Análisis Destacado

Seven doors: ¿podrás llegar al final?

26 junio, 2020 5 mins de lectura

Seven doors: ¿podrás llegar al final?

Seven doors es un juego desarrollado por Indigo Studios. Disponible ya en itch.io, se lanza en Steam hoy 26 de junio y nos da lo que promete: siete pantallas con siete ambientaciones distintas que pondrán a prueba nuestros reflejos, nuestra capacidad de análisis y de observación.
Este juego corto —unas dos o tres horas de duración, si te gustan este tipo de propuestas, puede que hasta menos— está lleno de detalles y acertijos y será todo un desafío llegar a la última puerta. Cuando vi este juego, no me lo pensé, ya que me llamó mucho la atención y tenía curiosidad por ver cómo lo habían ejecutado.
He tenido la gran oportunidad de probarlo y hoy os voy a contar mi experiencia con él y las salas con el menor destripe posible, porque es algo que tenéis que descubrir y vivir por vosotros mismos.

Comenzaremos en un pasillo, que será el enlace entre las puertas y donde nos encontraremos los objetos necesarios para continuar y afrontar las siete salas que tendremos que atravesar:

1. The empty library

Captura de Seven doors para PC

Sienta las bases para lo que está por venir. Esta sala es un misterio muy sencillo que no os costará desentrañar. Como bien dice el título, es una biblioteca vacía que deberéis investigar hasta dar con la solución.

2. The enigma of chaos

Seven Doors imagen 4
Captura de Seven doors para PC

Todo lo que tenía de sencillo la primera puerta, se ha quedado atrás. Entramos a una sala que parece haber sido arrasada por un tornado en la que incontables objetos están por el suelo, unos encima de otros y todo desordenado. Tenemos cuatro acertijos que, si bien son muy ingeniosos, no presentan una gran dificultad a la hora de resolverlos, pero sí a la hora de encontrar lo necesario para pasar a la siguiente sala.

3. The museum of Soulless men

Captura de Seven doors para PC

Estaba tan concentrada en esta sala que la primera vez que fallé pegué un bote del susto. Esta sala no es que sea de las más bonitas, pero la ambientación y ese sentimiento de inquietud e intranquilidad, porque crees que se van a levantar y atacar, te persigue con cada estatua y el uso de la luz.
Vagas por ella con un simple mechero que acentúa las facciones de estas estatuas haciéndolas todavía más tétricas, sacadas directamente de tus pesadillas. Más que poner a prueba vuestra capacidad de observación, esta sala es prueba y error hasta dar con la solución.

4. The gallery of framed dreams

Seven Doors imagen 3
Captura de Seven doors para PC

Aquí nos encontramos con una sala muy parecida a la segunda, pero la mecánica es diferente. Me vi abrumada por la cantidad de obras que se muestran y al principio entendí mal lo que me presentaba.
Las pistas que van dejando los anteriores moradores de las salas ayudan a resolver algunos de los acertijos, ya que son muy útiles; pero siguen sin ser acertijos que no se puedan resolver con un poco de tiempo y prestando mucha atención.

5. The hall of tragic fate

Captura de Seven doors para PC

Esta sala vuelve a ser prueba y error, porque sobre todo se debe a que debes atravesarla en el momento correcto. Saber qué hacer y cuándo hacerlo. Pone a prueba vuestros reflejos —y en mi caso un poco la frustración— porque el mínimo error que cometas ya sea adelantándote en tus pasos o ponerte en el sitio equivocado, hará que vuelvas a comenzar la sala desde el principio.

6. The secret of the Pharaoh

Seven Doors imagen 2
Captura de Seven doors para PC

No os voy a mentir. Esta sala fue mi favorita. No solo por la ambientación, que me encantaba, sino por la prueba que me ofrecía. ¿Descifrar un código secreto a base de lenguaje? ¡Dame más!
Tengo mi libreta llena de garabatos, dibujos y posibles frases que desentrañan el misterio y el código para pasar a la última puerta y llegar al ansiado final.

7. The last game

Seven Doors imagen 1
Captura de Seven doors para PC

Esta última puerta fue el mayor desafío y en el que más tiempo pasé; tiene sentido, al fin y al cabo, es el final. Nunca he entendido el ajedrez y pese a que me leí las instrucciones y sé cómo funciona el juego y sus movimientos, tuve que pedir ayuda porque no me salía. Me gustó mucho, eso sí, cómo está llevada y cómo te obliga a estar alerta de todo el tablero para poder avanzar hasta llegar al final. Puede parecer sencillo, porque ves una línea recta, pero para nada es así. Mirad siempre a vuestro alrededor y tened siempre controladas a todas las piezas.

En un tono mucho más general, un detalle que me ha gustado mucho es la falta de música en las salas, donde solo estás tú con el sonido de tus pasos —y el sonido ambiente en algunas de las salas—, eso hizo que fuera más inmersivo y, además, te permite concentrarte para afrontar las diferentes pruebas que te presentan. La interfaz es sumamente sencilla y no hay más controles que los de movimiento, ya que todo lo que cojas lo usarás automáticamente cuando toque, por lo que no hay que preocuparse por temas de espacio en el inventario.

Una cosa que quiero destacar, para bien y para mal, es que tiene disponibles muchos idiomas, entre ellos el catalán, pero no están cuidados. Me hubiera gustado que siendo una desarrolladora nacional tuvieran un poco más de mimo al traducirlo y presentarlo en español. He visto faltas ortotipográficas —y alguna inconsistencia— y la traducción de los acertijos es demasiado literal, perdiendo casi por completo todo el sentido y aura de acertijo que sí parece tener en inglés, idioma con el que, al final, opté por jugar. En la sexta puerta, por ejemplo, el mensaje se difumina y puede llegar a ser confuso por el hecho de que la traducción son frases casi completas y así, sueltas, no tienen sentido.
Con el cuidado que le han puesto a la ambientación y a la historia, da un poco de rabia ver que ese trabajo no lo hayan pasado también a la traducción para que los jugadores disfruten del juego enteramente en su lengua.

Conclusión

Seven Doors es una gran apuesta por los puzles y sabe integrarlos de manera magistral en las diferentes ambientaciones —o salas— que nos presenta. El hecho de que los idiomas no estén tan bien cuidados como la historia y la ambientación, hace que la experiencia del juego no sea tan disfrutable, y puede complicar los acertijos que en inglés tienen un componente más literario que en español, donde la traducción literal le quita esa sensación de fantasía que impregna cada habitación.

¿Te ha gustado? Apóyanos en Patreon para seguir creciendo y obtén acceso a contenidos exclusivos

Autor

Localizadora de videojuegos. Cuando no los traduzco, escribo sobre ellos.
He cometido el (dulce) error de comenzar Bloodborne.