Análisis Destacado

Asphalt 9: Legends, correr es gratis

17 octubre, 2019 5 mins de lectura

Asphalt 9: Legends, correr es gratis

Vamos a empezar diciendo que si llegas a la entrega número nueve de una franquicia de videojuegos -especialmente si es de coches- y tienes el orgullo de plantar ese número 9 en el título, es que algo habrás hecho bien en todo este tiempo.

La serie Asphalt nació, como casi todos los juegos de la multinacional francesa Gameloft, como una copia de una saga famosa del género, en este caso de la legendaria Need for Speed, allá por el año 2004. No obstante, y como también ha hecho con muchas de sus otras sagas clonadas, ha tomado en cierta medida su propio camino, evolucionando y marcando sus propias virtudes -y defectos-.

Gameloft Ibérica se ha encargado a lo largo de los años de varias de las entregas de la serie Asphalt, y casi siempre con notables críticas

Gameloft Ibérica, la filial que la empresa francesa tiene en nuestro país, concretamente en Barcelona, se ha encargado a lo largo de los años de varias de las entregas de la serie Asphalt, incluida la anterior Asphalt 8: Airborne, y casi siempre con notables críticas, si bien nunca hasta ahora habían hecho el salto a consolas, aunque si a PC, hasta la entrega que nos ocupa.

No cabe duda de que Switch está siendo un lugar donde las empresas que están acostumbradas a trabajar en móviles se sienten cómodas trasladando sus juegos. La función portátil de Switch, su pantalla táctil y su variado público la hacen una alternativa perfecta para trasladar juegos pensados para Android o iOS. Y no sólo en cuanto a aspectos técnicos, también en cuanto a modelos de negocio.

Coches de verdad, carreras de fantasía

Pero no hablemos de negocios todavía, vamos a empezar con el juego en sí. En Asphalt 9: Legends conducimos modelos reales increíblemente bien detallados -ya hablaré del aspecto gráfico más adelante- pero ya podemos olvidarnos de conducirlos con cualquier tipo de coherencia, puesto que aquí es la locura y el espectáculo más absurdo son quienes nos guían por la carretera.

La locura y el espectáculo más absurdo son quienes nos guían por la carretera.

Derrapes kilométricos, saltos imposibles, piruetas inverosímiles, choques, giros de 360 en plena carrera, atajos, turbos infinitos…y todo ello por escenarios y terrenos poco aptos a priori para conducir super deportivos como vías de tren o montañas nevadas. Asphalt 9: Legends es el arcade de carreras en su máxima expresión.

Pero que no sea realista no quiere decir que no requiera de cierta habilidad. Por supuesto comenzaremos ganando las primeras carreras sin mayores complicaciones, pero a medida que avancemos en la campaña se irán complicando las cosas, especialmente por culpa de nuestros rivales, que se harán mucho más agresivos y competitivos. Aquí se tornará importante memorizar el mejor trazado de cada circuito y aprovechar bien cada nitro, cada salto y cada derribo para obtener la victoria.

No hace falta decir que si somos fans de la conducción realista mejor no poner las manos sobre este juego, para ello tenemos otras opciones en Switch -de pago eso si- como la saga Gear Club Unlimited.

Vistosos los ojos

Todo en Asphalt 9: Legends está pensado para ser puro espectáculo visual, para darle placer a nuestros ojos

Todo en Asphalt 9: Legends está pensado para ser puro espectáculo visual, para darle placer a nuestros ojos, desde los menús hasta las carreras pasando por las introducciones a las mismas. Lógicamente muchas de estas “satisfacciones visuales” están relacionadas con su modelo de negocio, del que ya hablaré más adelante.

Como comentaba antes, la reproducción de los modelos reales de coches es sobresaliente. No hay efectos de daños, como suele ser habitual en este tipo de arcades, pero sí de manchas o agua, y todos ellos lucen a un nivel verdaderamente notable.

Los escenarios están cuidados, son variados, espectaculares y repletos de elementos destruibles y alguna que otra sorpresa -lógicamente sólo aplicable la primera vez que los recorremos-. Elementos como barcos cargueros chocando contra la carretera, explosiones, helicópteros volando, enormes rocas derrumbándose a nuestro lado, trenes cortándonos el paso o enormes aspas de molinos de viento limitándonos el camino están a la orden del día.

Algo que ayuda enormemente a hacer vistosa la experiencia es la sensación de velocidad, gracias a un exagerado -pero bien llevado- efecto motion blur, que encaja con el tono exageradamente arcade del juego.

Free to Play, o una demo ampliada

Por supuesto todo el sistema de progresión de Asphalt 9: Legends está diseñado como el de cualquier free to play: nos llenan de regalos y premios en los primeros compases del juego y progresivamente nos van poniendo más complicado avanzar y mejorar hasta llegar a un punto donde casi nos obligan a pagar por avanzar, el famoso paywall.

Podemos seguir jugando durante horas sin pagar un sólo euro

No es tan angustioso este punto el juego de Gameloft Barcelona. Podemos seguir jugando durante horas sin pagar un sólo euro, aunque desde luego la progresión se ralentizará: nos veremos obligados a rejugar muchas carreras para poder acceder a nuevas competiciones, vehículos y mejoras. Si el juego nos gusta, no debería suponer un problema.

Y si nos gusta de verdad, siempre cabe la posibilidad de adquirir el “Paquete inicial de piloto” que nos aporta los créditos y extras necesarios para olvidarnos de las microtransacciones, por un precio más que competitivo. De este modo podríamos ver este free to play como una especie de demo ampliada del juego.

Hay que tener en cuenta que TODO en A9L es desbloqueable, hasta los modos de juego. Cualquier acción que realicemos en el juego da lugar a progresar en alguna estadística que nos recompensa para poder obtener más cartas, más planos, más piezas, más coches, más fichas, más banderas, más, más, más. Lógicamente todo está diseñado como una gran máquina tragaperras que quiere engatusarte.

Puede que toda esta ingeniería de monetización se te atragante, o puede que no, que este sistema de progreso y recompensa constante te agrade. Sea como sea, la cantidad de contenido y modos de juego que posee Asphalt 9: Legends es sorprendente y puede aportarte muchas horas de diversión.

Conclusiones

Puedes enfocar este juego de dos maneras. O bien obviar todas sus cualidades por el mero hecho de ser free to play, y todo lo que eso conlleva en su diseño, o bien agradecer la oportunidad jugar gratuitamente a un magnífico arcade de conducción, cuya monetización podemos olvidar durante horas, o incluso de manera definitiva mediante un pago único más que justo.

No hay en Switch muchos juegos de conducción mejores que Asphalt 9: Legends

No hay en Switch muchos juegos de conducción mejores que Asphalt 9: Legends, y mucho menos con su variedad y cantidad de contenidos. Lógicamente es juego pensado para que acabemos “picando” en algún pago, pero aún así puede aportar horas y horas de diversión a los fans de los arcades de conducción, con un apartado técnico notable y un punto interesante de coleccionismo.

Autor

Director en

Creador y Director de DeVuego. Padre. Informático. Ex-Vocalista de Death Metal. Pierdo el poco tiempo libre que tengo haciendo webs de videojuegos como esta.