Destacado Reportajes

Los videojuegos españoles de 2020. Parte III: Septiembre – Diciembre

31 diciembre, 2020 22 mins de lectura

Los videojuegos españoles de 2020. Parte III: Septiembre – Diciembre

Como comentábamos al inicio de la segunda parte de esta trilogía de artículos, los meses más calurosos de 2020 supusieron una especie de paréntesis coronavírico en el que, a pesar de ciertos cambios, parecía que la nueva normalidad ya estaba estabilizada. Sin embargo, el último tercio del año trajo de nuevo el frío y, con él, nuevos palabros a los que no nos haría especial gracia tener que acostumbrarnos: cierres perimetrales, toques de queda, limitación de grupos, etc. Y algo similar sucedió con los lanzamientos de videojuegos pues, aunque en ningún mes podemos hablar de sequía absoluta, sí es verdad que el número de títulos publicados disminuyó a medida que (por desgracia) aumentaban los contagios de la segunda ola.

Por suerte, cuando se cierra una puerta se abre una ventana y, en este caso, el periodo septiembre-diciembre nos ha ofrecido una gran cantidad de libros sobre la ficción interactiva que permiten mantener ocupados pasando páginas a todos aquellos dedos ansiosos por aporrear joysticks.

Septiembre: la vuelta al cole, y al retro

Para todos los que ya hemos salido de la dinámica estudiantil puede que esto nos pille un poco lejos, pero septiembre siempre ha sido y siempre será un mes de comienzos y de retorno a la rutina. Por eso mismo me ha parecido especialmente curioso que, mientras revisaba el calendario de lanzamientos de este mes, me he percatado de que la mayoría de títulos pertenecían a géneros que tuvieron su mayor apogeo en el siglo pasado, o que directamente apuntan a ese estilo en su diseño, al retro.

Woden GP, el primer videojuego de este cuatri, se presenta como un título muy puntual, no solo por haber salido al mercado el primer día del mes, sino por aparecer en un momento en que su género, el de los arcades de conducción, necesita nutrirse de lanzamientos para recuperar la presencia que en su día tuvo. El juego de ViJuDa, como digo, se aleja de la simulación, tanto en estética como en gameplay, para dejar paso a los derrapes turbolocos y a la velocidad más pura. Javier Larrea, nuestro copiloto preferido, explicaba en su análisis para DeVuego que Woden GP es un buen juego de carreras arcade que considero bastante recomendable. Si que es verdad que necesita limar algunas asperezas como el sonido el cuál es estridente e incluso molesto y cuya música suena como si estuviese saturada. Aún así, en este primer videojuego de ViJuDa, podemos ver que hay ganas por seguir este camino y mejorar lo que ya existe.  En el artículo de 33bits puntuaban al juego con un 75 y explicaban que, aunque compararlo con clásicos del género no sea algo especialmente favorecedor, si buscas un reto, eres un maestro del freno y del derrape y te gusta estudiarte los circuitos para saber cómo puedes entrar apurando al máximo en cada curva del circuito, este es tu juego, y lo vas a disfrutar mucho.

Unos días después, el diecisiete del nueve, Flying Soldiers llegaba a las tiendas digitales de PlayStation 4, Nintendo Switch y Steam. En este caso, WildSphere presentaba un título de estrategia y puzzles donde deberemos modificar los escenarios con diferentes objetos para conseguir que estos flying soldiers (básicamente, pajaritos con cascos de guerra) consigan llegar al final del recorrido sin caer en ninguna de las muchas trampas que encontrarán a su paso. Este planteamiento, sencillo pero eficaz y que puede recordar a clásicos como el memorable Lemmings, gustó bastante en la redacción de NaviGames, pues con una nota final de 70, valoraban el título diciendo que Flying Soldiers es una buena opción cuando buscamos un juego ligero con el que entretenernos. Tiene una buena cantidad de puzles y retos con los que distraer la mente y cuenta con un estilo trabajado y unos escenarios bien hechos. Si buscáis alejaros de los juegos de mecánicas complicadas y buscáis un rato de diversión no dudéis en darle una oportunidad. Por otro lado, aunque la nota final que le pusieron fue algo superior, en ABYX no terminaron tan complacidos con la escasa dificultad del juego: Le falta algo más de profundidad y un diseño de niveles más complejo. Es un juego ideal para los pequeños, porque les hará usar el ingenio, sus personajes son graciosos y las muertes no son traumáticas. Estos periquitos darán mucha guerra, pero requieren de más niveles y más mala leche.

Solamente 24 horas más tarde se publicó en todas las plataformas de sobremesa Tamiku, uno de los lanzamientos que mira al retro con más añoranza de todo el año. Tanto en lo visual como en lo jugable o en su premisa, en el juego de Josyan se respira ambiente de machacabotones ochentero: con un set de movimientos conocido por todos, deberemos ir avanzando por las diferentes pantallas recogiendo todos los globos que aparecen en ellas, plataformeando, y evitando ser golpeados por los enemigos. Según parece, la crítica quedó algo fría con este lanzamiento, pues la media de las nueve valoraciones registradas en la base de datos es de 55. En Acceso Xbox, por ejemplo, achacaban el cinco pelado que le pusieron a sus pocas ideas y a lo corto de su mecha: Tamiku es sencillo y parco en posibilidades, pero con un gusto retro arcade muy marcado que será más que suficiente para que muchos quieran catarlo. Agota rápido su fórmula y no presenta demasiadas variantes jugables salvo variar la rutina de los diversos enemigos, pero tampoco podemos pedirle demasiado más por su precio. 

Durante este mes también se publicaron Alt 254, un título de aventuras bastante curioso, desarrollado por Rename Studio, donde tomamos el papel de un pixel, Timbila Live Aid, desarrollado por Keep it Human, y Slimyrinth, el juego de puzzles y slimes de Parallax Box.

En cuanto al formato impreso, y como adelantábamos en la introducción, durante estos últimos meses se publicaron varios libros relacionados con los videojuegos. Para muestra, este mismo septiembre lista dos volúmenes, ambos editados y distribuidos por Héroes de Papel. El primero, escrito por Emiliano Labrador, es El Uso del Color en los Videojuegos. A pesar de un nombre que deja poco espacio para teorías sobre qué narran sus páginas, lo cierto es que este libro analiza exhaustivamente las aplicaciones del espectro de tonalidades e indaga en matices que van mucho más allá de lo estético: transmitir emociones, guiar al jugador, modelar la curva de aprendizaje, comunicarse directamente con el jugador, etc. Tal y como reza la propia descripción: este libro hace un recorrido por todos los aspectos necesarios para entender qué es el color, cómo se ha de usar y cómo podemos examinar si el color de un videojuego (propio o que queramos analizar) está usado de forma adecuada. Sin duda, una lectura muy sugerente que se va de cabeza a mi lista para los Reyes Magos.

La otra lectura que se publicó este mes fue Homo Alien, Videojuego y gamificación para el próximo hacking cognitivo (de Flavio Escribano). Formando parte, al igual que el anterior, de Héroes de Papel Studies, este libro adopta un enfoque algo más abstracto para hablarnos de la relevancia del juego en las diferentes culturas y sobre cómo, citando a la propia contraportada del tomo: El videojuego y todas sus ramificaciones tecnológicas y filosóficas han invadido todas las facetas de la vida humana contemporánea y seguirá haciéndolo hasta modificar las estructuras de nuestro propio cerebro en lo que quizá pueda llegar a ser el inevitable y próximo hacking cognitivo humano.

Texto: Américo Ferraiuolo

Octubre: indies de miedo

Desde que la festividad de Halloween se instaló en nuestras vida, Octubre suele ser un mes ‘terrorífico’, aunque claro está, en este 2021 lo ha tenido particularmente difícil para distinguirse de los demás. En términos de videojuego, sin embargo, sí que se aprecia muy bien cómo muchas novedades se acercan al género del horror.

Octubre se estrenó con un juego del que sabemos poquito: After You, de K148 Game Studio. Un videojuego narrativo del que no tenemos críticas registradas así que nos remitimos a su descripción en Steam: After You es un juego narrativo con puzles, pero no es un juego fácil, aquí no tendrás indicadores ni tutoriales, ni podrás guardar cuando quieras. En After You necesitas poner toda tu atención y usar papel y lápiz para poder avanzar, si buscas un juego fácil, este no es tu juego.

