Análisis

Beekyr Reloaded. Una abeja con ganas de venganza.

Todos odiamos a las avispas, es un hecho. Esos malditos insectos que pueden picarte una infinidad de veces sin que previamente hayas hecho nada para provocarles, capaces de arruinarnos apacibles tardes de verano en la piscina. Nada que ver con las abejas, vitales para en nuestros ecosistemas y esenciales para que podemos echarle miel al té. Además, son nobles, sólo pasan al ataque si las provocas, aún sabiendo que si clavan su aguijón acabarán muriendo.

Es posible que Jaime Domínguez fuese uno esos niños que tenían alergia a las avispas de pequeño y sus picaduras le amargasen más de una tarde o quizás simplemente las odia, no lo sabemos. Lo que sí sabemos es que en Beekyr Reloaded podremos vengarnos de ellas.

Beekyr Reloaded se lanzó definitivamente en Steam el 14 de Noviembre de 2017, aunque previamente había estado en Early Access durante varios meses. Se trata del segundo videojuego de KaleidoGames que aparece en esta plataforma, tras el excelente Vortex Attack. De nuevo no podemos evitar quitarnos al sombrero ante el increíble trabajo de Jaime Domínguez, que ha conseguido crear un magnífico Shoot’em up  2D, capaz de devolvernos a los frenéticos tiempos de máquina recreativa.

Controlamos a una pequeña y molona abeja que descubre que su colmena ha sido destruida y su polen robado por un grupo de avispas. Encolerizado, nuestro pequeño insecto alado comienza a perseguirlas por el bosque, sediento de venganza y con la intención de recuperar las provisiones. Tendremos que abrirnos paso a tiros por un buen número de escenarios diferentes repletos de insectos enemigos que intentarán evitar que recuperemos lo que es nuestro.

El mundo de los shoot’em up, especialmente los de desplazamiento horizontal, siempre ha estado muy ligado al contexto del espacio y de los alienígenas, por algo este género de videojuego también es llamado “matamarcianos”. Evidentemente el argumento en este tipo de obras es muy secundario e ir a las naves espaciales se antoja la decisión fácil, por eso siempre es agradable encontrar temáticas diferentes, que aporten frescura al género. En este caso se ha recurrido al mundo de los insectos, algo que no es una novedad absoluta pues el mítico Apidya ya nos ofrecía una ambientación similar (los fans del mítico juego encontrarán alguna sorpresita), pero se sale claramente de lo que es la norma.

El desarrollador ha tenido especial cuidado en que todos los elementos que componen el juego cuadren con la temática; de modo que encontramos un universo donde todo es diminuto: el protagonista es una abeja, los enemigos son insectos y los escenarios son riachuelos, bosquecillos o colmenas.

Atravesaremos cuatro mundos: campos, bosque, río y oscuridad, con diseños diferentes que tienden a hacerse progresivamente más oscuros y difíciles. Una breve partida nos servirá para darnos cuenta del mimo y cuidado con que el desarrollador ha plasmado cada escenario, llenándolos de detalles y secretos.

El juego se mueve en un entorno 2D con elementos en varias capas de profundidad: en la más alejada tendremos el fondo y elementos decorativos ajenos a la acción; en la central se produce el gameplay, donde controlamos a nuestra abeja y haremos frente a los enemigos y, por último, en el plano más cercano encontraremos objetos, como hierbajos o ramas, que se superponen a la acción.

La mezcla de estas capas, rebosantes de vida y color, con elementos dinámicos como el movimiento de las hojas o la lluvia, convierten Beekyr en un juego bonito y agradable, sin que esto impida que sea, al mismo tiempo, frenético e impactante. Los que hemos disfrutado el juego durante su Early Access podemos atestiguar que el cambio gráfico que ha experimentado, especialmente en el aspecto de los escenarios, ha sido enorme.

La velocidad del juego es alta, tendremos que ser muy hábiles a la hora de esquivar los disparos y estar muy atentos a los obstáculos del escenario. Es cierto que el movimiento hacia atrás de nuestro protagonista no es todo lo fluido que debería y que en algún momento podemos sufrir alguna colisión extraña con algún elemento del escenario, pero son errores mínimos que no empañan en absoluto la experiencia del juego.

Todo este buen trabajo gráfico se apoya en un más que correcto apartado sonoro  que, si bien no pasará a la historia, acompaña perfectamente a la acción y tiene algún que otro tema muy cañero, como el del menú.

Ojo a los proyectiles enemigos

Los insectos rivales tienen su miga. Se alejan del prototipo de enemigo que muere de un balazo; aquí cada uno tendrá sus propias características, pueden ser rápidos,  extremadamente resistentes o incluso disparar cientos de proyectiles, provocando que, en ocasiones, sea más recomendable esquivarlos que intentar hacerles frente.

