Análisis Artículos

Clive Barker’s Jericho, acción en primera persona a cargo de Mercury Steam9 min read

30 diciembre, 2013 7 mins de lectura

por:

Clive Barker’s Jericho, acción en primera persona a cargo de Mercury Steam9 min read

2013-12-29_00002

Clive Barker’s Jericho vio la luz en 2007 para las plataformas PS3, 360 y PC de la mano de MercurySteam, una compañía que en aquel momento aún no había trabajado en los Castlevania, juegos que hoy le dan la fama y la convierten, probablemente, en la compañía más potente en el sector del videojuego en el país.

Cuenta la historia que Dios, antes de crear al ser humano, creó a otra criatura, mucho más poderosa, llamada El Primogénito. Dios, incapaz de controlarla y de destruirla se vio obligado a encerrarla para que no asolara el mundo de los humanos. El Primogénito, no obstante, más de una vez logró romper las cadenas que le ataban y logró llegar al mundo con la única idea de sembrar el pánico y la destrucción. Por suerte para la humanidad, siempre que el Primogénito lograba romper sus cadenas un grupo de 7 personas con poderes paranormales lograba volver a encarcelarlo.

El primogénito está apunto de volver a aparecer y para ello, el comando Jericho, formado por 7 personas con poderes, se dirige a Al Khali, la ciudad donde se sitúa el sello que le retiene, con la misión de impedir que se libere el enemigo.

2013-12-19_00002

Toda la historia del juego, así como los personajes, están creados por el aclamado escritor de novelas de horror Clive Barker y pronto daremos fe de ello. El juego cuenta una trama mucho más compleja de las que normalmente encontramos en este sector . La historia que se cuenta es increíblemente buena pero la forma de contarla excesivamente caótica; el juego pedía a gritos unas cinemáticas bien trabajadas para narrar la historia, como la que vemos al comenzar el juego. No las hay y la historia se nos contará en forma de diálogos entre personajes a lo largo de todo el juego; haciéndola muy confusa y caótica. No es nada fácil seguir la trama: en algunas ocasiones se nos dará demasiada información en poco tiempo; en otras ocasiones se hablará de personajes que será difícil recordar quien son pues solo se han mencionado una vez y a veces estaremos muy ocupados disparando a enemigos para enterarnos.

2013-12-13_00004

El regular trabajo para narrar la historia se opone al espectacular trabajo de presentación de los personajes. Hay un total de 7 personajes a lo largo de la historia y, aunque al principio es complicado, pronto los identificaremos perfectamente, sabremos su nombre, apellido, habilidad, carácter…

Controlamos al Capitán Ross, un líder nato con capacidades sanadoras que nos serán muy útiles en el campo de batalla. Al poco de iniciar la partida es asesinado y pasamos a controlar su espíritu, capaz de poseer el cuerpo de los demás. Debido a esto podremos pasar de un personaje a otro, pero siempre en forma de espíritu de Ross.

El resto del equipo Jericho lo componen:

Delgado. Un guerrero de carácter fuerte con habilidades relacionadas con el fuego.

Church. Una soldado ágil y la única que posee un arma para los combates cuerpo a cuerpo: una espada. Además, puede hacer realizar rituales de sangre con los que paralizar o quemar a los enemigos

Black. Una de las más fuertes del equipo y la única con armas efectivas a distancia. Dispone de dos francotiradores y además tiene habilidades telequinéticas

Jones. Quizás el más débil el grupo, pero tiene la habilidad de controlar a otros seres, lo cual será vital para resolver ciertos puzzles.

Cole. Es la más inteligente del grupo y posee en todo momento información de todo el entorno. Tiene la capacidad de detener el tiempo y es la que en todo momento irá dando munición al equipo.

Rawlings. Es un sacerdote y uno de los líderes del grupo. Tiene la habilidad de revivir, al igual que Ross, lo que le hace imprescindible en el campo de batalla.

2013-12-13_00006

En el aspecto técnico es un juego muy trabajado para unas cosas y muy poco para otras. Por un lado tenemos los elementos “móviles” en el juego: tanto los miembros del comando Jericho, como los enemigos, como los efectos de luces son casi perfectos. El juego es una mezcla de explosiones y vísceras; en las batallas veremos efectos de fuego, disparos, enemigos explotar, sangre… Es una lástima que todo este espectáculo se suceda en unos escenarios pobres.

La idea era dotar al juego entero de una atmósfera tétrica, que transmitiera una potente sensación de horror. Y el juego lo consigue, pero también transmite una sensación de dejadez y pobreza. Estamos ante un shooter totalmente lineal, hasta la saciedad. Siempre habrá un solo camino que, además, se hace repetitivo y en el que no habrá nada que hacer, pues no hay elementos con los que interactuar en los escenarios. Constantemente atravesaremos cuevas rocosas que en muchas ocasiones nos darán sensación de “deja vú” pues son clónicas y además están llenas de un molesto polvo que impide ver a larga distancia. Da la sensación de que se han limitado a crear unos entornos donde puedan moverse los personajes, lo más correctos posible, sin demasiados quebraderos de cabeza.

