Análisis Destacado Juegos

Naught: controla la gravedad

1 octubre, 2020 4 mins de lectura

por:

Naught: controla la gravedad

Naught es un plataformas en 2D casi por completo en blanco y negro un tanto curiosete. En la mayoría de juegos de plataformas controlamos nuestro personaje con el cual vamos avanzando a través del mapeado utilizando las diferentes habilidades que adquirimos durante nuestro viaje. Naugth es justo lo contrario. Dejad que me explique.

Naught no adquiere habilidades, Naught no mejora o sube de nivel sus movimientos, Naught no va poco a poco en lo que a dificultad se refiere. Naught se muestra a sí mismo desde el comienzo, pero digamos que Naught reacciona al entorno, y eres tú quien controla el entorno.

Voy a profundizar un poco más aún. Como he dicho, en este juego podemos realizar sólo una acción con el propio Naugth, que es saltar. Para desplazarnos deberemos girar el plano del mapa en el que se apoya Naught para que, de esta manera, en lugar de encontrarse en un plano horizontal, pasemos a un plano inclinado y nuestro personaje se deslice sobre el.

Esto lo haremos con el stick izquierdo o los gatillos del mando y, de igual modo, tendremos un botón para hacer un cambio de plano y volver el suelo en techo y viceversa, un giro de 180° para que nuestro personaje siga avanzando por los niveles que nos ofrecen desde WildSphere.

Con esta curiosa mecánica de juego, Naught se antoja difícil desde su comienzo. No puedes modificar la velocidad a la que se desliza más allá de controlar cuanto giras el mapa y esto no lo controlas hasta que le has dedicado un tiempo a hacerte a la mecánica, es por tanto una dificultad intrínseca del propio juego y su curva de aprendizaje es inexistente. Esto no es ni bueno ni malo, simplemente es así. Puede costarte más o menos hacerte a ello.

Uno de los niveles más complicados y a la vez entretenidos del juego.

Pero bueno, avancemos un poco más y dejad que os cuente más cosas. Como he comentado, el juego es en blanco y negro, casi al completo. Los enemigos o zonas de daño tendrán algún color anaranjado y será muy fácil distinguirlos. Por otro lado hay una especie de semillas azules que podremos ir acumulando que nos servirán para regresar a un checkpoint intermedio en los mapas.

Durante el viaje también podremos coleccionar unos diamantes, tres por mapa, que desbloquean imágenes en un álbum en el menú de inicio. Este álbum nos puede dar algo de contexto para entender la motivación de Naught para atravesar todos estos laberintos, 40 en total. Pero la historia es algo que podemos considerar como secundario ya que ni es la excusa para jugar ni es tan profunda como para que sea imprescindible, eso sí, siempre es recomendable exprimir estos juegos.

Descubriendo pasadizos secretos.

Y hablando de exprimir. Una vez has adquirida cierta soltura con el control a base de repetir algún que otro nivel, creo que el segundo lo he jugado mil veces, da gusto controlar al entorno y hacer que Naught viaje casi en el aire del punto A al punto B. Por momentos me ha recordado a Sonic. Cuando eras capaz de recorrer un nivel de principio a fin, con los giros en el momento adecuado, los saltos al pixel concreto y los deslizamientos por paredes, en ese instante es una delicia.

Por contra podríamos decir que los niveles son cortitos, no por ello sencillos y puede ser que la dificultad del segundo nivel te resulte superior a la del trigésimo, y es porque es así, tardas en adaptarte a las mecánicas.

El apartado sonoro cumple sin ser nada espectacular, tampoco es lo que se busca. Efectos de sonido adecuados, pero una banda sonora que en momentos parece no adaptarse al juego y quizás un pelín repetitiva. Por otro lado, la jugabilidad adictiva hace que te olvides de este “punto negativo”.

Imagen de una muerte anunciada, ¿o no?

Estéticamente hablando Naught luce un aspecto entre infantil y tenebroso, quizás por el toque noir del que hace gala. Las animaciones son muy fluidas, se ve muy bien en este sentido. No presenta fallos, ni en rendimiento ni durante el juego. Quizás esto sea gracias a que WildSphere no son nuevos con esta fórmula y la conocen muy bien.

WildSphere lanzó Naught primero en plataformas móviles allá por 2011, primero iOS y después otras como Android, y es un proyecto en el que llevaban trabajando desde 2009. Lanzaron Naught 2 (Android e iOS) en 2013 y Naught Reawakening (Steam) en 2015, así que conocen bien a su criatura.

Como último dato, podéis ver más arriba el nuevo tráiler por la Edición Extendida que han anunciado junto con las ediciones físicas para PS4 y Nintendo Switch que traerán como novedades un libro de arte digital y 30 nuevos niveles con los que pelearse. Todo un lujo.

Aquí os dejo enlaces varios por si os animáis a comprarlo en digital: Steam y PlayStation Store.

¿Qué te ha parecido Naugth? ¿Ya lo conocías o lo acabas de descubrir en DeVuego? Déjame saber qué opinas en la sección de comentarios.

¿Te ha gustado? Apóyanos en Patreon para seguir creciendo y obtén acceso a contenidos exclusivos

Autor

Video jugador, SuperBugFinder, me gusta lo indie, cuando tengo tiempo juego, si tengo más tiempo creo contenido en Twitch y  YouTube