Pese a que encontramos poca originalidad en el diseño de los jefes finales, en conjunto hay una alta variedad de enemigos: moscas, escorpiones, avispas, escarabajos, saltamontes, mantis y hasta algún que otro abejaruco nos acosarán a cada paso. Saber cómo actúa cada uno de ellos será de vital importancia si queremos pasarnos los niveles sin perder vidas y con una alta puntuación.

La disposición de los enemigos en los niveles está calculada al milímetro y con muy mala leche. No es un juego difícil por acumular cientos de enemigos en pantalla, sino porque los que hay, además de ser duros, están situados en puntos clave para complicar enormemente la partida del jugador.

Una de las características más importantes de Beekyr Reloaded es su combinación de niveles de jugabilidad horizontal con fases verticales. Cada uno de estos estilos, a su vez, presenta diversas mecánicas, de modo que tendremos que dominar varios registros si queremos lograr una puntuación alta.

Entre los niveles horizontales encontramos que predomina la clásica pantalla de desplazamiento hacia la derecha, en la que tendremos que acabar con las hordas enemigas. En segundo lugar encontraremos misiones de huida en las que hay que escapar de cuevas a toda prisa, esquivando objetos que puedan caer y golpearnos. Por último, dispondremos de algún que otro nivel de bonus, vitales para conseguir mejoras, vidas y puntos si nuestra intención es hacernos un hueco en el ranking.

En los niveles verticales encontramos fundamentalmente dos variantes: la principal, sacada de Vortex Attack, consiste en acumular polen que luego dispararemos a una araña, siempre con un límite de tiempo. El otro modo consiste en niveles de descenso en los que tendremos que concentrarnos en esquivar a los problemáticos abejarucos.

Una de las fases verticales, de las más complejas del juego

Como en todo buen shooter habrá ciertas mejoras para enfrentar a los enemigos. Disponemos de un tiro básico y de una bomba. El primer tiro lo mejoraremos progresivamente al avanzar el juego, mientras que la bomba la iremos recargando al derrotar enemigos, eso sí, una vez usada tendremos que empezar desde cero. La estrategia será importante, gastar la bomba antes de tiempo nos puede arruinar una partida, siendo casi siempre la mejor opción guardarla para los jefes finales o momentos críticos.

En total tendremos 5 modos de juego. En función del que elijamos la historia contará con más o menos niveles, siendo el número máximo 29. Al comenzar a jugar sólo podremos probar el modo principiante o arcade, pero si queremos completar todos los mundos y escenarios tendremos que desbloquear el modo avanzado. Disponemos también del modo bullet hell, una variante en la que el juego se convierte en un infierno de balas, donde incluso sobrevivir a los niveles más sencillos será todo un reto. Por último encontramos el modo élite, modo de juego con sólo 18 niveles de extrema dificultad, destinado a los expertos en el género y con suculentos premios para los primeros en superarlo.

El desarrollo del juego también dependerá de nuestras acciones, pues habrá niveles ocultos, nada fáciles de localizar, que tendremos que superar si queremos acceder al final real del juego.

Contamos con un ranking global para comparar nuestra puntuación con la de otros jugadores. Lograr estar en la parte alta de la clasificación no es una cuestión de suerte, sino de habilidad y de conocer los mapas y los enemigos al dedillo. Precisión, enemigos aniquilados, objetos destrozados, polen recogido, mejoras conseguidas, tiempo empleado… todo cuenta para aumentar nuestra puntuación.

Por último, hay que comentar la presencia de un modo cooperativo local, elemento que hace del juego, si no lo era ya, una compra casi obligada.

Se trata de un juego largo y difícil. Incluso si la intención del jugador es simplemente encontrar el final real necesitará invertir, como mínimo, unas 15 horas. Pero conformarse con eso sería desaprovechar el juego; los modos de dificultad más altos, los logros, la enorme cantidad de secretos en forma de personajes y efectos visuales, el ranking mundial y, sobretodo, el modo cooperativo hacen de Beekyr Reloaded un juego casi infinito al que dedicaremos una gran cantidad de horas y que siempre nos apetecerá volver a jugar.

Conclusiones.

Es difícil encontrar mejores opciones en nuestro país dentro del mundo del arcade y de los shoot’em up. KaleidoGames se consagra como uno de los especialistas dentro del género. De nuevo ha realizado un trabajo soberbio otorgándonos un juego intenso y frenético, con un apartado gráfico atractivo, varios modos de dificultad que convencerán a novatos y expertos y con una buena cantidad de secretos y desbloqueables. El modo cooperativo y el ranking a nivel global acaban por hacer del juego una apuesta segura. A modo personal, de los que más me han divertido en los últimos tiempos. Muy recomendado.

Beekyr Reloaded
Beekyr Reloaded
Developer: KaleidoGames
Price: 9,99 €

Nota: Es aconsejable que los jugadores se aseguren de que su procesador puede mover el juego sin problemas, ya que en caso contrario el juego irá recortando en gráficos para no ralentizarse.

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies