Artículos Destacado Reportajes

Un 2019 de videojuegos españoles. Parte 1.

16 diciembre, 2019 18 mins de lectura

Un 2019 de videojuegos españoles. Parte 1.

El año se termina y los artículos recopilatorios proliferan como las setas en el bosque. Que si los mejores juegos del año, que si los peores, los más bonitos, los raros… todo vale. Nosotros vamos a hacer algo similar: repasaremos, en tres artículos, lo que ha dado de sí el año 2019 en cuestión de videojuegos españoles. Cada texto abarcará 4 meses e intentaremos dar pequeñas pinceladas de los principales los juegos que han ido apareciendo. Aportaremos nuestra opinión cuando sea posible, pero también nos apoyaremos en reviews de otros medios y colegas para enriquecer el texto y aportar visiones diferentes.

Para facilitar la tarea de seguir tantos videojuegos, aconsejamos abrir el calendario de DeVuego para ojearlo al ritmo que se procede con la lectura.

Todos los datos, artículos y reviews enlazadas figuran en la base de datos de DeVuego. Si notáis que falta algún dato, os animamos a enviar un email y lo incluiremos. Por último, señalar que en esta lista repasaremos sólo las novedades de este año; ports, remakes, versiones EX y derivados no aparecerán. Tomad asiento y preparad un café que comenzamos el repaso del año 2019.

Enero. Flojo inicio.

Seamos sinceros, el principio del año es una época dura. Hay quien se hace decenas de propuestas y comienza los 365 días con mucha energía, convencidos de que “este año las cosas irán mejor. Me pondré en forma, estudiaré, trabajaré, viajaré y dejaré de fumar”. Todo mentira. Mucho mejor empezar de mierda, resacoso, repleto de panettone y con restos de mazapán en el bigote. Y, a partir de ahí, intentar remontar. Aspiraciones modestas, pero realistas. Algo similar debió pasar en España con esto del videojuego, supongo que los devs se pondrían de acuerdo y planificaron un 2019 in crescendo. El caso es que enero es un mes flojo, carente de grandes lanzamientos y con varios casos destrozados por algunas críticas, pero allá vamos.

El primer juego que puso pie en el año fue Nubla 2. Desarrollado por Gammera Nest y publicado en PS4, se trata de la segunda parte de una aventura de puzles caracterizada por apoyarse en las obras de arte del museo Thyssen. Sin haber jugado a esta saga, me limito a rescatar la opinión de José Luis Ortega en Hobbyconsolas: “Nubla 2 es una excelente y ambiciosa continuación, que toca varios géneros durante el desarrollo de la aventura y embaucará a los amantes de la pintura gracias a su faceta artística y a los constantes homenajes a dicho arte que ofrece.” De un señor que es seguidor del Valladolid y ha escrito un libro de Batman me fío, pero si no es suficiente, Roberto Pineda, en su crítica en ZonaRed va en la misma dirección: “Su carácter educativo y la maravilla audio-visual lo convierten en una opción fantástica para todo aquel que busque algo único en su especie.” En resumen, un juego que destaca más en lo artístico y educativo que en lo jugable.

Enero nos dio probablemente el momento más random del año: el último juego exclusivo de Wii U. Señoras y señores, el videojuego toca techo – o fondo – con El Silla, un minijuego que consiste en mover el mando en el momento justo para pegar un sillazo a un personaje, como en la popular escena de Los Simpson. 1€ cuesta esta maravilla del software desarrollada por Markanime Studios y que acaba por enterrar a la consola de Nintendo. Duro final.

Al primero que lea esto y me lo pida, se lo regalo

Tenemos que esperar a final de mes para encontrar lo más interesante. En concreto al día 31, cuando se publican Bleep Bloop y Anyone’s Diary. El primero es un pequeño puzle minimalista desarrollado por Ludipe en el que tenemos que llevar a dos simpáticas bolas de un punto a otro del nivel. Un juego sencillo en sus mecánicas, pero complejo de dominar. Sara Borondo, en Vandal, lo puntúa con un 72 y destaca su aspecto cooperativo multijugador: “Aunque la idea inicial no sea original, el juego logra que los jugadores disfruten al superar los retos (…) Garantiza una tarde divertida, sobre todo en compañía, por un precio muy asequible.” En Nextn lo puntúan aún mejor: “Bleep Bloop encaja como anillo al dedo a la filosofía de Nintendo Switch de jugar con quien quieras, donde quieras y como quieras. Es un juego de puzles desafiantes, adictivos y muy satisfactorios. Un pasatiempo perfecto para pasar una magnífica tarde de un fin de semana en compañía de tus amigos, compañeros o familiares”. En definitiva, un juego sencillo, bien hecho, agradable y perfecto para desconectar.

