Análisis Juegos

The Guest, la ciencia de los puzzles

17 enero, 2017 4 mins de lectura

The Guest, la ciencia de los puzzles

The Guest es un título de aventuras y exploración en primera persona, traído de la mano del estudio español Team Gothamen el que tendremos que avanzar a través de multitud de puzzles, hasta descubrir la verdad del porqué estamos atrapados en la habitación de un hotel. A todos aquellos a los que os fascino Portal, preparaos con este videojuego.

En The Guest nos pondremos en la piel de un enigmático científico, Evgueni Leonov, el cual tras un viaje para asistir a un congreso, se aloja en un agradable hotel hasta el comienzo del evento. El título, comienza situándonos en una situación de desconcierto. Así pues, paso a paso, iremos dándonos cuenta de que, en la relación desarrollador-jugador, el juego siempre exuda una esencia que coloca a este último en una posición de “conejillo de indias”.

La narración y los puzzles van de la mano, se complementan uno al otro

En esta característica aventura encontraremos que la narración y los puzzles van de la mano, se complementan uno al otro, eludiendo por un momento las clásicas y conocidas fórmulas de Room Escape que conocemos. Para intentar crear una experiencia más personal y propia, que logre mantener incentivado al jugador, no solamente por sus llamativos puzzles, sino también que intente generar expectación y llenar de profundas dudas su corto recorrido.

Uno de los principales puntos que no me resultaron agradables, en The Guest, fue el hecho de que la elaboración de sus puzzles intenta generar una cierta linealidad en nuestro recorrido. Lamentablemente, no veremos mucho más que tres o cuatro habitaciones, pero, aun así, os garantizo que son más que suficientes considerando su naturaleza y su atmósfera de terror psicológico. Sí, el juego me ha dado cierto pavor irracional. Además que, cada uno de estos claustrofóbicos escenarios, se encuentra alimentado por una intensa cantidad de elementos con los que mantener bien equipado nuestro casi interminable inventario. La mayoria son items útiles para resolver futuros puzles, aunque también habrá otros meramente estéticos, que solamente acompañan y llenan de vida su discreto marco artístico.

No tiene nada que envidiar a los grandes acertijos y puzzles de las obras mayores.

El título del Team Gotham no tiene nada que envidiar a los grandes acertijos y puzzles de obras mayores. Si empezamos a contemplar con cierta perspectiva sus perspicaces puzzles, nos encontraremos con algunos acertijos dinámicos que intentan generar y crear las mecánicas iniciales, que serán explotadas al máximo más adelante.  Si bien durante los primeros momentos de la aventura, no intentan ser lo suficientemente complejos como para mantenernos pensando durante horas – y con eso detener nuestro viaje–. Mientras avanzamos por su misterioso universo, hallaremos algunos acertijos sutilmente calculados y rebuscados, donde seguramente sea necesario tomar la clásica libreta, marcar, anotar ideas y mezclarlas con otras, para así lograr ver la luz, ante tal oscuridad que supone quedarse con la mente en blanco.

Los escenarios, como podemos observar en la imagen de más arriba, pese a tener gran cantidad de elementos y ser utilizado para el desarrollo de puzzle, no dejan de sentirse cortos y repetitivos, en cierta manera, ya que sin embargo destacan por estar repletos de grandes detalles y estar tratados con cariño. Todos ellos haciendo un excelente uso de la iluminación.

Por otro lado tenemos su apartado sonoro, a pesar de estar bien trabajado y tener unas sugerentes melodías, en momentos puntuales dejan de sentirse fuera de lugar con lo que el juego intenta generar y proyectar al usuario.

Rompe el esquema lógico de que los videojuegos son simples y están compuestos de sencillas experiencias

Es inevitable no atesorar y valorar su propuesta, y lo que intenta generar en los jugadores gracias a sus desafiantes experiencias jugables. Intenta ir más allá de los títulos clásicos, creando un patrón y una relación, entre el jugador y el videojuego. Y lo consigue. Rompe el esquema lógico de que los videojuegos son simples y están compuestos de sencillas experiencias con las cuales avanzar sobre abstractos mundos. Crea, desafía y respeta al jugador como una persona inteligente, haciendo que este solamente pueda avanzar si fue lo suficientemente ingenioso como para descubrir la solución al tan elaborado puzzle de turno.

La experiencia en The Guest me ha resultado sorprendente, pero a decir verdad me pareció bastante corta. El juego dispone de una durabilidad media entre 4 horas. Aun así, al haber varios logros disponibles para completar en Steam, puede que incite a ciertos jugadores a poder alargar su duración un poco más. Yo no resulto ser de esos.

CONCLUSIÓN 

En definitiva, recomiendo mucho The Guest a los jugadores que seáis amantes de los buenos enigmas y desafíos. Merece sin duda estar en nuestra biblioteca de juegos. Su tenebrosa aura de misterio, su ambientación, su genial progresión de dificultad en los puzzles…todos los elementos que componen esta genial obra madrileña, junto a la profunda narrativa que encontramos tras estos retos entre otras muchas cosas, hacen que la experiencia general en de The Guest, no pueda ser vivida en otro sitio.


Versión analizada: PC (Steam)

Autor

El arte no es más que una aglomerada sensibilidad que todos deberíamos tener, solo entonces corresponderíamos a los videojuegos como tal. «If a man start revealing the meaning of life, or its value, he is sick.»