Destacado Opinión

Mail Mole y cuando la sencillez hace que complicarse merezca la pena

6 marzo, 2021 3 mins de lectura

Mail Mole y cuando la sencillez hace que complicarse merezca la pena

Mail Mole está cosechando un gran éxito en todo el mundo

Estamos de celebración porque, aunque ya no sea una sorpresa para nadie, el videojuego español está en boca de todos una vez más. En este caso le toca a Mail Mole, el reciente lanzamiento creado por Talpa Games y Undercoders que está gustando mucho tanto a amantes del género como a los que comienzan a dar sus primeros pasitos en esto de los plataformas 3D.

Pobre Molty, se ha quedado sin sus merecidas vacaciones.

En DeVuego nuestra compañera Isthar ya ha publicado una completa crítica sobre Mail Mole que podéis leer pinchando aquí pero yo quería centrarme en su concepto y jugabilidad. Algo que me ha gustado desde un principio, desde que lo probé por primera vez en el Steam Game Festival 2021 donde tantos juegos interesantes que se están creando en España pudimos ver.

El control en Mail Mole está medido al milímetro y esto podría parecer un error, una tara, porque muchos pueden pensar que “sería injusto”. Pero nada de eso ocurre puesto que el control de nuestro querido Molty es prácticamente perfecto ya sea con teclado o con cualquier game pad. Y, ¿Qué lo hace tan buen control?. Pues, a mi modo de ver y seguro que al de muchos, lo hace bueno simplemente por que es sencillo, sin florituras ni mensajes ocultos con combos excesivos. A partir de aquí ya es todo habilidad a los mandos.

Molty tiene un sistema de control sencillo y muy preciso. Aún puedes apurar más el salto!

Molty puede saltar, pero también puede saltar un poco más alto. Correr bajo tierra o lanzarse con el “culete apretao” hacia el suelo para romper cajas. Incluso existe un dash o “impulso” que se consigue al pulsar en el momento justo el botón de correr según caes en el suelo. Ya está. Hasta aquí se puede leer y es que en Mail Mole no hay que complicarse mucho más ya que, con estos sencillos controles y con 3 movimientos clave (salto, dash y “culetazo”) conseguimos una diversión apta para todas las edades con un nivel de aprendizaje muy rápido.

El hecho de ser un control tan intuitivo hace que Mail Mole siempre motive a los más pequeños a volverlo a intentar porque, esa plataforma que gira un poco más rápido solo te está pidiendo un pelín más de paciencia. Es tan disfrutable a los mandos que da igual con que quieras controlar a Molty, siempre es una delicia.

Apura los saltos e impúlsate al caer

Entonces, a pesar de ser un sistema de control básico y “pequeñito”, ¿da muchas posibilidades?. Pues aún no podéis haceros una idea. Este esquema de control que usa Mail Mole es todo un existo para los sentidos ya que, aunque no te deja ser maestro en ningún momento, te sientes como tal y cada vez corres más. Las marcas por medallas al final de los niveles no hacen más que demostrar lo hábiles que pueden llegar a ser los jugadores que ya están comenzando a batir los propios records de los desarrolladores.

En definitiva, creo que hay que alabar el gran trabajo que han hecho desde Talpa Games y Undercoders para conseguir un sistema de control perfecto y sencillo, que se comprende en un primer contacto y que ofrece tantas posibilidades como nosotros queramos darle. Gira, corre y salta Mail Mole porque lo vais a disfrutar tanto los más adultos como los más pequeños de la casa.

¿Te ha gustado? Apóyanos en Patreon para seguir creciendo y obtén acceso a contenidos exclusivos

Autor

Hermano menor. Padre orgulloso de que su pequeña adore también los videojuegos tanto como yo. Cuando me dejan y la vida me lo permite escribo sobre videojuegos en DeVuego y Comunidad Xbox.