A mitad de noviembre nos llegó Palindrome Syndrome: Escape Room, de mc2 Games. Las Escape Room están de moda y era cuestión de tiempo que alguien intentara pasarlas al formato videojuego – aunque a mi me gusta verlas como lo contrario: una aventura gráfica en la realidad -. Estamos en una nave espacial y tenemos que averiguar qué ha pasado. Nuestra redactora Tamara Morales dijo lo siguiente en su crítica: Palindrome Syndrome funciona como un mecanismo muy bien engrasado. Las mecánicas y la narrativa se apoyan la una en la otra para crear una historia con una buena base, sustentada en uno de los sentimientos más primarios del hombre y con un giro final casi inesperado —casi porque te va dejando las pistas—, pero que igualmente te deja con un muy buen sabor de boca. Sólo tenemos otra crítica registrada, pero es muy positiva. En AllGamersIn lo califican con un 82 y dicen lo siguiente: Palindrome Syndrome: Scape Room se cuela sin hacer mucho ruido entre las propuestas actuales, se trata de una experiencia corta pero satisfactoria al plantearnos varios acertijos y pruebas a lo largo y ancho de una nave espacial en la que despertamos sin saber qué hacemos allí. Si bien algunos puzzles pueden resultar sencillos y algún punto del apartado gráfico flojea, estamos ante un título con bastante potencial para estar desarrollado por dos personas. Si te gustan los escape room en la vida real, te gustará esta oferta virtual.

El primer juego que verdaderamente inicia la lista de lanzamientos de terror es A Tale of Paper, de Open House Games. Se trata de una aventura en la que controlamos a un muñeco de papel que busca cumplir el sueño de su creador. Un juego de estética oscura, pero simpático, con mucha influencia de grandes juegos como Little Nightmares y que formó parte del programa Playstation Talents. El juego ha cosechado críticas notable, teniendo un 75 de media en nuestra base de datos. En esta casa, Goruni dijo lo siguiente: A Tale of Paper es un producto estupendo por los 15 euros que cuesta. Teniendo en cuenta, además, que ha sido desarrollado por tres personas, se trata de una experiencia fantástica con la que pasar una tarde, ya que dura unas 4 horas. Además, es un juego accesible que también gustará a un público de menor edad. También a Daniel Jiménez pareció gustar, por lo que dice en NaviGames: Un juego íntimo y cálido que nos habla sobre la pérdida usando un simpático muñeco de papel en un mundo demasiado grande para él. Una experiencia preciosa. Para terminar, rescato las palabras de Roberto Pineda en Akihabarablues, que creo que firma una crítica genial: A Tale Of Paper es un videojuego corto, muy corto. Completarlo apenas lleva más de tres horas y ni siquiera es tan desafiante como otros títulos de su escuela, llámense Little Nightmares, Inside o Limbo. Sin embargo, ofrece una experiencia de lo más amena y teniendo en cuenta que llega a un precio bastante reducido, creemos que merece la pena vivir este simpático viaje. Personalmente, no son pocos los juegos nacidos de PlayStation Talents que han pasado por mis manos, y tengo que decir que el de Open House Games es uno de los que más me han gustado. Porque aunque seamos de papel, al fin y al cabo sentimos como si fuéramos de carne y hueso.

Muchos se preparan para Halloween viendo largas listas de películas de terror. Serguro que les interesará el siguiente juego: You are GROUNDED! de SEPIA Games. Este juego, disponible en itch.io, nos pone en la piel de un niño castigado por su padre y encerrado en el sótano. Con una estética de película ochentera, You are Grounded nos ofrece una experiencia muy cercana a las películas de terror y una historia, cuanto menos, traumática. Ha pasado desapercibido, pero está muy bien trabajado y logra su propósito: asustar y aterrar mediante sustos, pero también por su claustrofóbica e inquietante ambientación.

También aconsejado para Halloween sería Mezmeratu de Jacob Jazz, aunque, como todo lo que hace este desarrollador, merece la pena en cualquier momento del año. Tras la absoluta locura de Baobabs Mausoleum, esta vez nos ha traído un juego plataformero 2D clásico en sus mecánicas, pero absolutamente delirante en su estética y ambientación. En cuestión de minutos podremos pasar de la carcajada al susto, después al gore y por último a la frustración por la alta dificultad. Un juego que confunde a todo el que lo juega, pero también encanta. Por ejemplo, en GulityBit Ana Quintana le pone un 74 y dice lo siguiente: Poco más puedo decir, puesto que al hacer este análisis de Mezmeratu me he dado cuenta de lo complejo que es de definir. Si quieres una aventura difícil, que te ponga a prueba cada día, sin duda deberías echarle un vistazo. Pero si eres de los que se frustra con facilidad, o no eres capaz de superar la barrera de los «¿por qué?» lo más sensato es que lo dejes pasar, por tu propio bien. También Paula Croft en Cuatro Videojuegos le da luz verde: Mezmeratu es una obra muy original, personal y alocada que se engloba dentro del género de las plataformas y el rogue-like para proponernos algo distinto y único. El español Jacob Jazz ha aprovechado su periodo de cuarentena como nadie para crear de 0 a 100 esta propuesta, ya disponible en PC (Steam). Desde su apartado gráfico distintivo hasta una banda sonora compuesta por temas originales que nos envolverá en una jugabilidad frenética y adictiva, Mezmeratu supone un título muy recomendable para los amantes del género y quienes simplemente quieran descubrir algo distinto e irreverente.

