Artículos Destacado

Los expertos hablan: ¿Mejor juego de PC y Consolas en 2019?

29 enero, 2020 11 mins de lectura

Los expertos hablan: ¿Mejor juego de PC y Consolas en 2019?

Enero es un mes intenso en DeVuego. Como ya es tradición, toca hacer balance del año que ha terminado y votar al máximo exponente de cada sector del videojuego español en los Premios DeVuego. No sólo los juegos entran en liza, también los diferentes profesionales que trabajan en la industria compiten en sus respectivas categorías. La industria del videojuego español goza de buena salud y prueba de ello es que cada año las listas se amplían: hay más juegos, más desarrolladores y aumenta el número de personas que invierten su tiempo en este mundillo de una forma u otra. Tras unas semanas de intensas votaciones, ya tenemos finalistas. La fase final, de la que sólo uno saldrá vencedor, está abierta.

Como elegir no siempre es fácil, nos hemos puesto en contactado con 5 medios y periodistas para que nos aporten su opinión sobre los finalistas de las dos principales categorías: Mejor juego de PC y Mejor juego de Consolas. Además, les hemos proporcionado un pequeño espacio adicional para que se pronuncien sobre su juego favorito, alguno interesante o cualquier otro que pueda haber pasado desapercibido durante el 2019.

Antes de entrar en materia, queremos agradecer a todos los medios y redactores que generosamente han participado en la redacción del presente artículo:

Adrián Fitipaldi – Director y redactor en Isla de Monos
Daniel Jiménez, Pablo López ‘Potajito’ y Pablo Marín ‘Tasturo, redactores en NaviGames
Deborah López Rivas, directora y redactora en TecnoSlave
Juan Emilio Palomino, director y redactor de uVeJuegos
Marc Vilajosana, cocreador de Pixel Critic

Mejor Videojuego de PC

Premios Devuego 2019 mejor juego PC

Adrián Fitipaldi (Isla de Monos):

Blasphemous.

El pasado 2019 fue un año dorado para el indie español, sobre todo a lo que proyección nivel internacional se refiere. Parte de esta culpa la tiene el que, para mí, ha sido el mejor juego de PC: Blasphemous. The Game Kitchen ha sabido coger lo mejor de varios géneros, rodearlo de un gran pixel art y agregarle un trasfondo que nos es familiar, pero lejano. Como resultado han obtenido un universo propio que, en conjunto, funciona realmente bien. Nunca pensé la Semana Santa podría representarse de una forma tan oscura e impactante. Sin duda este título es una experiencia, tanto a nivel visual como a nivel narrativo y jugable. No elegir este juego como mejor juego de PC sería… una blasfemia.

Daniel Jiménez (NaviGames):

2019 ha sido un año redondo para el panorama del videojuego español. Joya tras joya, hemos podido contemplar como el producto patrio se abría paso con títulos de calidad incomparable. Pero está claro que algunos destacan más que otros, y de esos vamos a hablar. Por ejemplo, podría empezar por la fantasía grotesca y retorcida de Blasphemous, con un apartado artístico de los que dejan huella y sus plataformas más mortales que sus jefes y que, sin duda, ha logrado brillar a nivel internacional. El alocado terror de Yuppie Psycho, quitándonos las ganas de buscar trabajo alguna vez en nuestra vida, pero animándonos a matar brujas, con un humor negro y un gran mensaje. O la apuesta por dar vida a los cómics de Blacksad mediante un juego que nos permite encarnar al mejor detective felino de la ficción, dándonos una historia de detectives enorme. Sí, 2019 ha sido un año de ensueño para los indies españoles, juegos tan llenos de belleza y talento que sólo puedes desearles lo mejor, que lleguen lo más lejos posible. Ojalá este talento siga dándonos esta misma calidad o incluso más en los años que están por venir.

Deborah López (TecnoSlave):

Arise: A Simple Story

Las historias universales nos hacen conectar con la esencia de la humanidad, y también con las personas que de un modo u otro nos rodean a lo largo de nuestra gran y reveladora travesía. El amor, el miedo, la felicidad o el dolor son una buena parte de la esencia de nuestros recuerdos, así como de nuestras experiencias, en el camino que, invariablemente, nos acerca al tránsito final. Así, atravesando las estancias de la memoria, materializas en una dirección artística preciosa, el protagonista de Arise: A Simple Story de Piccolo Studios revive la huella de una epopeya única: la de su vida.