Bleep Bloop está disponible en PC, Switch y pronto en PS4

Anyone’s Diary será el primer juego del programa PlayStation Talents que aparecerá en 2019 en PS4, pero no el último ni el mejor. Desarrollado por World Domination Project Studio, se trata de un puzle y plataformas en realidad virtual. En esta aventura nos adentramos en el diario de un ser desconocido y, a través de una narrativa carente de texto, exploraremos sus problemas e ilusiones. No soy un gran fan de la VR, básicamente porque no tengo las gafas, así que veamos qué comenta la prensa española. En Hobbyconsolas, Alberto Lloret habla de forma positiva sobre su trama y aspecto visual, aunque lamenta su corta duración y la presencia de fallos. El tema de los bugs es recurrente y parece haber sido el principal lastre del producto. En Real O Virtual lo resumen muy bien: “La creatividad y las buenas ideas saltan a la vista. Quizás actualizaciones posteriores pulan el juego y, siendo así, ganaría enteros pues esta obra contiene un juego notable en su interior “

Otros juegos con menor impacto que han visto la luz en enero, con más pena que gloria en algún caso, son: Fly Away, desarrollado por Cogomelo Games para Android; Sonar Beat, de Life Zero y disponible en dispositivos móviles y Steam; Unepic Heroes: Battle for the Universe, de Genera Games para Android y Chasing the Stars, de Ertal Games, disponible en Steam.

De enero me quedo con un aspecto interesante. Si ojeamos la base de datos de críticas de los juegos comentados (Nubla 2, Bleep Bloop y Anyone’s Diary), extraemos una lectura curiosa. De las 4 críticas que suspenden, tres son extranjeras. Pero si ojeamos también las puntuaciones positivas, tanto en Nubla 2 con en Anyone’s Diary, las más bajas proceden de medios extranjeros. ¿Tenemos tendencia a barrer para casa y valorar mejor a los juegos por ser españoles? Analizaremos la cuestión en otros meses para sacar conclusiones más sólidas.

Cerramos el mes con un producto especial y diferente. Desde hace un tiempo, la publicación de libros sobre videojuegos viene ganando peso. Héroes de Papel, Dolmen y Game Press han hecho de 2019 un año muy prolífico en este aspecto. De la primera nos llega el que probablemente sea el producto más original del año: Cocina Geek, de Gemma Ballesteros. Un libro de recetas fáciles basadas en el mundo del videojuego. Chupitos basados en el Tyrant de Resident Evil, galletas con forma de rupia o curry basado en Final Fantasy son sólo algunos de los platos que podremos preparar. El típico libro que cualquier gamer con un mínimo de interés culinario querría por navidad.

Es demasiado bonito.

Texto: Dejota

Febrero. No acaba de arrancar.

La percepción del tiempo es algo muy relativo. Desde hace un tiempo tengo la sensación de que los meses vuelan y que, sin darme cuenta, voy quemando años a una velocidad de vértigo. Pero al mismo tiempo, y de forma contradictoria, si pienso en febrero, por ejemplo, tengo la sensación de que ha pasado una eternidad. Por poner en perspectiva, fue el mes en que lanzaron Apex Legends para hacerle competencia a Fortnite. En lo que a nosotros respecta, no hay mucha diferencia con el mes anterior: pocos lanzamientos y de éxito moderado.

El primer título que aparece en el calendario fue el tercer episodio de La venganza de Johnny Bonasera, desarrollado por Rafael García Moreno y publicado en dispositivos móviles y Steam. Esta aventura gráfica narra la insaciable venganza de Johnny contra los miembros de una banda de punk que le han pegado y humillado. Un juego gracioso, irreverente y plagado de guiños a la cultura que ha pasado totalmente desapercibido en los medios. En 2016 se publicó la primera parte y a día de hoy es complicado encontrar una review en castellano (uno de mis propósitos para 2020 será intentar solucionar esto). Para hacerse una idea del estilo del juego, recomiendo ojear los divertidos vídeos de Gona89.

Trailer del primer capítulo.