Podemos continuar con Unmemory, el juego desarrollado por Patrones y Escondites y publicado en dispositivos móviles y PC el 13 de octubre. En esta —según los propios creadores— intersección entre la literatura y el juego, encarnaremos a un miembro de de los Killer Kittens, una banda de ladrones de guante blanco poseedores de un gran botín del que solo nosotros conocemos la ubicación. El girito, como podréis imaginar, es que no recordamos nada, de modo que a través de puzles de lógica y diferentes acertijos deberemos ir recuperando nuestros recuerdos. En DeVuego, Isthar Vega describió el título barcelonés como el juego perfecto para llevar en el bolsillo. Es una novela inmersiva ambientada en los 90, un thriller que nos tendrá en vilo durante sus 8 capítulos. Marta Trivi, en cambio, ahondaba un poco más en la disonancia entre sus dos propuestas (la narrativa y la jugable) en su crítica para Anait: El principal defecto de Unmemory es que aunque todo está muy trabajado, ambas partes no están equilibradas, y leer supone un placer mucho menos satisfactorio de lo que aporta el jugar, haciendo que las partes más centradas en la narrativa no resulten tan estimulantes. Sin embargo, es evidente que el estudio catalán parte de una buena idea y cierta rebeldía que les impide quedarse cómodos dentro de los límites impuestos por un género. Y con un debut como este, que no duden en contar conmigo de cara a la próxima historia.

Siguiendo por la senda del horror, pero esta vez con algo menos loco, toca hablar de Horror Globes de isla Oliva. Una aventura corta en primera persona, oscura, con una gran ambientación en la que controlamos a Allan, un niño de 8 años en la noche de Halloween.

Para terminar el mes nos llegó una propuesta gratuita, pero muy entrañable y pensada para pasar un Halloween menos terrorífico, más apto para niños. Desarrollado por Lightbox Academy, Fifo’s Night hacía su entrada en Steam. Una aventura 3D, género casi olvidado, de estética cartoon y naíf sencillito que, lejos de aburrir, a mi me gustó mucho y me recordó a los juegos de mi infancia en la PSX: En global, Fifo’s Night nos durará unas 2 o 3 horas, pero nos dejará un buen sabor de boca. Seguramente habríamos preferido más duración, más complejidad y, en definitiva, algo más de ‘chicha’; pero es una aventura plataformera clásica, enfocada especialmente a los más pequeños y una forma gratuita, simpática y divertida de pasar la noche de Halloween en compañía de monstruos y fantasmas. También Luis Miguel Calzada, en Desconsolados, lo pasó bien con Fifo’s Night: Está claro que tiene ciertas carencias, propias de un proyecto primerizo y encima sin muchos presupuestos. Por ejemplo, hay algún que otro problema técnico, los combates no ofrecen nada muy divertido, y a los jefes finales les queda algo de escalada en la dificultad para que sean divertidos y adictivos todo el combate. Pero son pegas menores, y teniendo en cuenta que este Fifo’s Night es gratuito, os recomiendo muy encarecidamente que probéis este fantasmagóricamente divertido juego.

Octubre nos dejó, para terminar, varios lanzamientos en acceso anticipado como Ziggurat 2 de Milkstone y World Soccer Strikers ’91 de Bipolar Dawn. También se publicaron CrossKrush de Thinice Games y Zombusters de Retrowax Games.

Los últimos cuatro meses del año son especialmente interesantes en términos literarios. Septiembre nos dejó una larga lista de lanzamientos, pero es que en octubre hay que añadir otros tres. Empezamos comentando Pasado Interactivo: Memoria e historia en el videojuego escrito por Alberto Venegas Ramos y publicado por Sans Soleil. Un libro que busca analizar cómo se analiza y representa el pasado en los videojuegos que a nuestro redactor Dragharem ha entusiasmado:  una frescura y una trasparencia que hacen de la lectura un recorrido, sin duda, muy, muy agradable. Es una obra que comunica una valiosa lección sobre la relación que el medio puede mantener tanto con la historia como con su herencia del cine (sobre todo de género histórico) y de la que, en consecuencia, extraer valiosas lecciones acerca del videojuego histórico contemporáneo. 

Publicado por Shangrila, Victor Navarro Remesal escribe y coordina el texto Pensar el juego: 25 caminos para los Game Studies. Esta obra nos ofrece 25 lecciones diferentes sobre los Game Studies. Lo mejor es dejar que se definan ellos mismos: Estos veinticinco caminos para los game studies no tratan tanto de romper o corregir lo ya hecho en nuestro campo como de ampliarlo y continuarlo, creando un mapa mayor que resulte estimulante a todos, académicos o no. Pensar el juego es útil (y apasionante) para todos, y el buen pensamiento entiende que la única autoridad posible surge del diálogo y el autoexamen constante. Por eso, este no es un libro de respuestas ni soluciones. Los autores aquí reunidos quedaremos satisfechos si provocamos en los lectores nuevas preguntas o, al menos, una manera mejor enfocada de dudar. Si mostramos el videojuego como un jardín de senderos que se bifurcan (y, a veces, se encuentran) por los que merece la pena pasear con mirada atenta.

Por último, Héroes de Papel se nos pone en modalidad retro y publica Commodore Odyssey 1977-1985, escrito por José Luis Eguía y Jonatan Jiménez Sillero. Este libro analiza el desarrollo y la historia de la marca Commodore y sus ordenadores que tantos adeptos siguen teniendo a día de hoy.

Texto: Goyo ‘Dejota’

Noviembre: el nuevo agosto

Así es. Siento ser yo quien os lo diga, y siento hacerlo tan de sopetón, pero las tiritas es mejor quitarlas de golpe: Noviembre es el nuevo agosto. Puede que no en temperatura, y desde luego no en densidad de mosquitos por metro cúbico de aire, pero sí en lo que a lanzamientos de videojuegos españoles se refiere. Es necesario recordar la amenaza de ser eclipsados por los lanzamientos de hardware y títulos next-gen por parte de Sony y Microsoft cuando articulamos estas palabras (una a la que ningún desarrollador independiente querría enfrentarse jamás), pero el caso es que la lista de nuevos títulos es especialmente corta en este penúltimo mes del año.

Por casualidades de la vida, fíjate tú, el día seis de noviembre se lanzaron al mercado los dos títulos más importantes de este mes. El primero, publicado para todas las plataformas de sobremesa, fue Paw Patrol: La poderosa Patrulla Canina salva bahía aventura (a cargo de Drakhar Studio). Este juego, claramente diseñado con los fans de la serie de animación en mente, propone a sus jugadores una aventura de plataformeo en tres dimensiones y puzles sencillos que deben resolverse utilizando las habilidades especiales de cada perrete. Javier Larrea (Jazzvier), nuestro seguidor número uno de las aventuras de Ryder, Chase, y el resto de cachorros, quedó gratamente satisfecho con el resultado final, solamente echando en falta algunos detalles de pulido: Unos niveles en 3D muy bien recreados y un control bastante preciso hará que los peques se sientan dentro de su serie favorita. Las animaciones están muy logradas y los minijuegos dan mucho tras finalizar el juego. Si que es verdad que las voces de la patrulla canina se han quedado fuera y solo hablará Ryder. Una lástima ya que, de llegados a este nivel de creación, dejar fuera las características voces de cada perro ha sido una auténtica pena. De las valoraciones que registra nuestra base de datos, todas ellas con una puntuación de 7, nos quedamos con la de accesoXbox. En ella, aunque describen el título como un imprescindible en la carta de los Reyes para los seguidores de la serie, aclaran: Eso sí, hay que tener en cuenta que es francamente corto y sencillo, así que en función de la edad del niñ@ podría llevarse una decepción. Si va a jugarse por  alguien mayor de 8 años, seguramente se le quedará corto.

El otro título destacado de noviembre es All of You, la nueva aventura desarrollada por Alike Studio publicada en exclusiva para Apple Arcade. Con una jugabilidad realmente bien adaptada a dispositivos móviles, este juego nos plantea puzles donde deberemos activar y pausar el tiempo de diferentes secciones de los niveles para conseguir que la protagonista, una gallina la mar de maja, consiga reunirse con todos sus pollitos. Si os interesa saber un poco más sobre estos títulos, en el DevCast de noviembre podéis escuchar cómo Jazzvier y yo los comentamos en profundidad.

Durante este mes, por último, cabe destacar que también se publicaron Jade’s Ascension, un coopeartivo local desarrollado por Papas con Mojo Games como parte de la inicativa de PS Games Camp, y Get Ogre It, un pequeño juego de mazmorreo procedural de la mano de Croix Apps.

Y, con esto dicho, pasamos a la sección de libros publicados, una especialmente gruesa en esta ocasión, pues el mes de noviembre cuenta con cinco nuevos títulos, sobre temáticas muy diferentes y para todos los gustos.

Comenzando por el primero en orden cronológico, El papel no estaba muerto, solo arrugado (La revolución de GTM y Manual) de Israel Mallén es una maravillosa reflexión sobre las claves del éxito de estas dos revistas en formato físico y sobre su importancia como unas de las abanderadas del slow jornalism español. Es interesante conocer el punto de vista del autor sobre el tema, pues cabe destacar que trabaja como periodista de videojuegos en estas dos publicaciones. En la reseña que escribimos en DeVuego sobre el libro, terminábamos mencionando lo siguiente: Israel Mallén desgrana punto por punto tanto GTM como Manual convirtiendo este libro en un ensayo de obligada lectura tanto para el lector apasionado por el periodismo como para los que no porque, amigos míos, esto ya se considera bien de interés común debido a su gran aporte de datos y a su análisis exhaustivo de estas dos publicaciones. Un artículo sin duda recomendable, más todavía teniendo en cuenta la referencia en su título al temazísimo atemporal de Peret. Así sí.

El siguiente, Rockstar: la estrella de los videojuegos, la firma una de nuestras colaboradoras en la web, Sofía Francisco (chicabits). Este ensayo trata sobre Rockstar, la compañía de videojuegos fundada con los hermanos Hauser a la cabeza y conocida por sagas tan representativas del medio como Grand Theft Auto, Red Dead Redemption, o Max Payne. En el libro, la autora repasa uno por uno todos los lanzamientos de la compañía americana y sirve a la misma vez como introducción a su peculiar historia y como antología sobre sus grandes obras (incluyendo imágenes, explicaciones, y valoraciones sobre todas ellas).

Ideological Games, videojuegos e ideología, por su parte, trata el medio a través de un enfoque algo más abstracto y cultural. Tanto Paula Velasco como Antonio Flores coordinan en él un buen conjunto de ensayos (firmados por plumas de tanto desarrolladores como académicos) en los que se reflexiona sobre el videojuego a través de un prisma más formas y socioeconómico. Según reza la propio descripción del tomo: Los videojuegos son productos culturales que, como todos los demás, contienen una forma de ver el mundo y de estar en el mundo que disemina y educa a sus usuarios. Es la ideología lo que está en juego. Desde luego se presenta como una lectura muy recomendada para aquellos que ven (o quieren ver) el videojuego como algo más. Reseña en proceso.

En una línea y un registro similar (que parece estarse instaurando de forma satisfactoria a través del sello Héroes de Papel Studies), Videojuegos y conflictos internacionales llega para presentarnos las reflexiones de Antonio César Moreno y Alberto Venegas sobre estos dos conceptos. Durante sus páginas, los autores escriben sobre los modos en que la ficción interactiva ha plasmado en sus frames episodios de la historia de la humanidad tan importantes como los mayores conflictos bélicos. La contraportada del libro lo deja claro: Los videojuegos son una expresión de la vida y de la cultura de la modernidad. Responden a una realidad contemporánea, tienen como plasmación final un producto cultural, influenciado por los caracteres que determinan nuestra realidad presente. Si el mundo actual está envuelto en interminables guerras y todo género de violencias, estos factores se plasman en el videojuego.

El último documento que llegaba a las estanterías de las mejores librerías durante este mes de noviembre era, publicado también por Héroes de Papel y escrito por Darío Lopez y Pablo Corrales, Ludum Lex. Como explicaba unos párrafos más arriba, en esta sección encontramos libros para todos los gustos, y prueba de ello es esta obra, donde sus autores desgranan las distintas capas legales que envuelven el desarrollo de un videojuego (desde los derechos de autor hasta los contratos, pasando en profundidad por conceptos como la protección de datos o las propiedades intelectuales). Puede que esta sea una publicación dirigida a un nicho más concreto que las anteriores, pero también es importante resaltar que, como aclaran los mismos autores, Ludum Lex no es un manual de Derecho. Tampoco es una reunión con un abogado. Es una caja de herramientas, una armería, un inventario que contiene los elementos que permitirán a los héroes que se lanzan a esta aventura enfrentarse a los principales retos y obstáculos legales que se esconden tras el desafío de diseñar y publicar un videojuego.

Diciembre: acabemos por todo lo alto

Dicen que lo importante es cómo acaban las cosas. Este 2020 no ha sido el mejor año de nuestras vidas, pero en términos de videojuegos españoles, va a acabar bastante bien.

En primer lugar, tenemos Interview with the Whisperer, uno de esos míticos juegos cortos de Deconstructeam que tenemos a nuestra disposición en itch.io. En este juego controlamos a un periodista que viaja a Galicia para hablar con un señor viejo que parece que ha construido una radio que le permite comunicarse con dios. Más que un juego, un experimento de aventura conversacional que, como todo lo que hace Deconstructeam, merece la pena probar.

A inicio de diciembre y tras varios retrasos, llegaba el esperado Oniria Crimes, de cKolmos. Esta aventura gráfica de estilo poligonal nos propone resolver crímenes en el reino de los sueños. Un videojuego que destaca por su enorme trabajo de ambientación para construir todo un mundo onírico y que a nuestra Isthar Vega ha encantado: Oniria Crimes nos ofrece 6 casos que irán subiendo de dificultad según avancemos. Con unas 12-14h de juego si queremos descubrir todos los secretos oníricos, que no son pocos. Un juego muy disfrutable y que invita a soñar despiertos. Otra persona que ha quedado encantada con la propuesta es Alejandra Rosales de NaviGames que le ha dado un 90: Desde hace semanas había una gran expectación en torno a Oniria Crimes y las expectativas estaban muy altas, pero, sin duda, este juego es una auténtica joya. Una pieza cuidada y desarrollada con mucho mimo que, aunque tiene margen de mejora, brilla en muchos aspectos. Destacamos fundamentalmente su apartado gráfico, su profuda narrativa y su sistema de puzles. No esperéis un juego fácil y amable, porque Oniria Crimes es mucho más que eso y nos plantea un trepidante reto. También Patricia Gracia, en Guardado Rápido lo ha pasado bien con Oniria Crimes aunque su crítica es más moderada y le pone un 70: Oniria Crimes me ha sorprendido para bien ya que mi experiencia me ha permitido vislumbrar la enorme dedicación y cariño que se ha puesto en la propuesta. Su guion es claramente uno de sus puntos fuertes, ya que, como comenté al principio, los desarrolladores han tomado el riesgo de atreverse con una narrativa con muchas capas de profundidad en vez de tirar por el camino fácil con una historia clásica del bien contra el mal.

Pero ha habido un juego que, este mes, ha acaparado todos los focos, algo que podemos ver sólo dando un ojo a su ficha en DeVuego: cuenta con 36 críticas registradas, dato que habla de su enorme repercusión. Además, el primer juego de Xbox Series X. Se trata, como no, de Call of the Sea de Out of the Blue Games, juego que, desde ya opta a todos los premios del año. Juego de aventuras en primera persona ambientado en 1930 que está entusiasmando a la crítica. En Meristation, Rocío Torrejón le pone un 85 y dice: Call of the Sea es una delicia de videojuego independiente. Han sabido escoger cada herramienta para crear una aventura de exploración, misterio y con una variedad de puzle que sin duda te deja enganchado desde que te adentras en esta historia de amor y suspense (…) ada detalle está bien cuidado y cuando tengas oportunidad disfruta del universo submarino que en ocasiones podrás viajar. Tanto si eres amante como si no de este género no dudes en darle una oportunidad. También en Vandal, Jorge Cano lo aprueba con un 75 y dice: Nos ha dejado un buen sabor de boca este Call of the Sea, una modesta aventura de puzles y narrativa que plantea unos buenos rompecabezas y una historia muy sencilla y poco original, pero que nunca cobra excesivo protagonismo y se sigue con agrado, logrando un buen equilibrio entre todas sus partes. Si os gustan los acertijos en su justa medida, sin necesidad de que os dejen exhaustos mentalmente, seguro que vais a disfrutarlo.

El penúltimo lanzamiento del año corresponed a Inexplicable Deaths in Damipolis: Inner Thoughts, juego de TieSoft que nos embarca en una aventura gráfica 3D muy tétrica: estamos en una cena y todos los comensales están muertos menos nosotros. Un juego que ha pasado desapercibido, pero que pinta tremebundo con su estética noir en blanco y negro. Habrá que probarlo.

Y el premio a último juego de 2020 y de la década es para *redoble de tambor* Colossus Down de Mango Protocol. Una entrega más de la saga Psycothic’s, aunque esta vez pasando de la aventura gráfica al plataformeo y la acción, que encantará a los que lo pasaron bien con MechaNika y Agatha Knife. Parece que el juego está a la altura de sus antecesores ya que Gabriel Fuentes lo sitúa cerca del sobresaliente en Generación Xbox: Mango Protocol salió del género de las aventuras gráficas que lo caracterizaba  y apostó a otro clásico estilo de los videojuegos como es el beat ´em up sin caer en la estética de píxeles con la que se suele asociar a todo lo clásico en materia de videojuegos. Colossus Down es un juego muy entretenido, con una narrativa maravillosa que hará las delicias de quien guste de las historias extravagantes y de cortar, electrocutar o quemar grandes cantidades de enemigos. Aún con sus aspectos mejorables, esta última producción de Mango Protocol te dejará conectado a tu mando por horas y si tienes alguien con quien jugar, mejor aún, porque podremos disfrutar de partidas de a dos  jugadores de forma local. También en Comunidad Xbox, Mariette90 lo valora positivamente: Colossus Down ha salido en un año donde el nivel de los beat’em up ha subido mucho por las propuestas que han salido al mercado. Pese a que su ambición y presupuesto es menor, la propuesta de Protocol Games esconde ases bajo la manga para que el fan de los mamporros encuentre diversidad y diversión a partes iguales. Esta tercera parte de la serie sigue manteniendo el humor ácido, las referencias e ironías tan particulares que siempre ha tenido la saga, y ha sabido readaptar el estilo de juego cuando la ocasión lo merecía. Además, su variedad de escenarios, y las pequeñas trazas de puzles que encontramos por el camino hacen que el juego no caiga en la monotonía y siempre nos preguntemos qué otras sorpresas habrá guardado el estudio más adelante. Si además, podéis disfrutar de los mamporros con otro amigo gracias a su cooperativo local, la diversión se multiplicará exponencialmente.

También diciembre nos deja varias novedades literarias para acabar el año con buen pie. Comenzamos por Requiem para el jefe final de Edgar S. Fuentes y publicado por Héroes de Papel. Una completa antología de la música en los videojuegos que nos hace un recorrido por los 40 años de la industria. Música, literatura y videojuegos. La perfección.

Guillermo Paredes Otero publica en Amazon el libro Game Over?: Los efectos del Covid-19 en el sector de los videojuegos. El título no deja lugar a dudas y estoy seguro de que será un texto muy valioso de cara al futuro no sólo como lectura, sino como testimonio del daño que la pandemia ha hecho a la industria.

GamePress publica un texto que ha llevado más de 3 años de trabajo de Raúl Muñoz, Carlos ‘Sikus’ Climent, Jordi Marsal, René Hernández y Daniel Tortajada: El libro de las aventuras gráficas. Un proyecto tan interesante como ambicioso por lo que podemos leer en su descripción: El libro de las Aventuras Gráficas el libro más completo dedicado al género del «point and click» escrito en castellano, una obra de producción propia que sigue las pautas marcadas por nuestro sello «Legends». En sus páginas se halla todo lo referente a las aventuras gráficas: desde el origen e historia del género, reportajes de las desarrolladoras y distribuidoras más importantes, biografías y entrevistas* a personalidades destacadas, e incluso una sección dedicada a las famosas protecciones anticopia que las aventuras solían incluir.

Cerramos el texto, el año y la década con Azpiri Spectrum, un libro de tirada limitada con bocetos y material inédito del legendario Azpiri.

Texto: Goyo ‘Dejota’

Y aquí se acaba el año, queridos lectores. Estamos a 31 de diciembre, son las 18 de la tarde y es hora de pulsar el botón ‘publicar‘ y olvidarnos de todo hasta el año que viene. 2020 ha sido un año pésimo, pero la industria española del videojuego ha estado a la altura y, pese a las dificultades, nos ha regalado 12 meses de juegos increíbles y especialmente prolíficos en cuanto a libros.

Soy de la opinión de que es mejor cerrar este capítulo de nuestras vidas brindando, con una sonrisa y con optimismo. Gracias por leernos y Feliz año a todos.

¿Te ha gustado? Apóyanos en Patreon para seguir creciendo y obtén acceso a contenidos exclusivos

Autor

Redactor | Web

Ambientólogo y camarero. Amante de lo japonés, los dinosaurios y la sanfaina con atún. Escribo y juego tumbado, normalmente desde Barcelona.

Jefe de Redacción en

Pese a mi continua obsesión con la literatura, los videojuegos y el deporte, logré acabar mis estudios de filología. Resido en Italia y adoro la pizza.