El estudio nacional ha elegido una narración sencilla, aunque evocativa hasta en el mínimo detalle. Sin diálogos y con un ritmo pausado, el título se encarga personalmente de trasladarnos a una delicadeza exquisita. Incluso el avanzar en los niveles es un acto significativo, ya que es preciso manipular el flujo temporal. De este modo, estaciones o minutos son banalidades ahora que la muerte da otro sentido a la temida pregunta filosófica. Curiosamente, parece que decir adiós hechiza la mirada con la que observamos el mundo, y, como parece decirnos el juego, no siempre de oscuridad.

Juan Emilio Palomino (uVeJuegos):

No somos ni la sombra de lo que fuimos, pero la industria del videojuego español camina a pasitos lentos pero seguros. Y es que basta con echar un vistazo a los candidatos a mejores juegos de 2019 en PC  creados en nuestra piel de toro para darnos cuenta de que la diversidad se manifiesta tanto en las variopintas estéticas empleadas en cada juego como en los géneros elegidos por las desarrolladoras. Pocos países pueden ofrecer propuestas tan interesantes como un metroidvania gótico ambientado en el folclore más rancio de nuestra Semana Santa, una aventura que delinea las vicisitudes de la vida desde la propia muerte, la sublimación del papel a polígonos texturados de uno de los mejores cómics que hemos parido dentro de nuestras fronteras, la vuelta de tuerca del género de la gestión de recursos desde el punto de vista de la aniquilación masiva y la locura extrema a base de  pixelacos de colores de un survival horror ambientado dentro de una gran multinacional. Ya, tendrás tu favorito entre todos los candidatos y seguro que no te faltará razón, pero desde luego que a originalidad y variedad nadie nos echa la pata encima. Por lo menos este año.

Marc Vilajosana (Pixel Critic):

Por mucho que me esfuerce en recordar, creo que no hay juego el nombre de cuyo protagonista transmita mejor su experiencia que Blasphemous con su Penitente. Lo último de The Game Kitchen gira alrededor de la idea de sufrimiento: sus enemigos mutilados y autolesionados, las historias detrás de cada fémur o falange que recogemos en nuestra travesía y, especialmente, su jugabilidad. Si en The Last Door, a través de un píxel gordo y una banda sonora excelsa, el equipo sevillano consiguió erizarnos la piel de miedo continuamente, Blasphemous está diseñado en su totalidad para arrancar con una mano ardiente la frustración latente en el interior del jugador.

Terminé Blasphemous enfurecido. Estaba enfadado por las decisiones que habían tomado en The Game Kitchen: por lo ajustadas que eran las plataformas, por la lentitud de las animaciones de nuestro avatar y por el diseño de determinadas zonas y jefes. Sigo manteniendo esos pensamientos, creo que Blasphemous excede la barrera de la frustración que puede exigirse al jugador. Pero se trata de una decisión valiente y tomada hasta sus últimas consecuencias para dar un significado a su obra, y creo que esto debe ser reconocido.

Goyo ‘Dejota’ (DeVuego):

Creo que todos sospechábamos que Arise: A Simple Story y Blasphemous estarían en la lista de finalistas. Y con toda justicia, el primero impacta con su simple, pero emotiva narrativa que te toca en lo más profundo del alma y te arranca más de una lágrima. El otro, sin embargo, nos abruma visualmente a través de su apabullante, oscuro y violento apartado gráfico.
Pero el resto de finalistas también merecen un pequeño comentario. Primero, Blacksad: Under The Skin, una notable aventura gráfica que gracias al enorme trabajo de Pendulo Studios ha sabido reponerse del sinfín de problemas que tuvieron antes, durante y después del lanzamiento. En segundo lugar, Yuppie Psycho, un juego que se atreve a innovar en un género tan estático y poco imaginativo como el de terror, proponiéndonos una pesadilla durante el primer día de trabajo. Por último, destacar la presencia de They Are Billions, un juego que combina estrategia y zombies, increíblemente adictivo en el que, sin darte cuenta, acabas pasando horas y horas.

¿Qué decir? La elección no es fácil, pero lo que parece claro es que el público, con su voto, parece valorar las nuevas e innovadoras iniciativas, ya sea en cuanto a narrativa, gráficos o mecánicas. Si 2020 nos deja juegos de este calibre, será un gran año.

