Análisis

Mini Ghost. Un pequeño viaje a la MSX

Sólo dos juegos han bastado a Francisco Téllez de Meneses para hacerse un nombre dentro de la industria española del videojuego y para que identifiquemos su sello como sinónimo de calidad y amor por el sector. Poco hay que decir a estas alturas de UnEpic, juego que entró con fuerza encandilando a crítica y jugadores. Y si alguien pudo pensar que fue un producto fruto de la casualidad, en 2016 llegó a nuestras manos Ghost 1.0, mejorando lo visto y demostrando que con talento y trabajo, mucho trabajo, se pueden crear maravillas capaces de competir con proyectos de mayor presupuesto.

En 2017 apareció el tercer juego de este desarrollador, Mini Ghost, un proyecto de menor escala concebido para la MSX y presentado en la 50º reunión amigos de MSX. Esta versión para los más nostálgicos y amantes de lo retro está a la venta; en su blog Francisco explica dónde y cómo podemos hacernos con ella.

Esta pequeño propuesta pareció gustar y Francisco decidió añadir un poco de contenido y publicarlo en la plataforma de Valve, versión que se ha completado para este análisis. El juego está fundamentado en una filosofía o naturaleza “mini. Todo gira en torno a este concepto: personajes que son niños, historia simple, duración corta, pocos bits, precio reducido… lo único que no se ajusta es la calidad, que es muy alta.

El hecho de que el propio desarrollador considere que este juego es “mini” y lo publique a un precio casi ridículo (2€) nos habla de dónde tiene puesto el listón a la hora de trabajar, pues a diario vemos como aparecen juegos en Steam de menor calidad y contenido a precios bastante más altos. Evidentemente no está a la altura de sus anteriores proyectos y se percibe claramente que la intención con la que se crea es diferente, pero eso no evita que sea un juego muy a tener en cuenta.

La historia se nos cuenta mediante el uso de unos simpáticos comics

Mini Ghost funciona como precuela de Ghost 1.0, concretamente nos transporta a la niñez de los personajes y mediante unos comics se nos pone en situación y se nos lanza a la aventura. El argumento es totalmente secundario y en cuestión de segundos todo se centra en hacer saltar y disparar a Ghost para salir de la nave espacial.

No olvidemos que estamos en un juego desarrollado como homenaje a la MSX, de modo que nos movemos en escenarios de 8 bits, con controles simples y pantallas estáticas que cambian al pasar de una a otra. Al igual que Ghost 1.0, se trata de una especie de metroidvania en el que tendremos que recorrer los diversos escenarios buscando items para abrir puertas o eliminar obstáculos. Evidentemente tanto el aspecto gráfico como el sonoro destacan fundamentalmente por su sabor a retro y nostalgia, pero aun así el acabado es bueno y agradable, con bastante variedad tanto de enemigos como de decorados.

Hay que conocer bien a los enemigos para saber cómo destruirlos sin que nos hagan daño

 

El principal obstáculo que encontraremos serán los enemigos, los cuales nos causarán daño si nos tocan o si nos disparan. También hay trampas escondidas que nos provocarán más de un dolor de cabeza y habrá que tenerlas localizadas para no morir cuando tengamos poca salud. Pero donde encontraremos la verdadera dificultad será en los cuatro jefes finales, especialmente en los dos últimos, que nos exigirán bastante habilidad y paciencia a la hora de enfrentarlos. Mini Ghost no es un juego excesivamente complejo, siendo esta quizás su mayor pega, pero tampoco es un paseo y será complicado completarlo sin que nos destrocen unas cuantas veces.

Durante la aventura tendremos a nuestra disposición diversos objetos o mejoras que podremos encontrar o comprar en las tiendas a cambio de cubos. Algunos de estos objetos son necesarios para avanzar mientras que otros, como el disparo doble o las diversas mejoras de vida, son opcionales y nos veremos obligados a dejarlas de lado si nuestra intención es completar el juego rápidamente.

Los jefes finales serán bastante complicados

 

Completar el modo principal de Mini Ghost nos llevará unas tres horas la primera vez, algo que no importa demasiado pues donde el juego gana complejidad y entidad es en la variedad de opciones y modos que nos ofrece.

Por un lado contamos con una importante cantidad de secretos que encontraremos repartidos por los escenarios: objetos, pantallas ocultas, logros y personajes que tendremos que localizar en un modo especial. Estos personajes pueden estar ocultos en cualquier punto del escenario y sólo los veremos si disparamos; una vez obtenidos aparecerán en nuestro inventario con una pequeña y divertida descripción.

Un ejemplo de los muchos personajes ocultos

 

Por otro lado, y como baza principal al margen del modo historia, contamos con un completísimo editor de escenarios, personajes y entornos. Si nos cansamos de ver saltar a Ghost podemos crear un protagonista diferente o ir al WorkShop y descargar alguno de los que han creado otros usuarios, pudiendo encontrar personajes como Mario, Kirby, Zelda, Pikachu, Gandalf, Goku, Spyro… o hasta el mítico Naranjito del mundial 82.

Estos personajes podemos utilizarlos en la historia principal o en escenarios que hayamos creado o descargado. El editor de escenarios es bastante intuitivo y simple de usar (excepto en algunos puntos, como programar el mapa), pero pronto nos daremos cuenta de que el diseño de niveles es una tarea bastante compleja si nuestra intención es crear propuestas difíciles, coherentes y que enganchen a los jugadores. La comunidad es menos prolífica en escenarios que en personajes, pero aun así hay algunos muy buenos y complicados que recomiendo descargar y probar.

Para acabar de desgranar el editor hay que comentar la posibilidad de crear tilesets, es decir, si nos lo proponemos podemos cambiar totalmente la apariencia de los escenarios y recrear cualquier tipo de juego en 8 bits que podamos recordar o imaginar. Podríamos, por ejemplo, jugar con Link en un escenario con el aspecto del Super Mario Bros, ¿por qué no?

Alguien se ha trabajado mucho el tileset de Super Mario. Se agradece.

 

Otro modo interesante es el Speedrun. Como he comentado, Mini Ghost puede completarse muy rápidamente, pues bien, si decidimos hacerlo podemos publicar nuestro tiempo y competir contra cualquier persona para intentar ser el más veloz. Evidentemente esto requerirá dedicarle muchas horas para conocer en profundidad todos los caminos y calcular al milímetro cada paso.

Finalmente tenemos una opción para trollear amigos que están jugando. Si accedemos al juego al mismo tiempo que ellos podremos complicarles la aventura lanzándoles objetos, poniendo plataformas falsas o incluso cambiando su personaje. Es una opción que nos dará alguna que otra risa pero que no va más allá de ser un extra divertido.

En el modo trolleo podremos fastidiar a nuestro amigo de múltiples formas

 

Conclusión

Mini Ghost es “mini” sólo en apariencia y precio. Nos transporta a los tiempos de 8 bits de la MSX y nos ofrece una aventura que nos sabría a poco si no fuera por los secretos y modos que alargan sustancialmente la vida del videojuego: personajes, logros, speedrun, modo troll y un espectacular creador de escenarios y personajes. Si tiramos de imaginación y de Workshop tendremos juego para rato y por el precio al que está es casi un pecado no probarlo.

Mini Ghost
Mini Ghost
Developer: @unepic_fran
Price: 1,99 €

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies