Análisis Juegos

Empires of Sand, un imprescindible de estrategia y gestión para móviles

8 septiembre, 2014 5 mins de lectura

Empires of Sand, un imprescindible de estrategia y gestión para móviles

Los tower defense se han convertido en uno de los géneros de estrategia más populares en los últimos años, especialmente en dispositivos móviles. Las pantallas táctiles hacen que sea un género muy cómodo de jugar en este tipo de plataformas, y su propia mecánica, de gestión de recursos, tan dada a generar ese punto de adicción y de querer mejorar más y más que necesitan los juegos free to play, los han convertido en un cóctel perfecto.

Hemos visto decenas de juegos de este tipo, y aunque la mayoría simplemente se limitaban a intercambiar las clásicas torretas que han dado nombre al género -y, sobre todo los enemigos- por otros elementos de toda índole, manteniendo el resto intacto, algunos se han lanzado a innovar en este popular subgénero de la estrategia.

Ese es el caso de Empires of Sand, el proyecto más ambicioso que ha llevado a cabo hasta la fecha el estudio valenciano Codigames, y que lanzaban el pasado mes de mayo para Android y iOS.

La principal característica de Empires of Sand es que no sólo tendremos que preocuparnos de construir torres de defensa para defender nuestro imperio, sino que simultáneamente deberemos invocar tropas que ataquen a nuestro enemigo, que tratará de defenderse del mismo modo. Decidir si nuestro plan será más defensivo u ofensivo determinará nuestro éxito en partida.

Empires of Sand

Si bien en el modo campaña esta dualidad de ataque y defensa está más limitada, y generalmente estarán más estipuladas y planificadas las fases en las que llevaremos a cabo una u otra acción, es en los modos multijugador donde la elección de nuestra táctica -ofensiva, defensiva o equilibrada- de juego toma un papel protagonista.

Enfrentarnos a otro jugador es sin duda el punto fuerte de Empires of Sand. Podremos optar por una Batalla épica (puntuada) o una Escaramuza (no puntuada). Independientemente de nuestra elección entraremos en un campo de batalla simétrico donde nos enfrentaremos a un jugador de nivel similar al nuestro, y ahí es tendremos que decidir si invertimos en una fuerte defensa y esperamos pacientemente nuestra oportunidad de ataque o si por el contrario tratamos de sorprender al adversario con un temprano ataque masivo, por poner sólo dos ejemplos.

Aunque la mayoría de jugadores optan por una actitud conservadora y equilibrada en cuanto a uso de recursos, lo cierto es que hay más tácticas posibles de las que a priori podría pensarse, ya que las diversas torres que podemos construir serán más o menos efectivas contra según qué enemigos, y lo mismo puede decirse de nuestras tropas: unas serán más rápidas pero débiles, otras más resistentes pero lentas, las hay terrestres o voladoras, otras quitarán más vida al enemigo pero nos reportarán menos energía, etc. Elegir la tropa más adecuada para atacar la defensa del contrario puede ser determinante.

Empires of Sand

Pero sin duda algo que hace grande a Empires of Sand -al menos para un fan de la gestión como yo- es la enorme variedad de mejoras que podemos obtener para nuestro imperio. Entre batalla y batalla tendremos que gestionar nuestra faraónica ciudad, y ahí las posibilidades son enormes: subir de nivel nuestras torres, mejorarlas o desbloquear especializaciones, contratar nuevas tropas o mejorar las que tenemos, comprar y mejorar hechizos, mejorar nuestras minas y almacenes de oro y piedra (recursos imprescindibles para avanzar), obtener la ayuda de los dioses, o mejorar nuestro centro urbano.

Este amplio abanico de mejoras hace que, al igual que en las batallas, no haya un único camino para avanzar. Podemos invertir nuestros recursos en mejorar lo más posible nuestras tropas, o los hechizos de ataque, si basamos nuestra estrategia en el ataque. O por el contrario, podemos centrarnos en subir de nivel nuestras torres y mejorarlas todavía más gracias al laboratorio, mientras nos centramos en adquirir y mejorar nuestros hechizos defensivos. Y por supuesto podremos tirar por el camino del medio, y mantener una gestión equilibrada, todo dependerá de nuestra forma de jugar.

Empires of Sand

Pero además de la campaña para un jugador, y las batallas contra otros jugadores, existe otro modo más, que podríamos considerar multijugador asíncrono -ya que jugamos contra otro jugador humano, pero no de manera simultánea-, que nos ofrece la posibilidad de robar recursos a otros jugadores (o que otros jugadores hagan lo propio con nosotros).

En este modo, denominado Saqueo, tendremos que establecer una línea de defensa para nuestra ciudad, colocando torres de la forma más eficaz posible, con una serie de recursos limitados. Esta defensa quedará planificada de manera permanente, a espensas de que algún jugador trate de invadir nuestra ciudad. Por otra parte podremos lanzarnos a saquear una ciudad de otro jugador, para lo que tendremos que enviar nuestras tropas contra su defensa (que también habrá planificado previamente), con una serie de recursos igualmente limitados. Si conseguimos superar sus defensas, nos quedaremos con una parte de sus recursos. Mejorar nuestro edificio de saqueo ampliará nuestros recursos destinados al ataque y la defensa de un saqueo.

Esta diversidad de modos de juego y las grandes posibilidades de gestión hacen que siempre tengamos algo que hacer, que mejorar o que planificar y por tanto hace que el juego nunca acabe de estancarse.

Por tanto, queda claro que Empires of Sand es una completa mezcla de tower defense y juego de gestión pero, ¿cómo encaja todo esto en un juego free to play? También en eso se lleva una muy buena nota. Lo mejor que se puede decir de un juego con este modelo de negocio es que no sea invasivo y que los usuarios que optan por pagar no tengan una ventaja sobre los que no pagan. Y así es.

Empires of Sand

En Empires of Sand los contenidos de pago nos permiten acelerar el crecimiento de nuestro imperio, permitiéndonos obtener más recursos y por tanto construir edificios y mejoras con mayor velocidad. Sin embargo su inteligente sistema de matchmaking hace que siempre nos enfrentemos a jugadores con un nivel similar al nuestro, por lo que nunca sentiremos la superioridad de quienes han pagado por sus contenidos.

Obviamente si queremos estar en lo más alto de las clasificaciones mundiales no tendremos más remedio que pasar por caja para acceder a las mejoras más altas a la misma velocidad que lo hacen el resto de jugadores top, pero si lo único que queremos es jugar a nuestro ritmo y seguir jugando partidas sin importar nuestra clasificación, nunca nos veremos abocados a pagar. Quizás tendremos que esperar unas cuantas horas (incluso días) para completar una construcción o mejora, pero eso no evitará que podamos seguir jugando y disfrutando.

Empires of Sand

En definitiva, con Empires of Sand la gente de Codigames ha conseguido un equilibrio perfecto de juego de estrategia muy completo pero manteniendo las facilidades de un juego orientado a dispositivos móviles. El grado de adicción que llega a crear no hace más que reafirmar la excelente calidad de este título al que sólo se le pueden achacar algunos bugs puntuales -que yo no he tenido, pero si he observado en varios reportes de otros usuarios- y detalles como que no es posible desactivar las notificaciones push que nos recuerdan nuestras construcciones y mejoras completadas (y que sólo sirven para aumentar nuestra adicción al juego). Excelente como juego para móviles en general y magnifico como juego de estrategia y gestión, un imprescindible.

Autor

Director en

Creador y Director de DeVuego. Padre. Informático. Ex-Vocalista de Death Metal. Pierdo el poco tiempo libre que tengo haciendo webs de videojuegos como esta.