Mejor videojuego de Consolas

Premios Devuego 2019 Mejor juego consolas

Adrián Fitipaldi (Isla de Monos):

SuperEpic: The Entertainment War

Si hay algo que me encanta son los metroidvania… pero si hay algo que me gusta aún más son los juegos que se toman su historia y su concepto de una forma desenfadada. Aquí es donde aparece SuperEpic y rompe todos los esquemas dándome como personaje protagonista a un mapache subido a en una llama. ¿Su misión? Acabar con las prácticas abusivas de la industria del videojuego que está controlada por cerdos (si es que el planteamiento es maravilloso). Detrás de todo este envoltorio de locura se encuentra un metroidvania muy cuerdo, simple pero eficaz, que os dará muchas horas de diversión. Para mi, sin duda, un juego perfecto para disfrutar en una consola como Nintendo Switch.

Pablo López ‘Potajito’ (Navi Games):

España y sus videojuegos están de moda. Bueno, no, eso sería quitarle méritos a los excelentes juegos patrios que hemos podido probar en 2019. En España se están haciendo videojuegos muy, muy buenos. Péndulo apuesta seguro a su carta más fuerte, la aventura gráfica, con Blacksad. Una mezcla donde lo nuevo y lo viejo se dan la mano con un estilo artístico envidiable. The Game Kitchen y su Blasphemous se salen no solo de su zona de confort, sino de la escala. Un juego que abraza el grotesco, fusiona géneros a placer y nos regala un pixel art que quita el sentido. Compartiendo tangencialmente género y pixel art delicioso está SuperEpic, un ejemplo perfecto de un estudio que ha ido de menos a Súper más. Piccolo Studio hacen honor a su nombre y nos traen un título pequeño en extensión, pero enorme en la cantidad de emociones que nos despierta cada paisaje, cada momento de la aventura vital de Arise. Y aquí no falta la innovación, porque Reventure prácticamente inventa un género nuevo donde coleccionamos finales (¡cómete esa, Yoko Taro!) con el humor por bandera. Ha sido un año bueno, buenísimo, pero todo tiene un lado negativo, y es que 2020 lo tiene muy complicado para igualar uno de los mejores años (si no el mejor) en la industria Española.

Deborah López (TecnoSlave):

Reventure.

¡100 finales! Si eso no capta vuestra atención, lo hará el humor absurdo, ácido e irreverente de Reventure, el videojuego de Pixelatto que se coló en los corazones y plataformas de muchos jugadores. La premisa es básica: eres el protagonista y la hija del rey, es decir, la princesa del lugar, ha sido secuestrada por el malo, malísimo, y a ti te toca salvarla. ¿Te suena, no? Pero, ¿y si te digo que no hace falta que la rescates? A decir verdad, la gracia es que tienes total libertad para ser una especie de héroe, un perdido de la vida o morir (muchas veces) patéticamente sin haber visto a la princesa.

Explorar y probar es básico en Reventure. Hallarás mazmorras elementales, puertas secretas, finales imprevistos, decenas de personajes que desbloquear como tu avatar heroico y un montón de situaciones descabelladas. Muérete, compra objetos, róbalos, asesina, soborna, quema cosas… ¡No importa! Lo divertido es ver cuál es el siguiente final que vas a conseguir, a fuerza de ensayo y error, en el mural de la vergüenza. Además del toque cómico, el título tiene detalles bastante conocidos del mundo de los videojuegos, retorciéndolos hasta lo paródico y desternillante.

Juan Emilio Palomino (uVeJuegos):

A nadie se le escapa que la plataforma base para los títulos independientes es el versátil PC de toda la vida… pero no tienes verdadera repercusión mediática si no publicas tus juegos también en consolas. Mejor dicho, en todas las consolas. Resulta excitante comprobar cómo la amplia mayoría de estudios españoles consiguen simultanear los lanzamientos en todas las plataformas casi a la vez, hito que supone un respaldo mayúsculo para el trabajo de producción que realizan. Decimos esto porque lo mejorcito en cuanto a videojuegos españoles de este 2019 que acaba de dejarnos para PC es prácticamente lo mismito para consolas, señal inequívoca de que la cosa funciona. Está claro que elegir un título de entre todas estas propuestas resulta realmente complicado dada la calidad generalizada de todos ellos, pero si hay un género ganador que encanta a los usuarios de consolas, ese sin lugar a dudas es el metroidvania que reune en la misma coctelera plataformeo del bueno, acción y un poquito de rol, todo ello bien sazonado dentro de una enorme mapa dividido por casillas. Y por eso mismo encontramos tanto de lo mismo en estos sistemas, por ser juegos que aúnan virtudes tan contradictorias como inmediatez y profundidad.

Marc Vilajosana (Pixel Critic):

Hay demasiada poca comedia en el videojuego. Sí, en muchos títulos se incorporan diálogos o personajes que cumplen la función humorística, pero existen tan pocas obras con la comedia como su eje central que todavía no podemos considerarla un género en sí mismo. Lo cierto es que 2019 ha sido un gran paso adelante en este camino con propuestas como Pikuniku o Untitled Goose Game, y en nuestras fronteras hemos vivido el tímido nacimiento de un enorme videojuego cómico: Reventure.

La obra de Pixelatto es una carta de amor al videojuego. Se trata de una explosión de creatividad que concentra en un escenario reducido y con un número limitado de objetos, personajes y acciones nada menos que 100 finales posibles. Funciona de manera similar a un capítulo de Tom y Jerry: tenemos un objetivo claro –salvar a la princesa– y nos dedicamos a probar diferentes alternativas con nuestros recursos disponibles para terminar, a los pocos minutos, riéndonos de nuestro propio fracaso. Reventure demuestra que es posible crear un humor sano y sin faltar, referencial y autoparódico, que nos invita a explotar nuestro ingenio. Creo que es imposible no estar sonriendo constantemente jugando a Reventure, y esto pocos juegos pueden lograrlo.

Goyo ‘Dejota’ (DeVuego):

Me resulta imposible no votar a Blasphemous como mejor juego de 2019. Desde el primer momento en que cogí el mando me pareció un juego apasionante y repleto de carisma. Seguramente lo primero que te seduce es su extraordinario apartado gráfico que nos muestra la religión desde un punto de vista grotesco y violento. Es una delicia ajusticiar pecadores con nuestra espada Mea Culpa y recorrer el infernal mundo del penitente en busca de la redención. Pero quedarse sólo con lo visual sería infravalorar a Blasphemous: un metroidvania sobresaliente, con un sistema de combate simple y efectivo que nos ofrece épicas peleas contra unos imponentes jefes finales y un lore muy logrado. Si, puede ser que no sea todo lo preciso que nos gustaría en los momentos de plataformeo, pero no disfrutar de esta magnífica obra por esta minucia sí que es motivo de condena al infierno.

EXTRA: Juego a reivindicar.

En este apartado nuestros invitados tienen libertad para hablar de un juego del 2019, sin restricciones. Puede ser un finalista, pero también un juego que haya pasado desapercibido, interesante por su propuesta jugable y artística o simplemente algo que les haya gustado.

Adrián Fitipaldi (Isla de Monos):

Intruders: Hide and Seek

Para mi una de las grandes sorpresas de 2019 fue Intruders: Hide and Seek. Es increíble lo que hizo Tessera Studios con su primer título, donde nos daban la oportunidad de sentir el sigilo en realidad virtual, como nunca lo habíamos experimentado: desde la piel de un niño que está secuestrado en su propia casa. El punto de vista más bajo de lo habitual y no tener recursos para combatir a los asaltantes creaban una sensación de indefensión que pocos juegos pueden recrear.

Pablo Marín ‘Tasturo’ (Navi Games):

Himno

Y ya que estamos aquí, no nos gustaría terminar sin mencionar uno de esos juegos que pasan desapercibidos para la mayoría y son joyitas españolas ocultas, como es el caso de Himno. El pequeño título desarrollado por David Moralejo Sánchez nos demuestra, a través de un precioso pixel art y unas sencillas mecánicas, se puede crear un videojuego que aporta una tempestad de sensaciones que, a día de hoy, todavía no puedo entender. Podría expresar en mil y una palabras la paz y la tranquilidad que me aporta cada minuto jugado, pero prefiero que lo sintáis en vuestra propia piel.

Deborah López (TecnoSlave):

Professor Lupo and his Horrible Pets

Después de Nihilumbra y Megamagic: Wizards of the Neon Age, Beautifun Games lanzaron Professor Lupo and his Horrible Pets, un divertido juego de plataformas y rompecabezas que tiene como elemento reseñable unas adorables y letales criaturas extraterrestres. Cuando un ataque desestabiliza la Estación Espacial Autora, el protagonista, becario del profesor Lupo, deberá escapar o aceptar que será engullido por esos seres que ahora campan a sus anchas por la nave. Al avanzar, los niveles aumentan de dificultad, y cada criatura tiene comportamientos y movimientos únicos, por lo que es todo un reto estratégico salvar al pobre becario.

Juan Emilio Palomino (uVeJuegos):

Blasphemous.

Queremos enarbolar la bandera de Blasphemous, y no solo porque nos excite su propuesta irreverente y su iconografía profana, es que es rematadamente bueno. Vale que cuesta hacerse con el sistema de juego, que bebe directamente de las almas más oscuras para tricotear su jugabilidad y que los jugadores menos pacientes pueden salir escaldados, pero a poco que pongamos devoción por la causa del Penitente, recibiremos la paz espiritual en forma de gracia divina que anhela nuestra alma de jugador empedernido. Es grotesco, exigente, pero sobre todo divertido… siempre que abracemos su manto de dolor para sufrirlo. Mateo 12:31.

Marc Vilajosana (Pixel Critic):

Dear Substance of Kin

Cuatro días. Ese es el tiempo que necesitó Deconstructeam para crear Dear Substance of Kin para la Ludum Dare 44. La capacidad de síntesis del estudio valenciano me parece increíble. Una obra que, además de contar con altos valores visuales y musicales y ubicarnos en un mundo muy atrayente, es capaz de contarnos una colección de microhistorias y de hablarnos directamente a nosotros. De por qué hacemos las cosas que hacemos, de por qué tomamos las decisiones que tomamos y de los efectos que estas causan en nuestro entorno.

Goyo ‘Dejota’ (DeVuego):

Baobabs Mausoleum.

Aunque en 2019 se publicó el último episodio, Un Pato en Muertoburgo, aprovecho este espacio para reivindicar la trilogía de Baobabs Mausoleum de ‘Jacob Jazz’. Esta saga de videojuegos para Switch y Steam narra las locas aventuras de Watricio Walpurgis, una berenjena-detective, en el peculiar pueblo de Flamingo’s Creek. Humor, insultos, violencia, diálogos que rompen la cuarta pared, referencias cinematográficas y un sinfín de mecánicas jugables hacen de Baobab’s Mausoleum una de las experiencias más peculiares que he tenido la oportunidad de disfrutar. Probadlo y descubrid quién es el habitante número 64.

¿Te ha gustado? Apóyanos en Patreon para seguir creciendo y obtén acceso a contenidos exclusivos

Autor

Jefe de Redacción en

Pese a mi continua obsesión con la literatura, los videojuegos y el deporte, logré acabar mis estudios de filología. Resido en Italia y adoro la pizza.

Adrián Fitipaldi
Director en

Con un mando entre las manos desde el 92. Crecí con un dragón morado, un erizo azul y un fontanero que no se dedica a la fontanería. De mayor intenté comerme la tarta... pero era mentira. Retarme a un duelo de insultos puede ser una decisión mortal. Y por si fuera poco, dirijo una isla de monos... por lo que de mayor ¡quiero ser un gran pirata!

Deborah López
Co-directora en | Web

Es la actual codirectora del medio independiente TecnoSlave. Además, colabora asiduamente con artículos y textos en otros medios escritos, habiendo publicado en Nivel Oculto, Espada y Pluma y HyperHype, y en podcasts, dirigiendo en la actualidad una sección sobre desarrolladores independientes en el programa Game Over. También ha participado como invitada en los programas de Pixel Critic, Nivel Oculto y Xenogamers.

Otra de sus facetas en el videojuego es la de ponente en mesas redondas y conferencias en eventos del sector, como IndieDev Day y DIGAMEX (Mejor Mesa Redonda DeVuego 2018), y en encuentros y debates, como los organizados por Ars Games. Apasionada de los videojuegos independientes y la comunicación, busca proyectos y oportunidades que enriquezcan su perspectiva del medio.

Marc Vilajosana
Cocreador en

Cocreador de Pixel Critic y periodista en ciernes. Probablemente me encontréis en Twitter dando la turra con los indie.

Navi Games

Hey, listen!

NaviGames es una página de actualidad sobre videojuegos desde el punto de vista de jugadores. Artículos, noticias, análisis, podcast, vídeos y mucha pasión.

uVeJuegos

Web dirigida por Juan Emilio Palomino y dedicada a la difusión del videojuego.