Artículos

Mcdemy: un paso más en la integración de los videojuegos a las aulas2 min read

20 febrero, 2019 2 mins de lectura

Mcdemy: un paso más en la integración de los videojuegos a las aulas2 min read

La academia combina eficazmente un método divertido y ameno con contenidos educativos esenciales para los más jóvenes

El enfoque GBL (game based learning) ya es un término conocido en la industria e incluso se ha convertido en un tópico en literatura científica, pero aún está lejos de integrarse totalmente en el sector de la educación. Hace unos años, concretamente en 2015, Carlos Rojas Hinchado, junto a sus compañeros Sara y Manuel empezaron a implementar este método en su academia de tecnología, donde enseñaban programación y robótica a niños. En un momento dado decidieron volcar una materia totalmente en un recurso lúdico: así nació lo que luego desembocaría en Mcdemy, la asignatura de electrónica digital se impartía totalmente a través de Minecraft.

Aprovechando que el juego resultaba familiar para los niños dentro del rango de edad que abarcaba la academia y las propias características del mismo, resultó ideal la construcción de mapas personalizados orientados al aprendizaje y la práctica de la electrónica usando preguntas y circuitos de redstone dentro del juego.

A partir de entonces el equipo realizó un curso online para Telefónica Educación Digital y, poniendo en práctica lo aprendido, se propusieron presentar un prototipo para el concurso de SIMO IMPULSO (plataforma de tecnología educativa) en 2017. Al quedar finalistas, se abrieron las puertas para dar a conocer su particular metodología y proyecto a un gran número de profesores y les permitió ocupar un stand de Microsoft.

Es en este contexto de experiencia en el sector educativo y en la aplicación creativa de los juegos en las aulas donde nace Mcdemy, que ya cuenta con recursos de materias curriculares como matemáticas, química, historia e idiomas. Así mismo, están comprometidos a trabajar funciones cognitivas básicas en el marco de necesidades educativas especiales, pues está demostrado que la introducción de las TICS (tecnologías de información y comunicación) en la psicología clínica aporta mejoras si se complementan adecuadamente con tratamientos clínicos.

Autor

Estudiante de Información y Documentación. Puedes encontrarme echándome una siesta en Daguerreo.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola