Análisis

Iro Hero. Salvando la humanidad al estilo clásico

El “shooter ” es uno de los géneros de videojuego que más caminos ha explorado y más variantes engloba, con diferencia. Quizás en la actualidad asociemos ese concepto a juegos en primera persona, como podría ser HaloCall of Duty, por poner un par de ejemplos, pero no hay que olvidar que, en el amanecer del sector, esta variedad consistía simplemente en destruir naves alienígenas.

Curiosamente esta versión primitiva del shooter no ha tenido especial presencia dentro del boom retro que asola el panorama del videojuego – aunque evidentemente hay ejemplos de mucho nivel, incluso nacidos en nuestro país, como Vortex Attack -. Las desarrolladoras parecen tener mayor predilección por proyectos de acción y plataformas, metroidvania o incluso por juegos de disparos de otra corte. Es complejo encontrar razones para esta actitud, pero me inclino a pensar que se trata de un género en el que es complicado sorprender e innovar, pues no da margen de maniobra.

Hoy analizamos Iro Hero, proyecto que intenta revivir esos adictivos “matamarcianos” de recreativa, desarrollado por Artax Games y que ya podemos encontrar en Nintendo Switch y Steam.

Si somos del mismo color no podremos recibir daño… ni provocarlo

 

Iro Hero nos hace avanzar hasta el año 2306. Un siglo antes, una raza alienígena llamada Nyagu mostró a la raza humana cómo transformar su vitalidad en electricidad. Pero la codicia de éstos visitantes se demostró atroz y comenzaron a meter a los hombres en granjas para usarlos como fuente de energía. Iro, un joven humano, tras sufrir una pérdida importante decide que ha llegado el momento de cambiar la historia.

Normalmente estas producciones buscan una excusa argumental y nos lanzan, sin muchos miramientos, a la acción. Es una agradable sorpresa encontrar un juego arcade con un trasfondo tan profundo y una historia con un mínimo de complejidad. Toda la aventura estará llena de buenos dibujos que nos mostrarán los acontecimientos de esta especie de Matrix.

Durante el tiempo de gameplay, a los márgenes de la pantalla aparecerán los personajes conversando. Es difícil explicar cómo, después de haber cuidado tanto el contexto del juego, los diálogos son tan pobres, por no decir pésimos. Acabaremos por no prestar atención a las conversaciones – evitando así alguna muerte – ya que carecen de emoción y no ayudan en nada al jugador. Mención especial tiene Iro, un protagonista totalmente desprovisto de carisma.

Diálogos irrelevantes que sólo nos distraen

 

Iro Hero es un matamarcianos de scroll vertical: la pantalla avanza y nosotros con ella, al tiempo que esquivamos obstáculos y destrozamos enemigos. La innovación viene al dotar a la nave de Iro con la capacidad de cambiar de polaridad: podemos variar entre el color rojo y azul. Será de vital importancia controlar este poder, pues sólo podremos destruir a los enemigos que sean de diferente color y, del mismo modo, sus balas sólo nos afectarán si no compartimos tonalidad. Progresando en el juego descubriremos que este cambio de polaridad no sólo será necesario para acabar con los enemigos, también tendremos que usarlo para atravesar ciertos obstáculos y resolver algunos puzles.

Esta mecánica resultará familiar a muchos jugadores, al ser la base del mítico Ikaruga, para muchos uno de los mejores exponentes del género. Compararte con la obra de Treasure no son palabras menores y no parece que Iro Hero aguante demasiado bien el tipo.

Es un juego difícil, pero nunca llega a niveles de bullet hell

 

Iro Hero no es un mal juego en absoluto, pues cumple con lo que mandan los cánones del shoot’em up clásico: exige concentración, habilidad, hay buenas cantidades de enemigos y es complicado, pero tampoco tiene ese toque especial que te pueda hacer escogerlo por encima de otros proyectos que sí cuentan con propuestas más atractivas – como Dimension Drive o el propio Ikaruga -, siendo un producto algo genérico.

El cambio de polaridad, aunque ya visto, es interesante, pero no parece ser explotado hasta los últimos niveles del juego. Es en esta parte final en la que Iro Hero comienza a parecerse a lo que pretende ser: niveles con pasillos, mayor variedad obstáculos, disparos que rebotan y cambian de color, enemigos colocados con mala leche…etc.

El juego gana complejidad a partir del nivel cinco.

 

A nivel técnico encontramos un juego que, a pesar de mostrar un buen uso del pixel art, carece de variedad. No daremos demasiada importancia a los buenos escenarios, pero sí que es criticable el hecho de que encontremos prácticamente el mismo plantel de enemigos en el nivel uno que en el nueve. El juego peca de poco repertorio y tampoco varía con los jefes finales, consistiendo en naves de mayor tamaño con diseños poco inspirados que no sorprenden.

Tampoco contamos con un gran arsenal, otro aspecto compartido con Ikargura. Un disparo clásico y un par de ataques secundarios será nuestro armamento principal, sólo ampliable con dos mejoras que aparecen una sola vez por nivel y que se agotan en cuestión de segundos.

Hay dos mejoras de poder, pero son pocas y duran poco tiempo.

 

A nivel sonoro es otro cantar. Iro Hero es, probablemente, el primer caso en que recomiendo antes la OST que el propio juego. Desde la primera melodía hasta la última, todas son una delicia que nos empujarán a jugar con cascos para disfrutarlas como se merecen. Temas que mezclan rock con la clásica música arcade y que suplirán, en muchas ocasiones, las carencias de otros apartados.

 

IRO HERO - Soundtrack
IRO HERO - Soundtrack
Developer: Artax Games
Price: 3,99 €

 

En el momento del lanzamiento Iro Hero disponía sólo del modo arcade, teniendo que completar el juego en un intento o volver a comenzar como si de una recreativa se tratase, aspecto que no pareció agradar demasiado al público. Tampoco es una sorpresa, el jugador actual, en líneas generales, no tolera demasiado la dificultad y carece de la paciencia necesaria para probar una y otra vez hasta conocerse los niveles al dedillo.

Acertadamente, los chicos de Artax Games actualizaron el juego para incluir un modo historia en el que podremos escoger qué escenario jugar y avanzar poco a poco. Eso sí, si queremos desbloquear el modo oculto o aparecer en los rankings hay que jugar la versión original.

Iro Hero es tan largo como ganas tenga el jugador de superarse a sí mismo. Completar los nueve niveles del modo historia puede llevarnos unas seis horas, pero hacerlo en el modo arcade y ser el número uno del ranking requerirá mucha dedicación.

Conclusiones.

No se puede decir que Iro Hero sea un mal juego, pero tampoco que sea la primera opción a tener en cuenta dentro del género. Apuesta por una jugabilidad basada en el cambio de polaridad que sólo acaba por explotarse totalmente en la recta final de la aventura. No destaca en aspectos importantes como la velocidad del gameplay, la originalidad o variedad de enemigos, pero sí que lo hace en aspectos más secundarios como el argumento. Un fan de los shooters clásicos y la dificultad se divertirá y lo valorará positivamente, pero un jugador casual difícilmente lo encontrará atractivo. Mención especial a la sublime OST que recomiendo escuchar y comprar.

IRO HERO
IRO HERO
Developer: Artax Games
Price: 9,99 €

Autor

Pese a mi continua obsesión con la literatura, los videojuegos y el deporte, logré acabar mis estudios de filología. Resido en Italia y adoro la pizza.

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies