Artículos Destacado

¿Cómo les ha ido a los videojuegos españoles en Kickstarter en 2020?

10 febrero, 2021 7 mins de lectura

¿Cómo les ha ido a los videojuegos españoles en Kickstarter en 2020?

En los últimos años he adquirido una costumbre. Cuando finaliza el año me gusta echar la vista atrás, hacer un repaso de los proyectos españoles que han salido en plataformas de micromecenazgo (conocidas en inglés como crowdfunding) y hacer un pequeño análisis de lo ocurrido. Me he acostumbrado a esta pequeña afición por dos cosas: por un lado para conocer qué nuevos estudios emergentes y qué propuestas aparecen en el tejido industrial español; y por otro, para medir (en cierta forma) la salud de una parte de este sector, aunque hay que tener en cuenta que por ejemplo el mercado móvil de videojuegos y sus bucles de producción están muy alejados de estos sistemas de financiación. 

Y es que como comentaba el otro día Enrique Colinet, 2021 se presenta como un gran año para dar otro paso más en la consolidación de la industria española del videojuego, y una de las piezas que ha formado parte de ese puzle ha sido las plataformas de micromecenazgo. Aun así, a expensas de parecer pesimista, siempre me gusta comentar que esto no es una bala de plata y que detrás de los éxitos en estas plataformas hay mucho trabajo, tiempo y esfuerzo, y que a pesar de ello, no siempre sale bien.

También hemos de tener en cuenta que las propuestas que se presentan para financiarse no siempre necesitan los mismos recursos para su desarrollo, por lo que al final, aunque a veces miremos los números de forma aislada al proyecto, hay muchos grises y muchos matices en los datos que se van a presentar.

El top 3 de 2020

Aunque las comparaciones suelen ser bastante feas, nunca está de más echar un vistazo a los mejores proyectos del año a nivel de recaudación. Siempre es bueno tener referentes en los que fijarse, poder aprender, y pararse a reflexionar del porqué de su éxito.

En tercer lugar nos encontramos con Deiland: Pocket Planet Edition de Chibig Studio con 75.788€ de recaudación. Chibig es una empresa con gran proyección a la que esto de Kickstarter no le asusta. Esta es ya su tercera campaña en esta plataforma (las tres de bastante éxito, en especial la segunda con su videojuego Summer in Mara). Esta vez nos traen una versión mejorada para la plataforma Nintendo Switch de su ya conocido juego Deiland, donde podrás disfrutar de una relajante aventura con una potente carga narrativa en la que cultivarás, fabricarás y pelearás con enemigos para cuidar de tu pequeño planeta. 

En segundo lugar tenemos Sword of the Necromancer de Grimorio of Games con 201.526€ de recaudación. Han irrumpido este año con fuerza con su propuesta de Dungeon Crawler Action RPG con elementos de rogue-like (¡tremendo combo!). A la ya conocida receta de estos géneros como las armas, el inventario, los distintos niveles, etc. nos traen un ingrediente bien sabroso. Se trata de una mecánica con la que podremos convertir a los enemigos en aliados gracias a la espada del nigromante.

En el top 1 nos encontramos con Curse of the Sea Rats de Petoons Studio con una recaudación de 242.395€. Aunque han entrado en un género con gran proliferación de títulos en estos últimos años como son los metroidvania, su propuesta no dejará a nadie indiferente. Sus bonitas animaciones dibujadas a mano aderezadas con elementos 3D, su propuesta de historia con más de 12 horas de juego, la posibilidad de modo multijugador con hasta 4 jugadores, entre otras muchas cosas, harán que te enamores de él nada más verlo.

España vs. the World

Todos los años me ha surgido la duda: “vale, vivimos en un mercado globalizado. ¿Los estudios españoles lo están haciendo bien respecto al resto de países?”.

Este año para intentar vislumbrar un poco la respuesta he sacado los datos de campañas de Kickstarter financiadas con éxito de dos países de la Unión Europea (han sido elegidos por proximidad con España y un poco al azar, no os voy a engañar). 

Como se puede observar aunque existen prácticamente los mismos proyectos financiados en España y Francia, la recaudación total en España está muy por encima de la recaudación de Francia y es algo inferior (algo más de 100.000€) de la recaudación de Reino Unido (aunque hay que tener en cuenta que las cifras de este último están en libras). Además vemos cómo la media de recaudación en nuestro caso es superior a la de Reino Unido. Esto es probablemente debido al número de proyectos, ya que por regla general sólo unos pocos tienen un éxito notable a nivel de recaudación como veremos ahora.

Como comentaba antes, vemos el rápido descenso en las cifras de recaudación por proyectos por debajo de la cifra de los 25.000€ aproximadamente. De hecho es bastante notable la caída tanto en España como en Francia. Podemos observar sin embargo cómo en el caso de Reino Unido la recaudación está algo más repartida. Para verlo de una forma desglosada por países veamos los siguientes gráficos.

En España y Francia la mitad de la recaudación ha sido conseguida por dos proyectos y ¾ de esta por 5 o 6. En Reino Unido como hemos comentado antes está la cosa un poco más repartida, pero siguen existiendo esos proyectos “elegidos” que despuntan frente al resto.

Como resumen rápido se podría decir que nuestros datos son muy buenos a nivel comparativo con estos dos países, ya que estamos en unas cifras muy similares a Reino Unido y muy por encima de los compañeros franceses.

En este punto y viendo los datos del gráfico superior de las empresas de videojuegos recogidos en el último libro blanco del DEV voy a dejar una reflexión que se me ha pasado por la cabeza: ¿Es posible que cuanto más grande sea el mercado de grandes empresas (véase Francia) menos se anima la gente a intentar emprender camino por su cuenta? o ¿es que en esos países hay otras vías de financiación mucho más consolidadas y llamativas? Supongo que sería un trabajo interesante y que habría que estudiar país por país, yo dejo por aquí la reflexión y espero escuchar vuestros comentarios. 

¿El género importa?

Respecto a las tendencias tal y como estamos viendo en todas las plataformas, hay un fuerte interés por el género Metroidvania, y el micromecenazgo no se separa de esta tendencia. Ya hemos visto otros años grandes campañas de recaudación como la de los compañeros de The Game Kitchen con Blasphemous, o este año pasado Curse of the Sea Rats y Sword of the Necromancer. Pero la cosa no queda ahí. Tanto en Francia como en Reino Unido los dos proyectos con mayor recaudación también son de este género (Steamdolls y The Last Faith). Este género lleva pegando fuerte por todos lados estos últimos años, veremos si la cosa continúa así.

Quitando los puestos superiores, los géneros del resto de proyectos están mucho más mezclados, desde un plataformas 3D con un look encantador llamado Billie Bust Up, pasando por un juego de parkour o el RTS Amber Chronicles of Lhür con un aspecto gráfico que recuerda a ese Warcraft 3 de la época dorada de los RTS de Blizzard. 

El fracaso no siempre es el final del camino

Como nota final de positivismo para cerrar este análisis (mucho texto y muchos numeritos), me gustaría comentar algunos proyectos con muy buena pinta que aunque en su momento no pudieron conseguir la financiación pedida, consiguieron salir adelante y están ya publicados o siguen desarrollándose.

Aragami

Este juego de los barceloneses Lince Works trajo de nuevo el género de sigilo con ninjas que estaba tan olvidado desde hacía mucho tiempo con los fantásticos Tenchu (quitando alguna excepción que salió en su momento como Mark of the Ninja). Aunque allá por 2014 no consiguieron financiar la campaña con éxito (de hecho en aquel entonces el juego aún se llamaba Twin Souls), el juego se siguió desarrollando y ha cosechado un gran éxito. Tanto es así que ya están trabajando en la segunda parte Aragami 2 para traerla a nuestras manos este 2021:

Song of Horror

Con esta aventura de terror en tercera persona lo intentaron dos veces en 2015, de hecho la segunda vez estuvieron bastante cerca de conseguir el objetivo. Aun así siguieron creyendo y apostando por el proyecto y a día de hoy es un juego publicado que se puede adquirir en PlayStation 4, Steam y Xbox One.

Afterlight

Si te gusta Limbo o Inside quédate con el nombre de este juego (si es que no lo conoces ya). Aunque en 2019 no consiguió la financiación solicitada, este juego que mezcla puzles y aventura en un precioso entorno 2.5D sigue actualmente en desarrollo y esperamos tener pronto noticias suyas para ver en qué se ha destilado todo el trabajo desde la campaña de Kickstarter hasta ahora. De momento no hay mucha información pública sobre los avances por lo que a continuación os mostramos el vídeo de la campaña:

Kinnikuneko

O como todos los conocen “el gato mamadísimo”. Un divertido juego del género run and gun con un arte 2D muy cuidado que aunque en 2019 no consiguió la cifra solicitada, a día de hoy sigue en desarrollo y viento en popa. De hecho si queréis ver más contenido del juego, en el canal de YouTube de ChardiTronic (su desarrollador) muestra con gran detalle el proceso de desarrollo. Y si os habéis quedado con la intriga de ver cómo ese gato “mamadísimo”, dentro vídeo:

Por último recordaros que en la base de datos de DeVuego tenéis un completado listado de todos aquellos videojuegos españoles que han conseguido completar su campaña en Kickstarter, así como muchos que han estado a punto de hacerlo, incluyendo datos completos y estadísticas que podéis ordenar a vuestro gusto, imprecindible.

¿Te ha gustado? Apóyanos en Patreon para seguir creciendo y obtén acceso a contenidos exclusivos

Autor

Jorge 'Deebrol' Pedraza

Apasionado de los videojuegos desde bien pequeñito.  Programador involucrado en distintos desarrollos publicados en gran variedad de plataformas (PS4, Oculus, PC, Android, iOS...). Además ejerce como docente en la Universidad Isabel I.
Fan de las game jams y de contribuir con la comunidad del desarrollo de videojuegos a través de Twitter y de su canal de Youtube siempre que el tiempo se lo permite. En sus ratos libres hace proyectos personales, y consume series y películas