego que salió a finales de 2020 y que tenía pendiente de analizar. Primer videojuego del estudio Croix Apps (un solo dev llamado Johan Plasencia)y disponible en Steam.

En Get Ogre It controlamos a Gobby un pequeño y simpático ogro que, debido a un maleficio, se transforma en humano de forma intermitente. A cada 8 pasos cambia de forma, lo cual no es demasiado bueno teniendo en cuenta que hay una guerra entre humanos y ogros en curso. Nuestro objetivo será atravesar diferentes escenarios, evitando a ogros y humanos y lograr romper el maleficio.

La verdad es que Gobby es muy abrazable

Cambiando de piel

La mecánica base de Get Ogre It es simple: tenemos que avanzar por los escenarios evitando a los personajes de la raza diferente a la nuestra hasta llegar a una salida que nos lleva al siguiente escenario. Pero claro, cada 8 pasos nuestro aspecto mutará y tendremos que cambiar de estrategia. Es decir, si somos humanos tocará huir de los ogros y viceversa. Además, es un juego con un movimiento coordinado entre nuestro protagonista y nuestros enemigos: cada vez que damos un paso lo dan también ellos. La clave del videojuego es tener un control permanente del escenario y movernos con cuidado para no quedarnos encerrados y calculando en qué momento cambiaremos de raza. Por ejemplo: si hay un camino bloqueado por hombres y somos un ogro, tendremos que calcular cada paso para transformarnos en humano justo al llegar a ese punto.

Para terminar de analizar el gamplay hay que decir que el juego cuenta con un toque roguelike muy importante: los niveles se generan de forma aleatoria cada vez que jugamos, así que la disposición de los niveles, enemigos y del objetivo cambian en cada partida.

En este punto somos un ogro, así que tenemos que evitar a los humanos

Una gran idea sin explotar

Get Ogre It es un juego complicadísimo de analizar. Todo el videojuego está hecho con mimo y por alguien que yo creo que sabe muy bien lo que hace. La propuesta jugable es simple, pero original. El gameplay no tiene problemas y cuando mueres es debido a tu ineptitud y no por cuestiones técnicas o porque funcione mal. Es más, pese a que no tienes límite de tiempo y puedes pensar cada paso con calma, la atmósfera del videojuego te invita a jugar rápido y de forma intuitiva, lo cual habla muy bien del trabajo que hay detrás para hacerlo frenético y dinámico.

Técnicamente vemos que también hay un trabajo muy interesante detrás. Get Ogre It no es el juego más potente que vamos a encontrar, pero tiene personalidad y su paleta de colores, que alterna entre el violeta y el azul encaja con la dualidad humano-ogro de la historia. También percibimos el cuidado en el apartado sonoro ya que, pese a la brevedad del videojuego, la banda sonora cuenta con melodías diferentes para cada nivel – una variedad que no es para nada habitual en este tipo de propuestas – y, además, todas de calidad.

Cada vez que cambiamos forma aparece un corazón en la cabeza de nuestros “amigos” y una calavera en la de nuestros “enemigos”

Es decir, un juego muy pulido, muy interesante y cuidado en todos los aspectos. ¿Su problema? En 20 minutos te has quedado sin contenido. Literal. He tardado 19 minutos en completar el modo historia, compuesto por 4 niveles + 1 jefe final. No es un juego difícil, especialmente si juegas con calma, así que no encontraremos demasiadas trabas. No hay curva de dificultad y todo depende de cómo sean los niveles que se generan aleatoriamente.

Su único extra es un modo arcade que consiste en ir pasando escenarios hasta que te maten. He jugado unas cuantas veces, he llegado a los 40 minutos y he terminado Get Ogre It. No ofrece nada más. Podría estar jugando eternamente al modo arcade, pero no hay nada que motive a hacerlo: ni diferentes niveles de difucultad, ni logros, ni secretos, ni rankings online… sólo hay unos cuantos logros de Steam que, encima, no funcionan.

Croix Apps ha hecho un buen videojuego, sólido en su propuesta, pero se ha olvidado de meter contenido. Que los niveles se generen aleatoriamente y nunca vayamos a ver dos diferentes no es suficiente para enganchar al jugador. Lo que se necesita son elementos que modifiquen o amplíen las posibilidades jugables o que te ofrezcan novedades a medida que inviertes horas. Get Ogre It cuesta en estos momentos 12€ (curiosamente, cuesta mucho menos si lo compramos junto a la banda sonora: 7,93€) y te ofrece 30 minutos de entretenimiento. En una plataforma como es Steam, repleta de juegos indie, resulta hasta caro.

Conclusión.

Me ha gustado mucho descubrir Get Ogre It y sólo me ha decepcionado ver que ofrece tan poquito. Es una gran idea que ha quedado totalmente desaprovechada. Faltan niveles de dificultad, más escenarios, un modo historia con más niveles y quizás incluso más enemigos o elementos que nos hagan replantearnos la jugabilidad. Del modo en que yo lo veo, Get Ogre It es sólo la estructura de lo que podría ser un videojuego mucho más grande y mejor. Hay que seguir la pista de Croix Apps porque, si algo queda claro con este juego, es que hay talento detrás.

¿Te ha gustado? Apóyanos en Patreon para seguir creciendo y obtén acceso a contenidos exclusivos

Autor

Jefe de Redacción en

Pese a mi continua obsesión con la literatura, los videojuegos y el deporte, logré acabar mis estudios de filología. Resido en Italia y adoro la pizza.