No obstante no todo en los escenarios es tan gris. Habrá algunos momentos en que los escenarios destaquen, principalmente cuando hay iluminación y desaparece el molesto polvo o cuando entremos en escenarios verdaderamente imponentes como el coliseo romano.

Visitaremos cuatro escenarios ambientados en varias épocas: la actual, la segunda guerra mundial, un castillo templario, un entorno romano y, por último, la civilización sumeria.

2013-12-27_00006

El aspecto técnico del juego mejora con el apartado sonoro. El juego dispone de grandísimos doblajes, a destacar el español. Constantemente nuestros compañeros hablarán, gritarán y hasta gastarán bromas, con una calidad muy alta en las voces.

Junto al magnífico trabajo de doblaje encontramos una banda sonora bastante buena, donde destaca con fuerza la pieza que aparece al ver a un curioso personaje que adopta forma de un niño. En este momento la música frenética de acción dará paso a una música coral casi celestial.

2013-12-26_00012

La idea de controlar a todo un escuadrón, pudiendo pasar de un personaje a otro es, a priori, muy buena, pero parece haberse quedado sin explotar del todo. Los enemigos son muy fuertes y resistentes mientras que nuestros compañeros son bastante débiles y morirán con mucha frecuencia; esto provoca que en muchas ocasiones en vez de pelear nos recorramos el escenario reviviendo a los compañeros. Que los enemigos sean fuertes y tus compañeros débiles no es malo, pues da más realismo a la partida, el problema viene dado porque la IA de nuestros compañeros es nula. Constantemente veremos a los miembros del equipo disparando sin lógica ninguna; nos pondrá de muy mala leche ver como un enemigo explosivo se acerca a ellos y en vez de huir se quedan quietos disparandole, cavando así su propia tumba. No es muy agradable enfrentarse a un jefe y tener que estar más tiempo reviviendo que disparando.

Tendremos la opción de dar órdenes a nuestros compañeros, podremos decirles que nos sigan o que se mantengan la posición y  también podremos enviar la mitad a un sitio y la otra mitad al otro. Se agradece tener estas opciones, pero no son demasiado útiles y solo las usaremos cuando sea estrictamente necesario.

2013-12-26_00007

Si la IA de nuestros compañeros es mala, la de los enemigos es inexistente. Pero importa demasiado porque son enemigos bastante complejos de matar; hay que ser muy certeros con los disparos y saber donde debes disparar a cada uno para acabar con ellos. Tendremos bastante variedad de enemigos y todos y cada uno de ellos pueden acabar con todo tu equipo; no hay enemigos “de adorno” para entretener el camino, cada batalla puede ser decisiva.

Al morir el personaje que estemos controlando, el espíritu de Ross saltará a otro personaje y así hasta que todos mueran y perdamos la partida. Es vital tener cierta estrategia y tomar un personaje u otro en función de la situación, aunque hay ciertos personajes a los que recurriremos más que otros. No creo que nadie coja a Rawlings, el sacerdote, primero porque sus armas son bastante malas y segundo, y mas importante, porque él también puede revivir, es mejor estar fuera de él y que reviva a los demás. El capitán Jones también es bastante inútil pues sus poderes no sirven de nada en combate. En contraposición a estos dos tenemos a Black, que tiene dispara balas explosivas con las que prácticamente lo destrozamos todo y a Cole, capaz de parar el tiempo para resucitar a cuantos hagan falta.

2013-12-27_00007

Con todo, disponiendo de muchas habilidades, armas y personajes no es un juego fácil. En nivel normal moriremos en muchas ocasiones y en nivel difícil será todo un reto y es donde de verdad la elección de un personaje u otro en cada momento será vital. El reto viene dado en las peleas, pues los puzzles que hay son bastante primarios y no serán nada complicados y en caso de que lo sean, nuestros compañeros nos dirán lo que hay que hacer.

Además tendremos, en ocasiones, los cada vez más famosos QTEs: secuencias donde debemos pulsar los botones que salgan en pantalla de forma rápida para no ver a nuestro personaje morir. Se agradece su presencia, porque son eventos que añaden variedad a un juego que la pide a gritos y, además, son complicados, un solo fallo y moriremos.

2013-12-28_00003

La aventura principal dura aproximadamente unas 10 horas. Después de eso no hay mucho que hacer, no hay misiones extra ni nada. Podremos desbloquear ciertas notas e información de los personajes, pero no es nada demasiado atractivo, además no es un juego que invite a ser rejugado.

Conclusión. Clive Barker’s Jericho está lleno de ideas prometedoras que bien explotadas hubieran podido hacer un juego imprescindible. Encontraremos una gran historia, unos grandes personajes y enemigos y unas buenas e interesantes peleas que lamentablemente se hacen repetitivas debido al aspecto lineal y pasillero del juego. Es un juego que debes probar un rato y sabrás perfectamente si te gusta o no. Si te gusta, lo disfrutarás mucho.

Autor

Jefe de Redacción en

Pese a mi continua obsesión con la literatura, los videojuegos y el deporte, logré acabar mis estudios de filología. Resido en Italia y adoro la pizza.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola