Artículos Opinión

La necesidad de un mercado interior de videojuegos

23 marzo, 2015 5 mins de lectura

La necesidad de un mercado interior de videojuegos

¿Es necesario un mercado interior de videojuegos en España? [1] Si, es muy necesario. Esta pregunta y esta rotunda respuesta son afirmaciones de las que estoy realmente seguro, pero antes de desglosarlas permitidme un pequeño paseo. No acostumbro a escribir en primera persona, sin embargo he decidido utilizar este estilo en esta entrada por una simple razón, vais a leer mi opinión, mi pura y simple opinión al respecto, y como todas las opiniones, es subjetiva, aunque eso no eliminará, por supuesto, el intento de argumentación y fundamentación basado en datos.

Esta no es la entrada que iba a escribir esta semana en DeVuego sino que iba a seguir desarrollando la anterior, es decir, ¿cómo es el mercado actual del videojuego en España y por qué? Sin embargo el curso de los acontecimientos me desvió del camino y me llevó por un desvío debido a los comentarios que se desarrollaron en la primera entrada. En ellos se mencionaba la importancia del mercado global, la desaparición de las distribuidoras como entes importantes en el mercado del videojuego por culpa de las plataformas de venta digitales y la escasa importancia que se le brindaba al mercado interior nacional de los videojuegos.

Tienda-GAME-Call-of-Duty-Ghosts-I

Los comentaristas, especialmente uno de ellos, comentaba la importancia del mercado exterior y como la mayoría de las ventas que se producían en España eran de videojuegos internacionales. Por tanto, la verdadera intención del desarrollador español sería la de competir con esta serie de productos de alto presupuesto, sin embargo, argumentaba, debido a la escasez del tejido industrial relacionado con los videojuegos, a la legislación, la falta de ayudas, etc., no se conseguía estar a la altura de las grandes producciones internacionales, especialmente estadounidenses y japonesas.

Rendirse ante esta evidencia, ceder ante la dependencia del exterior, es, en mi opinión, muy perjudicial para el sector del videojuego en España. Por una razón muy sencilla, si dependes del exterior y estás satisfecho con la situación ¿para qué vas a intentar cambiarla? ¿Qué ganas cambiándola? ¿Para qué vamos a desarrollar videojuegos en España si ya tenemos los títulos que desarrollan los estudios norteamericanos o japoneses? No tiene sentido ¿verdad? Al contrario, tiene mucho sentido y es un elemento que el sector del cine ha entendido a la perfección. Construir un mercado interior es vital para la industria.

Randal's Monday

Es vital para la industria crear esta mercado interior porque de esta manera se crearía un hecho diferencial, la industria de videojuegos sería beneficiosa para la economía del país, se crearían puestos de trabajo, se recaudarían más impuestos, aumentaría el consumo, podríamos exportar títulos, expertos y todo tipo de productos relacionados con los videojuegos, etc. No solo aumentaríamos el consumo, como ocurre actualmente, sino que aumentaríamos la producción, la verdadera industria, se crearían las bases necesarias para el mantenimiento del sector, como por ejemplo la inserción en la educación de temáticas relacionadas con el videojuego, ya desde su ámbito más tecnológico o desde su ámbito cultural. Crearíamos una cultura del videojuego en España.

Sin embargo, al ceder ante la dependencia de los países extranjeros estas ideas se nos escapan entre los dedos, porque ¿para qué vamos a desarrollar o favorecer nosotros nada si con lo que nos viene de fuera ya nos es suficiente? Esta idea ha sido acogida con especial fervor por las altas instancias del gobierno, donde aún no es entendido el videojuego y donde este sigue dependiendo del Ministerio de Industria en lugar del Ministerio de Cultura, la creación de un mercado interior, de una industria productora y no solo de una masa consumidora le abriría los ojos a las grandes capacidades y posibilidades que se extraen de un mercado interior fuerte en el sector del videojuego, uno de los sectores económicos más prospero de la actualidad, que no ha dejado de crecer en un contexto de fuerte crisis económica.

Fuente: Libro Blanco del Desarrollo Español de Videojuegos
Fuente: Libro Blanco del Desarrollo Español de Videojuegos

Este hecho ha sido muy bien acogido en países como los EE.UU y Japón, especialmente en este último, donde su mercado interior les basta, en algunas ocasiones, para mantener a flote algunos sectores de su industria videolúdica. Debemos recordar que a día de hoy aún no nos siguen llegando a nuestro mercado títulos nacidos en el país del Sol naciente, ya que son producidos y desarrollados con la mira puesta únicamente en el mercado interior nipón. Por supuesto podríamos aducir que el mercado es mucho mayor allí debido a un mayor número de habitantes, y tendríamos razón, Japón  cuenta con 126 millones de habitantes y los EE.UU con 307 millones, sin embargo Reino Unido, otro de los mayores mercados de videojuegos del mundo, cuenta únicamente con quince millones más de habitantes, una cifra que no es suficiente por sí misma para explicar las diferencias en la rentabilidad del sector.

La diferencia con España en términos económicos salta a la vista. Nuestro país ocupa la zona medio – baja de la tabla del mercado mundial de los videojuegos, con una cifra de gasto en 2013 de 725 millones de euros, aunque se prevé que el mercado español de videojuegos sea de 848 millones de euros en 2017, un crecimiento del 17% respecto la cifra actual.  Los tres mercados más importantes en el sector de los videojuegos en 2013 son EE.UU., Japón y Reino Unido, con cifras de gasto de 12.020, 3.874 y 2.671 millones de euros [2] . Precisamente los países que mejor tratan su mercado interior, que les ha llevado, incluso, a crear sus propios sistemas de juego, concretamente los dos primeros, son sedes, también, de las desarrolladoras de videojuegos más potentes del mundo.

Newzoo_2013_Global_Games_Market_by_Region_May2014

Por tanto, crear un mercado interior es un paso primero y obligado para crear una industria de videojuegos fuerte. Crearía la infraestructura necesaria para el desarrollo y la distribución del juego, eliminaría la extrema dependencia que tenemos del mercado exterior y sobre todo y especialmente crearía una industria del videojuego tan necesaria en un país como el nuestro, con uno de los índices más altos de la Unión Europea de penetración tecnológica en la sociedad. Sin embargo sería una supina idiotez pensar que esto podría llevarse a cabo en un pequeño lapso de tiempo. Realizar y conformar un mercado interior y una cultura del videojuego requiere tiempo y esfuerzo, pero sobre todo requiere mentalización, seriedad y tomarse en serio una disciplina cultural que ha llegado para quedarse y que cada día demuestra que ha venido para cambiar nuestro modo de vida, al igual que hace cien años lo hizo el cine.


[1] Cuando me refiero a mercado interior de videojuegos me estoy refiriendo al desarrollo, producción y distribución de videojuegos en España con la intención de conseguir tanto un mercado nacional como internacional, pero siempre desde nuestras fronteras.

[2] Información extraída de Strategic Research Center de EAE Business School y el estudio El gasto en videojuegos en España 2013.

Autor

Licenciado en Historia, doctorado en Historia Medieval, arqueólogo en prácticas, redactor y escritor novel, apasionado de las aventuras gráficas, la alta estrategia, rol y FPS para un solo jugador.