League of Evil: el paso definitivo de Ratalaika Games

Comentario

Pese a que retomé mi actividad en DeVuego hace poco tiempo, se da la casualidad que he escrito sobre los tres videojuegos que hay en Steam de la compañía Ratalaika Games. En tan solo 10 meses tres productos de esta compañía han aparecido en la plataforma de Valve, cada uno mejor que el anterior. El primer paso que dieron con The Minotaur no fue malo; nos pareció que el juego era corto y escaso pero que la idea era buena. Defend your Crypt constituyó el segundo movimiento, mejorando el aspecto técnico y la duración, pero aun así parecía que podría haber sido mucho más de lo que fue. No se puede decir, por tanto, que a la tercera vaya la vencida, pues los anteriores trabajos son muy aprovechables, pero sí que se puede decir que esta vez han dado con la tecla y han desarrollado un juego mucho más redondo.

Siguiendo el ya característico estilo de la compañía, de nuevo nos encontramos ante un juego en 2D con un estilo gráfico pixelado, pero esta vez del género acción-plataformas. Controlaremos a una especie de hombre medio robot capaz de saltar, aferrarse a los muros y matar de un solo puñetazo, cuya misión será aniquilar a unos científicos que forman “la liga del mal” y que amenazan con destrozar el mundo desarrollando armas de destrucción masiva.

La mecánica del juego se basa en escenarios breves en los que tendremos que aniquilar al científico que está al final. Obviamente estos niveles estarán plagados de enemigos, armas, obstáculos… que no nos lo pondrán nada fácil, ya que nuestro héroe, pese a tener una agilidad sobrehumana, es totalmente frágil y morirá al más mínimo contacto.

league-of-evil-2

No siempre dar saltitos al estilo super mario será suficiente, habrá niveles en los que tendremos que pararnos a pensar cómo superar el nivel, decidir si es mejor matar o ignorar a cierto enemigo o calcular con precisión cada uno de los movimientos que daremos. Además, más allá de la típica mecánica del doble salto y el puñetazo, League of Evil ofrece un elemento “diferente”: la posibilidad de agarrarnos a la pared momentáneamente para volver a saltar de nuevo. Es cierto que es algo que hemos visto en multitud de videojuegos, pero que suele que suele presentarse como acción extra y no como una habilidad que debamos usar obligatoriamente; en esta ocasión tendremos que perfeccionar su uso para pasar muchos de los niveles.

La evolución en el aspecto gráfico es evidente. Ya no tenemos una paleta de colores limitada donde los elementos pueden llegar confundirse o escenarios con fondos negros; tendremos niveles coloridos, variados y muy detallados donde nuestro personaje se moverá con fluidez pese a la altísima velocidad del gameplay. La cantidad de elementos y enemigos es muy variada, cada uno diferente, con unos diseños que nos resultarán familiares y tendremos que tener muy presente cual es su “ataque” para que no nos pille desprevenido. Además volveremos a contar con un pequeño componente sangriento muy divertido (que los más sensibles podrán desactivar).

Con el aspecto sonoro vuelven a acertar de pleno con unos temas tecnológicos y frenéticos, que nos mantendrán en un estado de nerviosismo y tensión que nos empujará a jugar y rejugar los niveles. El flujo de la música se nos meterá en la cabeza y  jugará con nosotros, pues nos empujará a ir demasiado acelerados en momentos que tendremos que mantener la calma.

league-of-evi-1

El juego cuenta con 140 niveles que tendremos que completar llegando hasta el científico. Adicionalmente, en cada nivel encontraremos una maleta que podremos coger aunque nos obligará a explorar a fondo el nivel y a tomar más riesgos. Pero además, dependiendo de la velocidad con que destruyamos al científico obtendremos una valoración de entre una y tres estrellas, completar el 100% de los niveles con la mejor valoración y cogiendo todas las maletas creo que es una tarea poco menos que imposible. Y es que League of Evil es difícil, MUY difícil. A día de hoy, mientras escribo este análisis, no he podido completar todos los niveles que ofrece, ni si quiera con una estrella. La habilidad y precisión que requiere el videojuego no estarán al alcance de todos y supone todo un reto que solo unos pocos podrán superar. Obviamente yo no estoy, de momento, entre ellos.

La dificultad está directamente relacionada con la jugabilidad, donde la falta de precisión es un problema constante y constituye el principal fallo del juego. Todos los elementos del videojuego, incluido nuestro personaje, tienen un ritmo frenético y se mueven a una velocidad altísima, provocando que los movimientos de nuestro personaje sean muy imprecisos, algo que se nota especialmente a la hora de controlar los saltos. Es muy difícil alcanzar una precisión alta en el momento de saltar contra una pared o en el momento de dejarnos caer. Muchas veces moriremos por tardar una décima de segundo de más en hacer el doble salto o por caer un milímetro a un lado. No obstante, todo será cuestión de habituarse a la velocidad del juego, algo que se puede llegar a hacer y no empañará demasiado la experiencia.

Uno de mis mapas. Fácil de hacer, difícil de superar

Uno de mis mapas. Fácil de hacer, difícil de superar

Tendremos el modo “historia” con los 140 niveles ya comentado, unos cuantos logros que desbloquear y un modo que ya tuvimos en The Minotaur y que echamos de menos en Defend your Crypt: el editor de niveles.

Las posibilidades a la hora de crear niveles son casi ilimitadas: tendremos a nuestra disposición todos los elementos del juego, tres tamaños de mapa y la posibilidad de compartirlos con toda la comunidad. Es decir, si alguien logra acabar todos los niveles del modo principal con la máxima puntuación (para mi será un héroe atemporal) aun podrá encontrar nuevos mapas creados por otros jugadores, que supongan verdaderos retos. La comunidad funciona bien; cargar y descargar los mapas se hace sin dificultad pero con una condición: si queremos subir un mapa, tendremos que ser capaces de completarlo nosotros mismos previamente. Yo he llegado a morir 100 veces antes de ser capaz de completar una de mis creaciones.

Que tenga éxito dependerá de la actividad de la comunidad, pero de momento debo decir que durante la beta ha habido bastante movimiento y muy interesante: ya he encontrado mapas que yo considero como “imposibles”, obras de genios del mal con mucha habilidad. Además, los niveles que creemos serán descargables desde las tres plataformas en que aparecerá el juego: WiiU, DS y Steam, algo que nos ofrecerá la posibilidad de tener acceso muchos más mapas y de que los nuestros lleguen a más gente. Todo un acierto.

league-of-evil-5

Una cosa muy buena de esta desarrolladora es el abundante contacto que mantiene con su público, manteniéndose muy activa en twitter y atendiendo sugerencias de los jugadores para intentar mejorar cosas, como una pequeña mejora que hicieron en el editor de niveles hace pocos días. Además si alguien quiere aportar su granito de arena, se puede contribuir con la traducción del videojuego a otros idiomas en su página web.

Conclusiones. League of Evil es el paso definitivo de Ratalaika Games para entrar en Steam. Un producto más redondo que sus anteriores, frenético, con un buen acabado técnico, con un numero enorme de niveles bien diseñados, que supondrán un reto hasta para los más expertos en plataformas, y con un editor de niveles que  aumentará enormemente la vida del videojuego. Por menos de 5€ y con una demo disponible para los que duden, se convierte en una de las mejores opciones del año dentro del catálogo nacional.

NOTA: Hasta el día 1 de Noviembre el juego tendrá un descuento del 25%. Yo no me lo pensaría. Podéis encontrar la oferta aquí

GDejota

Autor

GDejota

Proyecto de filólogo entre otras muchas cosas. Aficionado al cine, videojuegos y literatura. Amante de Zelda y Okami

A continuación

Relacionado Entradas

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies