Análisis

Dead Synchronicity: Tomorrow Comes Today, la cruda lógica de la supervivencia

6 abril, 2015 5 mins de lectura

Dead Synchronicity: Tomorrow Comes Today, la cruda lógica de la supervivencia

[dropshadowbox align=”none” effect=”lifted-both” width=”100%” height=”” background_color=”#ddd” border_width=”1″ border_color=”#dddddd” ]Te despiertas y no recuerdas ni siquiera quien eres. La voz de una misteriosa mujer resuena en tu cabeza, te llama Michael. Es todo cuanto recuerdas de ti, tu nombre. Afortunadamente uno de los pocos hombres buenos que quedan te ha acogido en su humilde caravana, pero el mundo que te espera fuera no será tan hospitalario. Una serie catástrofes naturales llamada “la Gran Ola” ha puesto a la humanidad al límite, y el recurso más valioso ya no es el dinero, sino la electricidad o, en última instancia, el combustible que permita alimentar un generador que proporcione electricidad. Por si fuera poco, una pandemia está acabando con los pocos supervivientes que quedan: los “disueltos”, cuya enfermedad les otorga capacidades cognitivas especiales pero los condena a una espantosa muerte en la que sus cuerpos, literalmente, se disuelven.[/dropshadowbox]

Así comienza Dead Synchronicity: Tomorrow Comes Today, el primer videojuego desarrollado por Fictiorama Studios, y que se ha convertido por méritos propios en uno de los grandes lanzamientos españoles para este año. Liderado por los hermanos Oliván (Mario, programador; Alberto, escritor y compositor; y Luis, productor) junto con Martín Martínez como encargado del apartado artístico, Fictiorama ha decidido acercarnos una versión totalmente clásica de las aventuras gráficas point and click, pero con una trama y un apartado visual crudos, tristes, agobiantes y en general con un alejamiento total de los clásicos clichés de las aventuras gráficas llenas de humor, personajes disparatos y puzles sin sentido.

Dead Synchronicity: Tomorrow Comes Today

Precisamente los puzles son un buen apartado por el que comenzar a diseccionar esta obra. En Dead Synchronicity nunca tendrás que realizar acciones absurdas o combinaciones disparatadas para resolver los puzles. Aquí no hay pollos de goma con polea. Y sin embargo, habrá momentos en los que tendremos que realizar acciones que no esperaríamos hacer en otras aventuras más azucaradas. Acciones muy duras, propias del tono general del juego.

Todos los puzles en Dead Synchronicity obedecen a la lógica, y casi siempre que se nos presente un problema tendremos en la mente la más que probable solución. Sólo tendremos que encontrarla entre los elementos de los que disponemos, en el mundo de tan escasos recursos.. Aunque la dificultad aumenta progresivamente, y habrá los típicos momentos de probar de manera sistemática a usar todos los objetos de nuestro inventario con todas las acciones posibles, cuando demos con la solución nunca tendremos esa sensación de “esto nunca se me habría ocurrido” sino “por qué no lo habría pensado antes”. Lo que sí nos veremos obligados a hacer es a recorrer incesantemente todos los escenarios en busca de una solución posible, pero el hecho de tener varios puzles abiertos en cada momento hará que casi siempre aprovechemos nuestros viajes.

Dead Synchronicity: Tomorrow Comes Today
Algunas cinemáticas crean los momentos más impactantes del juego

El tono de desasosiego que empapa todo el juego, desde su aspecto visual hasta su trama, no se trata de una simple fachada. Desde el primer momento se tratan temas muy duros de manera directa: prostitución, mutilaciones, violencia, abusos de todo tipo y en general todas las bajezas que se pueden esperar del ser humano en una situación de desesperación tan radical como la que se expone en este título. Ni siquiera el propio protagonista, Michael, se libra de caer en alguno de los pecados de la humanidad -ni en su historia previa ni durante la propia aventura-, alejándose del paradigma del héroe inmaculado. Probablemente esta ambientación sea uno de los pilares de Dead Synchronicity.

Gráficamente se adapta perfectamente a esta dureza ambiental. Sus tonalidades apagadas, con el morado y el gris predominando, envuelven la trama de una manera adecuada. Sus animaciones toscas y los personajes poco detallados no suponen un defecto, al contrario, hacen que no desviemos la atención de lo verdaderamente importante: la trama y los personajes. Aún así, existen detalles como ciertos escenarios, los zooms sobre las conversaciones o las escenas montadas a modo de viñetas de un comic, que elevan el nivel general de apartado visual. No hay que olvidar que Dead Synchronicity ha sido desarrollado por un grupo de tan sólo cuatro personas, por lo que el resultado a nivel de producción es más que destacable. Hasta la música ha sido compuesta e interpretada por los propios hermanos Oliván quienes, bajo el grupo de rock alternativo de nombre Kovalski, han puesto el apartado sonoro, que en casi todo momento acompaña de manera adecuada a la situación.

Dead Synchronicity: Tomorrow Comes Today
Los primeros planos enfatizan los pensamientos del protagonista

Para el final he dejado el turno de los defectos, que también los hay en el juego de Fictiorama.  En el apartado de los puzles, cuya lógica predominante me ha parecido muy acertada, también es cierto que globalmente la convierten en una aventura bastante sencilla, y los veteranos de este género completarán la aventura sin demasiadas complicaciones. Aunque tendremos instantes de atasco, por lo general avanzaremos con premura en nuestras soluciones. De hecho, existe un pequeño desequilibrio, que nos hará avanzar rápidamente por momentos para de repente encontrarnos con un pequeño escollo que nos mantendrá atascados durante un tiempo, para luego volver a avanzar con premura.

Otro detalle criticable a mi entender es la escasez y variedad de escenarios, y más si tenemos en cuenta que la estructura de los puzles nos obligará a movernos de una localización a otra constamente, por lo que no tardaremos mucho en aburrirnos de visitar los mismos lugares una y otra vez. En este mismo apartado, cabe destacar que ninguno de estos escenarios es especialmente memorable -aparte del magnífico Suicide Park, que nos pondrá los pelos de punta- lo cual parece una oportunidad desaprovechada teniendo en cuenta el tono caótico del juego, que daría pie a más lugares como el citado Parque del Suicidio.

Las alucinaciones de Michael, constantes durante el juego
Las alucinaciones de Michael, constantes durante el juego

Dead Synchronicity: Tomorrow Comes Today, primera parte de una, a priori, trilogía de aventuras gráficas, es un excelente ejemplo de que se puede hacer una buena aventura gráfica hoy en día con los parámetros de siempre, sin que pierda un ápice de interés ni se convierta en un producto para un nicho de jugadores, siempre que sepamos dotarla de puntos atractivos. En este caso, su ambientación, su sólida trama y en general su tono maduro convierten a la opera prima de Fictiorama Studios en una excelente experiencia, mientras que la lógica de sus puzles la hacen accesible y disfrutable tanto para los amantes del género como para los que se aproximen por primera vez a él. Yo ya estoy deseando ver cómo continua la historia de Michael y la sincronía muerta.

TIP: Si te gusta el juego, no te pierdas la oportunidad de conseguir una edición exclusiva, firmada por los desarrolladores.

Autor

Director en

Creador y Director de DeVuego. Padre. Informático. Ex-Vocalista de Death Metal. Pierdo el poco tiempo libre que tengo haciendo webs de videojuegos como esta.