Análisis Destacado

Colossus Down: un beat ‘m up con muchos golpes y lecturas

16 enero, 2021 5 mins de lectura

Colossus Down: un beat ‘m up con muchos golpes y lecturas

¿Cuqui?. ¡Por el amor de dios, que soy Nika Allen!

Nunca me cansaré de decirlo: los juegos que te dejan un buen poso y varios mensajes interesantes en su trasfondo son los que quedan para siempre en la memoria y Colossus Down ha llegado a convencerme con el paso de las horas. Comencé la nueva aventura de Mango Protocol sin saber muy bien a lo que me enfrentaba: se suponía que era un beat ‘m up con un arte muy peculiar, pero en realidad me encontré con mucho más.

La verdad es que he llegado muy “virgen” a Colossus Down. No se que es lo que le gusta al estudio pues aún no había jugado a ninguna de sus obras pero se que Agatha Knife ha conseguido hacerse un hueco en la colección de muchos jugadores de todo el mundo. Pero vamos a por lo que mola, no vaya a ser que Nika se presente con su “mecha” y lo destroce todo.

¿Ha quedado claro?

Colossus Down choca nada más al arrancar porque en el encarnamos a la jovencísima Nika Allen. Su cociente intelectual es tan alto que ya se aburre hasta en el colegio y, harta de todo lo aburrido del mundo, decide crear un enorme Mecha con el que destrozará todo lo que no mola. Antes de meternos en materia decir que no he podido jugar en compañía por lo que no he podido comprobar las sensaciones con dos jugadores en la aventura donde Agatha Knife también entra en juego.

Vale que de inicio puede resultar un poco raro e incluso frío de más pero, en realidad, Nika está a su vez luchando contra varias ideas que también están en nuestro mundo como el consumismo, la creación de aparatos que tienen fecha de caducidad para que los remplacemos, los videojuegos repetitivos que tanto venden y que tan poco interesan a las mentes más cultas. Nika Allen sabe lo que quiere pero tiene demasiada furia en su interior como para conseguirlo de una manera más diplomática.

El colegio es el punto de partida porque a Nika no le mola nada de nada. Si es que la educación está fatal.

Esta jovenzuela bautizará a su gran robot como “Mecha-Nika” y comenzará Colossus Down. Llegué como un inocente nuevo usuario a su mundo y vi que la brutalidad con la que golpeaba el mecha era algo que no iba acorde con su arte desenfadado y colorista. ¡Que maravilla de combinación!. A primera vista puede parecer un videojuego para todas las edades pero, con el primer golpe de nuestro genial destructor, nos damos cuenta de que estamos ante un videojuego para adultos que no se corta un pelo.

En Colossus Down nos moveremos a través de varios niveles con entornos muy variados y tendremos que tirar de ingenio y agilidad a los mandos si no queremos morder el polvo antes de tiempo. El control es muy preciso y el Mecha-Nika tiene varios secretillos escondidos que nos harán llevar la fiesta a cualquier lado. No solo podremos golpear con sus brazos y cuchillas a diestro y siniestro sino que también tendremos una acción para electrocutar y un cañón bien potente para realizar disparos.

¿Os suena esta moto?

Aquí es donde entran los combos que, si somos finos y encadenamos muchos golpes, iremos incrementando el daño cada vez más y, con la ayuda del dash, podremos desplazarnos por la pantalla a gran velocidad. Eso si, Colossus Down no nos lo pondrá nada fácil y por mucho control que se tenga, los enemigos pueden llegar a arrinconarnos.

Para eso tendremos los ataques especiales los cuales nos quitarán parte de nuestra salud pero serán devastadores y de gran ayuda para repeler a muchos enemigos a la vez. Algo muy interesante es que en Colossus Down es que, llegados a un punto de la historia, Nika se verá obligada a hacer cambios en su bestial mecha y esto influirá en cuantos ataques especiales podamos conseguir al final de nuestra partida.

Al acabar un nivel haremos el recuento de chatarra para así conseguir nuevos ataques especiales.

Es algo así como elegir la dificultad normal o difícil ya que, si nos decantamos por quedarnos sin ese extra de potencia que nos priva de un ataque especial más, podremos reaparecer en el nivel tras haber mordido el polvo. En cambio, si optamos por conservar todo el poder del mecha y morimos, tendremos que empezar de nuevo todo el juego (ojo cuidao…). Así se las gasta Colossus Down, directo, duro y a la encía.

En Colossus Down la historia sacará a relucir grandes puntos de vista e ideales que realmente os harán plantearos que es lo que está haciendo Nika porque, aunque ella no esté feliz por tener que comprar componentes nuevos a cada dos por tres, la gente es bastante feliz cambiando a cada nada de smartphone. Curioso, ¿verdad?. Es aquí donde Colossus Down nos da en el cielo de la boca y nos obliga a posicionarnos de uno u otro lado y, en consecuencia, tener un final acorde a nuestras decisiones.

¡Este tupé es inconfundible!

Dentro del apartado visual de Colossus Down (apartado de arte y animación) nos encontramos con unas animaciones bastante conseguidas, efectos aquí y allá y un buen número de enemigos distintos en pantalla sin que la integridad del juego se vea mermada. Las escenas animadas son realmente brillantes y demuestran el buen gusto y talento del estudio. El colorido y el humor (huevos de pascua por todos lados) hacen que revisar los niveles de cabo a rabo sea una tarea muy gratificante.

Y del apartado sonoro que podemos decir pues está el ya más que conocido Pau Damiá Riera que ya tiene varios trabajos a sus espaldas tanto al cargo de la música como de los efectos de sonido. Una banda sonora acorde con la aventura y llena de matices e influencias muy variadas hacen de ella el acompañamiento perfecto para esta gran aventura de Nika.

Conclusión

Colossus Down es mucho más que un beat ‘m up al uso donde el control perfecto y los combos no lo son todo. Hay que saber moverse por el escenario y acabar con quienes nos pueden dar más problemas antes de nada. También tiene puzzles pero si que es cierto que no hay tantos como a muchos les gustaría pero es que estamos hablando de un juego de “tortazos”, no hay que pedir peras al olmo. Lo que si me ha acabado calando bastante más son los múltiples mensajes que el juego es capaz de lanzar y que espero gusten a muchos jugadores. Una gran experiencia y un buen salto hacia adelante por parte de Mango Protocol que pone el listón alto con este género que parece estar ahora más en boca de todos. Felicidades equipo.

Enlaces de interés:

¿Te ha gustado? Apóyanos en Patreon para seguir creciendo y obtén acceso a contenidos exclusivos

Autor

Hermano menor. Padre orgulloso de que su pequeña adore también los videojuegos tanto como yo. Cuando me dejan y la vida me lo permite escribo sobre videojuegos en DeVuego y Comunidad Xbox.