Análisis Juegos

Little Racers STREET. Vuelven las carreras de los recreativos

4 marzo, 2014 4 mins de lectura

Little Racers STREET. Vuelven las carreras de los recreativos

Directamente de la época dorada de los Xbox Live Indie Games, donde varios estudios independientes españoles consiguieron bastante éxito y exposición, llega esta revisión del estudio asturiano Milkstone Studios de su juego de coches en vista superior Little Racers, que para la ocasión ha adoptado el apellido STREET, quizás para enfatizar su carácter de juego de carreras callejero.

Little Racers STREET es un canto a los clásicos juegos de coches de vista superior que todos hemos jugado en salones recreativos -los más veteranos- y por supuesto en nuestras casas, como los imborrables Micro Machines, Super Off Road, Super Sprint o el propio clásico español World Rally Championship. Juegos donde la simulación automovilística brillaba por su ausencia pero que requerían igualmente de nuestra habilidad al volante manejando minúsculos vehículos por circuitos repletos de curvas y obstáculos.

littleracers1

Por supuesto el juego de Milkstone viene actualizado y modernizado a los tiempos que corren, manteniendo la jugabilidad básica de este tipo de juegos, pero añadiendo el empaque y los extras que se exigen hoy en día. La principal diferencia es que aquí no hay armas ni obstáculos, sólo nosotros, los rivales y un turbo que se recarga de manera automática cuando no lo usamos.

El control de los coches es excelente, respondiendo con exactitud a nuestras órdenes, por lo que será cuestión de nuestra propia habilidad y entrenamiento que acabemos por dominar su conducción. Bien es cierto que cada una de las categorías en las que se dividen los diferentes modelos de coches -todos ellos inspirados en vehículos reales- es muy distinta a la otra. Mientras que en las categorías más bajas nos limitaremos a acelerar constantemente, trazar lo mejor posible las curvas y aprovechar al máximo el turbo, en las más altas debemos dominar la potencia de nuestro coche desacelerando, frenando y por supuesto trazando las curvas de manera inteligente, todo ello con la vital estrategia que es el uso correcto del turbo.

2014-03-04_00003

El diseño de los circuitos es muy inteligente, y es sorprendente la gran cantidad de configuraciones que han conseguido los desarrolladores con tan sólo las dos ciudades que se incluyen como entorno de juego. Y es ésta una de las grandes taras del juego. A pesar del excelente diseño de los circuitos, y del esfuerzo por hacer que parezcan distintos -la lluvia y la nieve aportan cierta variedad-, el caso es que acabamos teniendo la sensación de correr siempre en el mismo sitio. La monotonía se apodera de nosotros y eso acaba por desgastar el juego. Un mayor número de entornos (los típicos: montaña, playa, pueblo, costa, etc) y también incluir quizás algún terreno más o variación del entorno que afecte de algún modo a la jugabilidad haría las carreras más atractivas.

2014-03-04_00010

El desarrollo es más o menos el habitual de un arcade. Empezamos con un coche básico, y a medida que vayamos ganando carreras conseguiremos dinero con el que acceder a mejoras del propio coche, nuevos coches más potentes, nuevas carreras, etc. Los retos son un modo inteligente de engancharnos y hacer que enlacemos una carrera tras otra: completar X carreras con un coche, terminar X veces primero en una categoría, etc. pero también nos reportan beneficios económicos para mejorar o cambiar nuestro coche o incluso la recompensa puede ser un coche en sí. Muchos de los retos, como cabe esperar, se corresponden con los logros de Steam, personalmente un aliciente más para competir.

2014-03-04_00002

Gráficamente, tal y como sucede con los entornos donde competimos, Little Racers STREET se queda un poco justo. No porque técnicamente no de la talla, porque la da, sino porque visualmente no es atractivo. Lo genérico de su presentación, desde los menús, a los coches o los mencionados circuitos, no llama la atención del jugador. No obstante, no podemos quejarnos de la fluidez con la que se mueven los coches y los entornos y de la variedad de cámaras para adaptarse a los gustos de cada jugador, lo que redundan en la calidad de un juego que pretende poner el acento en su carácter de arcade sencillo y directo.

2014-03-04_00007

Little Racers STREET es un divertido arcade de coches en vista superior, de lo mejor que podemos encontrarnos en este género ahora mismo, y tan sólo una presentación más atractiva y una mayor variedad de entornos lo habrían convertido en un auténtico imprescindible. Lamentablemente, aquellos jugadores que sólo se fijen en su estética mediante capturas de pantalla se quedarán sin disfrutar de este excelente y adictivo juego. Vale la pena probarlo.

¿Te ha gustado? Apóyanos en Patreon para seguir creciendo y obtén acceso a contenidos exclusivos

Autor

Director en

Creador y Director de DeVuego. Padre. Informático. Ex-Vocalista de Death Metal. Pierdo el poco tiempo libre que tengo haciendo webs de videojuegos como esta.