En la antesala de San Valentín se publica Intruders: Hide and Seek que, según la crítica, es el mejor del mes. Desarrollado por Tessera Studios y disponible en PS4 y PC, se trata de un survival horror compatible con RV. Nos ponemos en la piel de un niño que ve como toda su familia es secuestrada mientras disfrutaba de unas vacaciones. Una especie de escondite en el que tendremos que salvar a nuestros seres queridos. El rango de puntuación es curioso, pues abarca desde el 55 al 86 en nuestra base de datos. Por experiencia, las puntuaciones máximas y mínimas nunca suelen ser las acertadas, así que recurrimos a dos críticas intermedias. En 3DJuegos, Aimé Villa destaca la ambientación, la banda sonora y el guion, aunque lamenta la breve duración y la escasa IA de los enemigos: “Suspense, un excelente guion y mecánicas de juego básicas pero que funcionan correctamente son los pilares que sostienen esta interesante aventura de sigilo que, insisto, para ser plenamente disfrutada es casi obligatorio (aunque en realidad no lo es) jugar mediante PSVR.” Lo mismo nos comenta Sergio Martín en Vandal: “Entretiene mucho mientras dura, la historia está muy bien narrada y la ambientación es excelente, especialmente si jugamos mediante PlayStation VR.” Teniendo en cuenta que se trata de la opera prima de una desarrolladora, es un producto más que notable para los interesados en la VR. Las tres horas de duración pueden antojarse pocas, pero también cuenta con precio ajustado (20€).

El siguiente título que merece la pena comentar es Massira, procedente del programa PSTalents y desarrollado por Frost Monkey Games. En Massira controlamos a una niña y su abuela que, por motivos bélicos, deciden escapar de su tierra en busca de un lugar donde vivir en paz. En lo jugable estamos ante una aventura con elementos de puzle y exploración, pero la verdadera apuesta del juego la encontramos en el fuerte mensaje que quiere transmitir. Mediante su historia pretende concienciarnos y mostrarnos la dura realidad que miles de personas refugiadas viven cada día. Marina Martínez lo resume de forma inmejorable en su review para AlfaBetaJuega: “Massira es una nueva forma de concienciar al público de problemas que a veces nos llegan a oídos de todos. Parece que a veces necesitamos que éstos se introduzcan de forma directa en nuestro ocio para hacernos reflexionar, y, en ocasiones, quizá sea la única forma de que empecemos a mirar a la problemática de Oriente Medio y a reflexionar sobre qué se siente siendo un refugiado.” Toda la crítica, en mayor o menor medida, alaban la intención social del videojuego, aunque también están de acuerdo en destacar que es mejorable en sus mecánicas. Un producto más relevante por su mensaje que por lo jugable, que nos obliga a mirar a zonas que, de forma egoísta, muchas veces preferimos ignorar.

El resto de juegos que completan el mes de febrero son: Super Grandpa Racing de Lynzex Games y disponible en plataformas móviles, un producto simpático de coches conducidos por yayos. También para móviles encontramos ABC Dinos, de Didactoons, una propuesta didáctica para los más pequeños de la casa. Antrum, de Blank Name Games aparece el día de San Valentín con una idea algo arriesgada de plataformas 2D que no pareció funcionar muy bien a tenor de la crítica de Navi Games (la única que tenemos registrada). Por último, Super Arcade Soccer, de Rubén Alcañiz Guerrero intentó postularse como una alternativa arcade a los grandes juegos de fútbol con poco éxito.

El poder de la tercera edad

Cerramos el mes de febrero con un libro publicado por Héroes de Papel, 2018: Un año de videojuegos. Escrito por los miembros de Meristation, pretende resumir la travesía del videojuego durante el año 2018: los mejores títulos, aquellos que nunca vieron la luz, las decepciones, las sorpresas…etc. No inventa la rueda, ofrece lo mismo que la página web pero bien ordenadito, con una buena maquetación y en papel, cosa que mucha gente, entre los que me incluyo, adora. No sobrará en ninguna librería.

Un buen modo de tener a mano toda la información relevante del 2018

Texto: Dejota

Marzo. La cosa se anima.

Tras unos dos primeros meses donde predomina el frío y el aburrimiento, marzo llega al calendario con colores y alegría. Los días son cada vez más largos y la primavera llama a la puerta acompañada del buen tiempo, la brisa agradable, y el estreno de cantidad de nuevas temporadas de anime. En el caso de 2019, además, encontramos que marzo es un mes salpicado con bastantes títulos interesantes al igual que lo estaría un prado con las primeras flores de la temporada. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce, y en este mes también encontramos algunos juegos que, pese a tener un planteamiento prometedor, terminaron cosechando críticas menos positivas de lo que cabría esperar o generando opiniones dispares entre el público.

Comenzando por el principio, encontramos un título calificado de forma uniformemente positiva. El primer día del mes se lanzó Dawn of Man, un juego de estrategia y supervivencia ambientado en la prehistoria y desarrollado por Madruga Works. En él encarnamos al líder de un pequeño asentamiento de humanos que deberemos guiar en un desafiante viaje desde la Edad de Piedra hasta la Edad de Hierro. En la redacción de DeVuego no pudimos probarlo, pero Alberto González de Vandal sí lo hizo y, con una nota de 80, lo valoró así: “Con una gran apuesta por el realismo por bandera, Dawn of Man tiene ideas destacables y dignas de elogio, así como algunos fallos o carencias […]. En cualquier caso, si disfrutáis con los títulos de estrategia en los que la gestión de recursos es primordial para avanzar y echáis en falta un city builder distinto a lo habitual pero con cierto sabor clásico, no lo dudéis: Dawn of Man es para vosotros”.

Solo viendo el trailer ya le entran a uno ganas de colgarse de un árbol en taparrabos.

Tras este primer lanzamiento, no debimos esperar mucho hasta el próximo, puesto que al día siguiente llegaba a Steam The Savior’s Gang, la parodia religiosa con la que Catness Game Studios buscaba sacarnos tantas risas como fuese posible. Aquí tomábamos el control del Salvador, un profeta con cierto aire a Jesucristo, y debíamos guiar a nuestros feligreses por rutas plagadas de trampas intentando tener el menor número de bajas posibles —mientras disfrutábamos de las violentas ejecuciones de aquellos que no conseguían salir de una pieza—. En este caso fue Goyo el miembro del equipo que lo analizó, y es en su texto donde encontramos la siguiente conslusión: “The Savior’s Gang es un juego gamberro que nos propone una buena cantidad de carcajadas mientras intentamos superar complejos niveles llenos de trampas. Cumple con matrícula la parte de las risas, pero falla en la parte jugable al ofrecernos unas mecánicas algo repetitivas y con una alta presencia de errores. Si sabemos pasarlos por alto encontraremos un juego difícil, entretenido y con el que pasaremos un buen rato mientras observamos la religión desde una perspectiva que no se suele tocar“. Además del análisis de nuestro redactor jefe, en la base de datos contamos con los textos de otros dos medios, uno español y otro extranjero, y en ambos valoran al juego con una nota de 60. Más allá del numerito que presentan al final de sus análisis, cabe destacar que todas las críticas señalan los mismos puntos: un juego a primera vista gracioso pero repetitivo en lo jugable y con algunos bugs.

Unos pocos días más tarde, el 8 de marzo, se lanzaban al mercado dos videojuegos con carisma y una gran personalidad: Void Mine y The Path to Die. El primero es una aventura narrativa con ambientación espacial y toques de terror psicológico desarrollada por Eteru Studio. En el papel de Jon Gauss, deberemos adentrarnos en la estación espacial Ironclaw e investigar por qué sus tripulantes han dejado de responder a los mensajes que llegan desde la Tierra. Basándome en la crítica que yo mismo (Américo) escribí para nuestra web, me reafirmo en la idea de que “Void Mine no es un juego para todo el mundo, pero es una experiencia muy interesante y que sin duda consigue lo que se propone. A diferencia de su predecesor, Hostil, este no se hace corto y tiene más tiempo para afianzar mejor tanto su trama como sus mecánicas, lo que da como resultado final un juego bastante sólido. […] es una buena opción para alguien a quien le interese echar un par de tardes entretenidas con ciencia ficción, misterio y mal rollete.” Debo admitir que a este juego le tengo un cariño especial por ser el primero que analicé para DeVuego, pero ni mucho menos esa es la razón por la que siempre lo recomiendo. Sin duda, el equipo de desarrollo hizo un magnífico trabajo con la atmósfera opresiva y el apartado sonoro de Void Mine, haciendo de él un título que arrastra al jugador a su mundo y lo mantiene en constante tensión. Muy recomendable.

Viendo el trailer os podéis hacer una idea de a qué me refiero cuando hablo de la atmósfera opresiva de Void Mine.

The Path to Die, en cambio, es un juego de acción y exploración con vista cenital que nos traslada de lleno al Japón Feudal. A través de un planteamiento influenciado por Hotlime Miami (2012) pero que sabe aportar ideas propias, y un sistema de control bastante curioso, Cat Logic Games presentaba al mundo su ópera prima. Al igual que pasaba con Void Mine, en la base de datos no consta ninguna review de este título más allá de la nuestra. Por suerte, nuestro compañero Carles (Dragharem) publicó un gran análisis del que rescatamos que: “The Path to Die es, aun con sus irregularidades, un juego sumamente atrevido. […] Sus ideas bienintencionadas y, de igual modo, la manera en la que ligeramente modifica el legado de sus predecesores, hacen de él una obra personal que, por medio de un estilo francamente honesto, logra dotarse de un carisma peculiar “.

Es decir, estamos hablando de que, en una ventana de 24 horas, la industria nacional nos obsequió con dos grandes juegos, uno de terror psicológico ambientado el espacio, y otro de pegar katanazos a lo loco en el Japón Feudal. Queda decidido: desde DeVuego iniciamos una campaña de recogida de firmas para nombrar de forma oficial al 8 de marzo de 2019 como el mejor día de la historia.

Continuamos el repaso del tercer mes del año con Task Force Kampas, un shoot em’ up al más puro estilo retro desarrollado por Casiopea. Según explicaba nuestro compañero Kenny en su análisis, el juego combina elementos de diseño clásico como gráficos pixelados, lluvias de proyectiles en pantalla y una dificultad endiablada con ideas procedentes del género rogue-like. Al parecer, esta combinación funciona muy bien, porque su review termina con un rotundo: “Task Force Kampas revive a los shmups de naves recuperando lo mejor del género y adaptándalo a nuestros tiempos. Con pocas partidas habremos entendido el juego y nos orgulleceremos de nuestras puntuaciones, siendo absequible mejorarlas y con el gusanillo de probar dificultades más altas.

Durante los últimos coletazos del mes llegó a la PlayStation Store otro de los participantes en el programa PS Talents, Submersed. Este survival horror en primera persona, desarrollado por Main Loop, nos pone al control de Jack Ballard, un paramédico que se adentra en unas instalaciones en medio del océano para socorrer un aviso de SOS. Según parece, esta base marina se encuentra parcialmente inundada y llena de tiburones, así que nuestro objetivo será llegar a la sala de comunicaciones y pedir ayuda. En este caso, nos encontramos ante uno de esos títulos que, como ya he mencionado antes, crearon cierta división de opiniones entre la prensa. Sin ir más lejos, en DeVuego hay registrados más de 15 análisis con nota, con puntuaciones que van de 75 a 40 (con una media de 63). Es curioso, además, observar cómo el patrón percibido en enero se repite: en este caso, las notas más bajas —la mayoría de ellas suspensos— también las otorgaban medios extranjeros.

Por mi parte debo decir que, cuando lo analicé, me pareció un juego con alguna propuesta interesante y que podía llegar a ser muy disfrutable en ocasiones. Por desgracia, su diseño demasiado repetitivo acompañado de una historia que no aporta nada y la constante sensación de que les faltó tiempo para pulir y reflexionar sobre algunos aspectos, terminan convirtiendo el juego en una experiencia agridulce. Pero, como siempre, esto depende de la importancia que cada uno le dé a las cosas. En Navi Games, por ejemplo, Alejandro Morillas afirmaba que: “Submersed encuentra en la emoción de los encuentros con los escualos y su ambientación sus mayores fuentes de disfrute. Un juego con muy buenas ideas al que solo le ha faltado un mayor pulido de su jugabilidad y más duración para destacar.” En cambio, Martín Amechazurra apuntaba lo siguiente en su texto para HobbyConsolas: “Submersed es un survival horror con buenas ideas, pero que podría haber dado mucho más de sí tanto en lo narrativo y en su duración como en el apartado jugable, el diseño de niveles y los enemigos.” En los tres casos, los puntos mencionados son esencialmente los mismos, pero en función de qué valore más cada uno, el tono de la crítica se torna hacia lo positivo o lo negativo.

Completan la plantilla de lanzamientos en marzo 12 Seconds Challenge de Sea Dreams Games, para dispositivos iOS y Android; Brave Soul Heroes, la creación de Genera Games para las mismas plataformas; Shipped, desarrollado por Majorariatto para PC; Orc-Out de BlueFXGames para Windows; Tiny Klepto de José María Olea para Android; Delicious – Emily’s Road Trip, por Stage Clear Studios, para androides y manzanitas y Stellar Sphere, lo nuevo de Titan Deep Space Comany, lanzado para Windows.

Además, para los amantes del papel, este mes llegaron dos nuevos libros sobre videojuegos a las tiendas. El primero de ellos, Sueños en 8 Bits (José Joaquín Rodríguez) repasa de manera exhaustiva la historia de la máquina que mejor definió la tercera generación de consolas: la NES. Por último, para comentar el segundo libro, me acojo a la reseña que Goyo escribió sobre él para nuestro blog. En ella nos explica cómo Batman: un héroe de videojuego, de José Luis Ortega, supone un compendio de la trayectoria del Caballero Oscuro por la industria del entretenimiento electrónico, aportando información muy interesante sobre cada uno de los títulos en los que aparece. Destaca especialmente, además, un prólogo muy bueno donde se expone la historia del superhéroe y que sabe ponernos en situación para lo que más adelante encontramos entre sus páginas.

Si en enero mencionábamos a José Luis Ortega como un gran analista, en este caso debemos destacar su talento como escritor.

Texto: Américo Ferraiuolo.

Abril. Cogiendo velocidad

Me gusta el mes de abril. Para los profesores es la calma antes de la tempestad. Ese periodo de – relativa – paz antes de la vorágine de tutorías, pruebas y exámenes que suele ocupar mayo y junio. En cuanto a esto de aporrear el mando, fue un mes interesante, trazando una línea ascendente en cuanto a calidad y cantidad.

El mes empieza con un lanzamiento atípico. Llega a nuestras PS4 eCrossminton, juego basado en el crossminton y desarrollado por Daydream Software. Tampoco os voy a engañar, desconocía la existencia de este deporte. Simplificando mucho, es una mezcla de badminton y tenis, aunque sin red. Ya es raro encontrar juegos deportivos en nuestra industria, más aún que apuesten por disciplinas tan minoritarias. Nuestra base de datos lo puntúa con una nota media de 62, cifra respetable si pensamos que es la primera adaptación a consola de este deporte y la primera producción de esta desarrolladora. Todas las reviews van en la misma línea: un buen modo de acercarnos un deporte desconocido, a bajo precio, pero que quizás es algo básico en sus mecánicas y modos de juego. Américo Ferraiuolo, en nuestro blog, escribe: “Sus controles a veces imprecisos, la falta de multijugador online y la pobreza gráfica pueden hacer cojear la experiencia en algunas ocasiones, pero aun así el resultando termina siendo satisfactorio la mayoría del tiempo. (…) Es una buena opción tanto para la gente poco familiarizada con este género como para los forofos de la raqueta“. La carencia de un modo online es algo destacado en todas las reviews. José Manuel Medina cierra su review en Región PS así: “Pese a un apartado técnico por debajo de la generación y sin contar con funciones online, eCrossminton es un título divertido y que con amigos puede ganar enteros echando unos piques.

Ya soy malo al tenis y al padel. Ahora puedo serlo a otro deporte.

El siguiente juego que aparece en el calendario es Marblelous Animals, un pequeño puzle basado en el uso del giroscopio disponible en plataformas móviles y Nintendo Switch y desarrollado por Moad Studio. Uno de estos juegos que nacen con pocas pretensiones, pero con unas ideas muy claras y bien implementadas. El objetivo es llevar a los animales, que tienen forma esférica, a la meta moviendo el dispositivo como si fuera el escenario. Simple de entender, algo más complejo de ejecutar. No hay muchas críticas del juego, pero creo que ésta en NoSoloGamer escrita por Pichumalaga le hace bastante justicia: “Marblelous Animals hace un buen uso del giroscopio de Switch, basando en él toda su jugabilidad. Divertidos niveles y variados, aunque la sensibilidad del giroscopio nos pueda sacar de quicio de vez en cuando.” Un proyecto pequeño, pero que cumple su función de ofrecer entretenimiento y aprovecha una función algo olvidada de la Switch.

Así estaré yo después de las navidades, redondo.

El día 15 tenemos el lanzamiento de SlabWell: The Quest For Kaktun’s Alpaca, desarrollado por Undercoders para Nintendo Switch. En esta propuesta de puzle controlamos a dos ladrones que intentan hacerse con la alpaca de jade. Un caso más de juego que ha pasado totalmente desapercibido y del que es complejo encontrar opiniones. En nuestra base de datos sólo tenemos dos críticas, ambas extranjeras y bastante contradictorias: un 50 y un 80. Una gran incógnita.

El 25 de abril llega el primer gran lanzamiento del año. De esos que destacas en el calendario con rotulador rojo a la hora de preparar rankings. De la mano de Baroque Decay Games nos llega Yuppie Psycho, un peculiar survival horror ambientado en el primer día de trabajo de un chico en la compañía Sintracorp. Esta extraña mezcla de horror y comedia fue un gran éxito de crítica. El análisis más positivo que registramos es el de Marta Trivi en Anait, en el que ya vaticinaba, con mucho tino, que sería uno de los indies más destacados del año: “Yuppie Psycho es un juego sólido, bien escrito y lleno de referencias y misterios para los amantes del terror. Con su colorido y llamativo arte en pixel art y sus graciosos diálogos, consigue crear un universo lleno de ideas, metáforas y mensajes, además de un lore rico que puede dar lugar un universo expandido muy interesante“. Yuppie Psycho es la opción diferente dentro de un género en el que se innova bastante poco, como es el survival horror.

Pensar en el primer día de trabajo siempre da miedo.

Hacer este tipo de artículos es útil porque se descubren cosas muy interesantes y curiosas, una de ellas es Himno. Un juego que en su origen era sólo un modo anti-estrés de su desarrollador, David Moralejo Sánchez y que ha acabado por salir en todas las plataformas del mercado. Se trata de un plataformas cuyos niveles se generan de forma procedural con una particularidad: es infinito. Nunca lo acabaremos. Nuestra paciencia y voluntad de superar niveles es el único límite que encontraremos en Himno. Un pequeño proyecto sin muchas pretensiones que podemos jugar en Steam de forma gratuita.

El último día de abril nos llegó Bitlogic – A Cyberpunk Arcade Adventure, una de esas obras dedicadas a los amantes de los 8 bits. Este proyecto de OXiAB Game Studio y disponible en Steam y Switch, busca revivir la experiencia de jugar a un MSX, pero adaptada a nuestros días. Controlaremos a Bit, un avatar virtual que se dirige directamente a nosotros, como si tuviera vida propia, en una aventura centrada en la exploración. En su momento tuve la oportunidad de analizarlo y me agradó mucho. Puede pecar de ser algo simple en cuanto a mecánicas, pero es entretenido, rejugable y tiene un final sorprendente. Una opción interesante y accesible para jugadores jóvenes que tengan interés en descubrir como era jugar al MSX y una apuesta segura para los más nostálgicos.

Los lanzamientos restantes de abril son HyperParasite de Troglobytes Games (actualmente en acceso anticipado en Steam), Bubble Chef para iOS y Android y desarrollado por Genera Games, Demon Blade de Garage 51 y Dear Substance of Kin de Decosntructeam para PC.

Cerramos el mes con otra publicación de Héroes de Papel. Es el turno de Ludonomicón: Guía maldita de los videojuegos más extraños. Como su nombre indica, este libro escrito por Daniel Matas Caballero, Carlos Ramírez Moreno y Ricardo Martínez Cantudo es un compendio de 151 de los juegos más raros de la historia. Siempre es entretenido buscar estos casos y descubrir qué clase de idas de olla se dedica a crear la gente. La locura no tiene fin y este libro lo demuestra. Un detalle divertido es que nos propone un reto: descubrir el juego inventado oculto entre sus páginas.

¿Estará el juego de El Silla?

Texto: Dejota

Y hasta aquí la primera entrega del repaso 2019. No ha sido un primer cuatrimestre que vayamos a recordar con especial cariño, pero siempre hay títulos interesantes que merece la pena probar. Esperamos que haya sido una lectura amena y continuamos el próximo lunes.

¿Te ha gustado? Apóyanos en Patreon para seguir creciendo y obtén acceso a contenidos exclusivos

Autor

Jefe de Redacción en

Pese a mi continua obsesión con la literatura, los videojuegos y el deporte, logré acabar mis estudios de filología. Resido en Italia y adoro la pizza.

Redactor | Web

Ambientólogo y camarero. Amante de lo japonés, los dinosaurios y la sanfaina con atún. Escribo y juego tumbado, normalmente desde Barcelona.