Destacado Reseñas

Reseña de ‘La Enciclopedia PlayStation’

13 mayo, 2020 6 mins de lectura

Reseña de ‘La Enciclopedia PlayStation’

Hace unos años, en una visita a casa de mis padres, rebusqué entre mis cosas con la esperanza de llevarme algún recuerdo a la que ahora es mi casa. En ese baúl de los recuerdos apareció un símbolo de mi infancia que, hasta día de hoy, me ha inspirado y que es culpable de que hoy esté aquí escribiendo: PlayStation.

No era mi primera consola, crecí en una familia numerosa donde ya habían adquirido alguna maquinita en las que destacaban las míticas Mega Drive y Master System, pero yo nací en 1993 ante la inminente llegada del coloso gris de Sony, que llegó a mi casa en navidad y que, recuerdo, jugar toda la noche con mis hermanos a la mítica demo de Tekken 3 donde solo podías escoger a Lei o a Xiaoyu.

Aquella reliquia estaba adornada con las pegatinas de la ya extinta revista Loading, centrada en lanzamientos japoneses, la cual probablemente adquirió mi hermano en algún momento de final de los 90 y decidió usar las pegatinas de Final Fantasy VIII (Squaresoft, 1999) que traía como regalo.

Fue un viaje hasta mi niñez, hacia una época de mi vida donde todo me parecía sorprendente y no podía dejar de pensar en el futuro, hacia dónde llegaría aquella pasión que comenzaba a forjarse por herencia de mis padres y hermanos. Ahora, ya en ese futuro que me parecía increíble hecho la mirada atrás gracias a Héroes de Papel, pero esta vez con la intención de comprender el por qué del impacto de un nuevo miembro en aquel catálogo de titanes que, por entonces, controlaban el mercado de las consolas, de la mano de profesionales de la talla de Jesús Relinque «Pedja», José Manuel Fernández «Spidey» y Joaquín Relaño Gómez.

El arduo comienzo

Cuando uno ve por primera vez La Enciclopedia PlayStation ya le saca una sonrisilla: un libro robusto, cuadrado y donde predomina el gris y el negro. En su portada la mítica PlayStation o PSX, como se le suele llamar. Su prólogo, de la mano de Alberto González «McAlby», amplía también esa sonrisilla nostálgica, donde relata el impacto que le produjo probar por primera vez la consola con juegos como Tekken (Namco, 1994) y Ridge Racer (Namco, 1993), lo que provocó que corriese como un loco a adquirir una por un buen pico.

Ridge Racer llegó a PlayStation el 3 de diciembre de 1994, convirtiéndose en el primero juego de la consola.

A día de hoy uno casi ni se pregunta el por qué del éxito de Sony, ya es algo que forma parte de nosotros, como si la familia PlayStation hubiese estado siempre ahí en la historia misma del videojuego, pero en realidad también fue una recién llegada que tuvo que abrirse hueco, así como cuando la joven Xbox entró a la palestra de la mano de Microsoft.

La Enciclopedia PlayStation no es solo un compendio de todas las obras, diseños o hardwares que tuvo la consola de Sony, si no una mirada a cuando la empresa nipona ni siquiera tenía ese nombre. En 1945, tras finalizar la Segunda Guerra Mundial y con Tokio devastada por los bombardeos aliados, Masaru Ibuka se asentó junto a un puñado de técnicos en un edificio en ruinas donde montó un pequeño negocio de reparación de radios, un comienzo humilde para la que se convertiría en un titán tras la llegada al negocio del físicio, y amigo de Ibuka, Akio Morita.

Así fue cómo se fundó en 1946, Tokyo Tsushin Kogyo K.K, que cosechó increíbles éxitos por tener la mirada puesta más allá del territorio nipón, lo que les llevó a cambiar el nombre de la compañía a Sony, por la dificultad que tenían los estadounidenses al pronunciar su nombre.

La lucha de Nintendo y Sony

A día de hoy todos sabemos de aquella desavenencia entre Sony y Nintendo, las cuales estaban más que preparadas para sacar la conocida como ‘Nintendo PlayStation’, aquella extensión de mítica SNES que aceptaría el formato CD-ROM. Pero en esta ocasión podemos saber con lujo de detalles cómo ocurrió este conflicto que separó a las compañías y que sirvió como impulso para lanzarse al mercado de las consolas, uno que ya tenía sus propios titanes y en el que era casi imposible meter el pie.

Es, sin ninguna duda, el capítulo más interesante del libro y el que más me ha arrastrado a aquella titánica batalla entre compañías por hacerse con el control de la industria, todo gracias a la confianza del que podríamos considerar el padre de PlayStation, Ken Kutaragi, que luchó contra viento y marea para que Sony siguiese adelante con su proyecto tras la traición de Nintendo y el desprecio de SEGA.

PlayStation nació para desmarcarse de la tendencia actual, de dos compañías que se habían acomodado en su trono y lo hizo con todas sus fuerzas y una campaña de marketing que muchos recordaremos, con anuncios tan extraños y escalofriantes como “Riqueza Mental“, donde Fiona MacLean, a manos de Chris Cunningham interpretaba a una mujer de rasgos exagerados.

De hecho, su campaña de marketing en Europa fue uno de los grandes puntos a favor para su auge, donde emprendió una agresiva campaña para demostrar que habían llegado para llevar a los videojuegos a un nuevo nivel con sus gráficos poligonales que competirían con las grandes superproducciones de cine, algo que podíamos oír en el anuncio de Final Fantasy VII (Squaresoft, 1997), uno de los lanzamientos más impactantes de la época y que aún a día de hoy sigue considerándose uno de los mejores videojuegos que han existido.

Aunque recuerdo alguno de estos anuncio por aquella época, es fascinante leer cómo se llevó todo a cabo, cómo Sony, una de las compañías líderes junto a Nintendo y Microsoft, entró en la industria por un orgullo herido y pasó incluso a sepultar a una compañía como SEGA, algo inimaginable por aquel entonces.

La Enciclopedia PlayStation

Tras pasar las primeras páginas, las más interesantes en mi opinión, llegaremos al festival de la nostalgia y a ese suspirillo de leer algunos nombres que ya casi ni recordábamos. La Enciclopedia PlayStation se centra, principalmente, en aquello que hace grande a una consola: sus juegos.

El mayor porcentaje del libro lo pasaremos leyendo una recopilación de la mayoría de obras que pudimos jugar entre 1994 y principios del 2000, viendo el nacimiento de algunas de las grandes empresas que conocemos hoy día. Sagas como Persona, que hoy ya posee multitud de entregas, entraron al terreno JRPG en 1996 o cómo From Software, archiconocida por la saga Souls, comenzaron a tocar las primeras teclas de su estilo en 1994 con King’s Field.

Es maravilloso ver cómo muchas de esas empresas se han transformado en titanes hoy, siguiéndonos a medida que crecemos para hacerlo con nosotros, pero también es triste ver cómo muchas ya han desaparecido, en esa larga lista de títulos que nos traerán recuerdos y que, otros muchos, pasaron por nuestra vida de una manera fugaz.

Y no solo encontraremos juegos, si no los diferentes modelos de PlayStation así como el hardware que la acompañó, ya fuese en nuestro territorio o el que no salió de Japón.

Conclusiones

La Enciclopedia PlayStation tiene un interés enfocado más a la consulta de todas aquellas partes que formaron a la titánica plataforma que el de divulgar su historia, limitándose solo a una introducción.

Es por ello que, quizás si uno busca encontrar las claves del éxito de Sony a la hora de lanzarse al mercado, podría quedarse corta. Sin embargo para los fans de PlayStation, así como aquellos nostálgicos que quieran dar un repaso a su catálogo software, como hardware, quedarán contentos con la firma de Héroes de Papel.

En definitiva, La Enciclopedia PlayStation es uno de esos libros que reposarán en nuestra estantería para ofrecernos siempre la posibilidad de consultar, con un lenguaje sencillo y ameno, todos aquellos datos de los títulos que acompañaron a la plataforma gris, así como los modelos y el hardware que salió a la venta en unas condensadas 280 páginas llenas de información. Una pieza indispensable para los fans de la marca Sony PlayStation.

¿Te ha gustado? Apóyanos en Patreon para seguir creciendo y obtén acceso a contenidos exclusivos

Autor

El típico cantamañanas que escribe sobre videojuegos y cree saber más de lo que sabe. Camarero furioso y técnico informático por accidente. Como verás, estoy más perdido en la vida que un pato en una charca.